Ir al contenido principal

Viernes, Noviembre y La Oreja de Van Gogh


Son casi las 3 de la mañana y aún no me he ido a dormir, allá afuera hace un poco de viento (muy frío por cierto) y hará apenas como un par de horas que llegué a mi casa después de haber ido al concierto de La Oreja de Van Gogh.

El día transcurrió muy rápido, y estuve de muy buen ánimo durante todo el día (yo creo que eso se debió en parte a que yo de verdad "moría de ganas" de ir al concierto), desde la mañana me arreglé y me puse "Guapa" (como el nombre del Tour y del disco de "La Oreja"), y bueno, ya hablando en serio tenía ganas de maquillarme y salir arreglada de mi casa, no sé, si a todas las mujeres nos pase, pero a mi en lo particular hay veces en que me gustaría verme o sentirme "bonita" no en el sentido de que yo sea una chica guapísima, (porque no lo soy), la verdad yo me considero una chica de lo más normal, que cuando se arregla se ve bien, y no sé, es algo muy curioso, supongo que como a todas las mujeres hay días en que siento esa necesidad de sentirme más femenina o percibirme un poquito diferente a como me reflejo en el espejo todos los días, y hoy fue una de esas veces.

Al concierto nos fuimos ya un poco tarde, porque como todas las chavas con las que iba a ir salen a las 7 de la tarde, acordamos de vernos en la oficina de Avanza Diseño (la agencia de publicidad donde yo trabajo).

Desde en la tarde había mucho tráfico y como 3 de nosotras teníamos que cruzar el puente a El Paso, Tx. caminando, a pesar de eso y del intenso tráfico que había ya cuando íbamos por el lado de E.U.A y rumbo al Coliseo (lugar donde fue el concierto), llegamos barridas cuando el grupo recién estaba empezando a cantar.

La verdad disfruté mucho la presentación de LODVG, cantaron padrísimo, de las 6 chavas que fuimos sólo Fabiola y yo éramos las más fanáticas y las únicas dos que se sabían todas las canciones; durante todo el concierto nos la pasamos de pie a cante y cante, mientras que las otras chavas sólo nos veían con cara de risa como diciendo: "Estas dos locas apenas se juntaron"... Y cotorreando porque Irene dijo que Amaia (la vocalista del grupo) había salido "Muy Fachosa" a cantar, y yo le dije: "¿Qué prefieres?: Una vocalista bien vestida y que no cante, o una vocalista "Fachosa" y que cante bien?", eso es lo que importa ¿no?

A mi la verdad no se me hizo "Fachosa" o será que Amaia, al igual que los otros chavos que integran el grupo siempre se visten de lo más normal, con jeans y tenis, playeras como las que todo mundo usa a diario y en este caso, Amaia salió al escenario con unos jeans de mezclilla y una playera muy padre de la selección de Brasil, el cabello lo llevaba suelto y totalmente lacio y ya no tan rubio, casi, casi amarillo (como lo usó en todas las fotos promocionales de este último disco) y sospecho que como lo llevaba anoche ahora si era su color natural, detalle que me agradó porque siento que ella es una chica muy auténtica y aparte de que no necesita mucho de esas cosas, así se ve mucho más bonita.

Para mi se veía bien, porque apesar de la sencillez de su atuendo si iba maquillada y mi no me pareció que se viera mal; porque creo que al igual que los otros 4 chavos, el concepto que caracteriza a LODVG radica en la calidad de la propuesta que ellos ofrecen, puesto que son un grupo que vende millones de discos por la originalidad de su música y no de su imagen.

Mi amiga Claudia tuvo mucha razón en decir que fue un concierto muy fresa, porque la mayoría del público asistente estaba conformado por chavos jóvenes y parejas medio "fresitas", y no es para menos, no hay que olvidar que LODVG es actualmente uno de los grupos más representativos del pop contemporáneo.

Durante las casi 2 horas que duró el concierto, cantaron canciones de los discos pasados y varias del nuevo, y algunos de los detalles más rescatables de la noche fueron que por ejemplo durante la primer parte del concierto a Amaia, cuando estaba cantando una de las canciones nuevas, se le olvidó la letra, pero casi nadie lo notó porque la gente estaba cantando con ella, y cuando pasó eso, el público siguió cantando la parte que se le había olvidado, lo cual provocó una sonrisa espontánea por parte de ella, que luego de reflejar en su rostro una expresión de: ¡Wow se la saben!... retomó su parte y siguió cantando.

También me llamó mucho la atención que aunque el grupo hasta donde yo sé nunca se ha presentado con coristas como parte del show, en varias de las canciones que lo lleva, era la misma gente la que le hacía coro (un detalle que a ella le encantó y podría decirse que hasta le divirtió). Eso, sin dejar de mencionar también la total "complicidad" que proyectan todos en el escenario, porque en verdad se percibe que todos se llevan muy bien, en especial Amaia y Xabi (que se nota a leguas es "El Cerebro" detrás del grupo).
Álvaro, desde que lo vi en el DVD que se incluye en el disco de "Guapa", me dio la impresión de que es un chavo muy bromista, algo muy similar a Pablo y por lo mismo supongo que ellos dos se han de divertir bastante; mientras que Haritz, desde siempre no sé porque, pero siento que es un chavo muy práctico y simple, que al mismo tiempo es muy noble también.

Me gustó mucho el concierto, lo disfruté mucho, cantaron varias de las canciones que a mi me gustan, pero definitivamente si tuviera que elegir una, me quedaría con "El 28", (que para esta presentación la hicieron en una versión acústica muy hermosa y que para nada tuvo que ver con la versión original) y fue la rola con la que yo me hice fan de ellos hace ya varios años atrás, cuando en México todavía ni eran famosos y de pura casualidad me tocó verlos en un programa especial de navidad de Tv Azteca... Luego fue todo un rollo conseguir el primer disco (hasta lo tuve que comprar en un catálogo de "Columbia House"), y aunque ya las cosas fueron diferentes después del 2do. disco "El Viaje de Copperpot" (que es el que todo mundo recuerda por canciones como "Cuídate", "La Playa" y "París), LODVG además de ser un grupo que me conquistó por la temática de sus letras y la originalidad de su música, pienso que siempre le voy a tener un cariño muy especial porque fue uno de los elementos que solidificaron los lazos de amistad con Eli -a pesar de existir un océano de por medio- ¡Saludos hasta Valencia, España!!!

Así es como puedo resumir este Viernes de Noviembre y La Oreja de Van Gogh... Junto al recuerdo de viajar de regreso a casa en silencio y sobre el asiento trasero de un auto (que no era el mío); me quedo con los sonidos de un CD en vivo que no dejó de sonar durante todo el trayecto y con las imágenes tan características y luminosas de una ciudad como El Paso, Tx. y que se revelan desde el exterior del cristal de una ventanilla, al a travesar
por el Freeway con nostalgia y durante la madrugada como muchas veces y en otro tiempo lo hice con otra persona que esa noche también estaba bajo el mismo cielo de esa misma ciudad, pero tal vez en un punto o lugar opuesto y quizá a muchos kilómetros de distancia del lugar a donde me dirigía yo.

Antes de dormir no puedo evitar pensar en que lo mejor es recordar sin tristeza, en que me siento cansada (y no es para menos, puesto que ha sido un día intenso), y mientras otro fin de semana comienza, cierro los ojos hasta que el sueño difumina la idea de que sin importar si pasará mucho tiempo antes volver a ver a los chavos de LODVG, si es o no el último concierto de la temporada 2006, tan sólo por eso habrá sido un buen cierre y la espera valdrá otra vez la pena.

Comentarios

Sherezada dijo…
wow, esos autografos se ven geniales, que bonito recuerdo. Saludos! :)