Ir al contenido principal

Adivinos De Nubes


Esta noche me sentí como si hubiese estado dentro de un cuento… Como si yo misma hubiese sido parte de una historia mágica en la que la que las hadas y los alquimistas revelaron a través de un caleidoscopio las imágenes que hablaron sobre los “Adivinos de Nubes”… Personajes fantasmagóricos que llegan a irrumpir entre la gente del mundo real, para contar increíbles historias que han sobrevivido a través tiempo y en las que elementos como el agua, el fuego y la luna llevan a evocar el origen mismo de la vida sobre la tierra.

Studio Festi, es el nombre de la compañía italiana que presentó hoy este espectáculo, en el marco del último día de actividades del 2do Festival Internacional Chihuahua, Encuentro con la Cultura y aunque el evento estaba previsto para el día de ayer, las lluvia y el fuerte viento que se desataron casi a la hora en que el espectáculo empezaría, impidieron que se cancelara y se reprogramara para el día de hoy.

Desde que la gente comenzó a llegar la tarde de hoy al Centro Cívico Paso del Norte (lugar donde fue el evento), se respiraba un ambiente de gran expectativa acerca de lo que sería Adivinos de Nubes”… Para empezar, en la explanada del lugar estaba vacía, no había ningún escenario montado, ni varales de luces, tampoco estaban ya las gradas de metal o las sillas de plástico que se colocaron a todo lo largo y ancho de la explanada para los diferentes conciertos de ópera, rock o jazz que se presentaron durante la semana y media que duró el Festival.

Todavía sin saber bien a ciencia cierta que podía esperarse en esta última noche del festival, en cuanto abrieron las puertas, la gente comenzó a sentarse en el suelo, cubriendo por completo los escalones de cemento que bordeaban la explanada principal. Faltaban todavía casi 2 horas para el espectáculo, pero sin importar eso todos permanecieron cuidando su lugar, porque nadie quería perderse el espectáculo.

Ya estaba oscuro y en el cielo había una luna llena hermosísima, que en conjunción con las pocas nubes de tono rosado parecieron confabularse para reunir en esa noche las condiciones propicias para que poco después de las 8 de la noche, a la par que una voz comenzó a narrar una historia increíble, sobre la fachada principal del Teatro Cívico (aún sin terminar de construir) comenzaron a proyectarse imágenes impresionantes, parecidas a los cuadros de los grandes artistas del renacimiento, paisajes que retrataban la cotidianidad de las ciudades italianas en otro espacio y tiempo tal y como si hubiesen sido sacadas de un libro antiguo de la época en que todo el conocimiento opuesto a lo tradicionalista estaba prohibido y era celosamente resguardado en bóvedas y bibliotecas clandestinas.

Pero eso representó sólo el principio de “Adivinos de Nubes”, pues aún estaba la gente embelezada observando las diferentes figuras sobre la pared, cuando de pronto apareció una burbuja gigante y luminosa, que conforme se fue acercando reveló que en su interior estaba una mujer que como una bailarina de ballet clásico, parecía girar y realizar sutiles movimientos a la par que la burbuja iba avanzando por entre la gente.

Luego siguieron otros 5 personajes femeninos que ataviadas por unos vestidos similares a los que usaba la realeza en las cortes europeas de la época renacentista, con la diferencia de que ellas sobresalían del suelo a casi 2 metros de altura, danzaron en forma circular sobre la explanada al compás de la música y cubriendo sus rostros con máscaras de apariencia fantasmal, similares a las que se utilizan en el Carnaval de Venecia, para luego dar paso al otro extremo de la explanada a un grupo de bailarines que presentaron un performance con fuego y la atención fue desviada nuevamente hacia la parte central del escenario, para presenciar las diversas figuras que se reflejaron a través de una fuente de agua, la danza de otro grupo de bailarinas que parecían hadas nocturnas iluminando la noche... Y el cierre… Lo más impactante y espectacular… Una chica suspendida por un globo inmenso y luminoso que parecía un lienzo en el que estaba plasmado el rostro de lo que parecía una divinidad masculina griega, que durante todo el trayecto sostuvo el cuerpo de la chica, para que esta pudiese sobrevolar con su vestido dorado por encima de todos los asistentes, realizando acrobacias durante algunos minutos para luego descender casi al nivel de todos nosotros (los mortales), elevarse nuevamente y desde las alturas extraer de una pequeña bolsita puñados de polvo dorado que a la luz de los reflectores se volvió mágico y se esparció para causar el asombro de los niños que no dejaban de observar embelesados a esa hada de hermosa vestidura y a los adultos, en su mundo realista, creer por lo menos en ese instante que la magia puede ser real.

Sería inútil tratar de describir con palabras todo lo que he visto y experimentado en esta noche, sólo puedo decir que en esta última semana en la que en particular mis pensamientos han estado girando en torno a historias mágicas (luego regreso a contarles en que termina la historia del Centauro), no no quiero hacer más extensa la explicación sobre “Adivinos de Nubes” y prefiero expresar a modo de conclusión que si alguna vez, en la ciudad o país donde cada uno de los que con frecuencia leen este blog llega a presentarse el espectáculo de Studio Festi”, no duden en acudir, pues además de que es un show que difícilmente podrán volver a ver en otra ocasión, es una posibilidad de presenciar algo diferente a todo lo que conocemos y en la que no hace falta más que echar a volar la imaginación y levantar los ojos hacia el cielo para descubrir un mundo mágico y maravilloso que sin importar si crees o no en la fantasía, te será difícil olvidar.

¿Quieres conocer en imágenes más de este mundo mágico?...
Aquí las fotos tomadas por Álvaro Ávila, reportero gráfico de "El Diario de Juárez"



Comentarios

Hola! Pues estarè atento si alguna vez vienen a la capirucha, deveras que luego hay espectaculos por allí que te hacen sentir como niño otra vez, como si el mundo se transmutara, y las leyes de la física dieran el paso a la magia.

Saludotes, te mando un abrazo :)