Ir al contenido principal

Día 1: Buñuelos y ¿Fin de las Vacaciones?

Así se veía desde mi ventana la Cd. de El Paso, Tx. el día de hoy.

Inicio de año e inicio de semana (hasta parece hecho a propósito) y aunque el día comenzó medio "grinch" en el sentido de que allá afuera el cielo estuvo gris y con viento más o menos fuerte y frío, yo no lo sentí tanto porque no salí para nada de la casa y aún así las horas se fueron diluyendo rápido porque hoy a mi madre le dio por ponerse a hacer buñuelos (y obvio que le tuvimos que ayudar).

La verdad no me gustan los días de Enero... Siento que en general son muy aburridos, porque como terminan las fiestas y todo vuelve a la normalidad, siento que durante la primer semana del año el ritmo de la vida y todo en general es demasiado lento.

De no ser por la fecha, este día podría haberse catalogado como un Lunes rutinario, tal cual son los días de entresemana.

Buñuelos caseros... ¿alguien gusta?

Conclusión: No pasó nada relevante, y lo único rescatable fue la convivencia familiar mientras hacíamos los buñuelos (que de 2 ó 3 años a la fecha) no sé porque, durante las fiestas, a veces me da miedo pensar en que podrían ser de los últimos años en que tenga oportunidad de estar con mi familia (y en particular con mis papás) en estas fechas... Y aunque trato de no darle importancia a eso, es un pensamiento que cada año ronda mi mente con más insistencia, pero ojalá sea sólo un "alucine" mío sin importancia y propio de la época.

También es probable que hoy haya sido mi último día de vacaciones, mañana estoy citada (al igual que mis compañeros) para estar a primera hora en la agencia de publicidad, en una junta donde se definirá si cada uno de nosotros continúa en su empleo o la empresa finalmente nos va a liquidar.

Me siento muy confusa respecto a eso, porque aunque me gusta mucho mi trabajo y siento gran cariño por la empresa, en el fondo sé que mi ciclo ahí ha llegado ya a un límite y a parte, buscar un nuevo empleo sería bueno para mi, puesto que estar en la agencia representa también mantener abierta la única posibilidad de contacto que hay con una persona a la cual me duele y me intranquiliza muchísimo cada vez que por cuestión indirecta de trabajo sea muy probable tenga que tratar y ver.

El primer día del 2007 ha terminado y para mi ha sido un día como cualquier otro. Por las condiciones, tanto climáticas como circunstanciales, parece que Enero pinta para ser un mes incierto, de búsquedas, de esperar resultados y eso la verdad como que no me agrada mucho que digamos... Ojalá me equivoque en el pronóstico "premoniorio".

Por lo pronto mañana ya no me podré levantar tarde (¡snif!) y habrá que esperar todavía unas horas para ver que decide el destino acerca de si me quedo o no trabajando en el mismo lugar.

¡Hasta Mañana!

Comentarios

Renoreins dijo…
Y luego??
Que pasó pues con la cita en la chamba?

Pos a ver que pasa, pero de una cosa estoy seguro, si te vas o te quedas depende de ti que tan bien te pueda ir, así que a echarle ganas!

Este... yo si quiero buñuelos, con esta nievesita que cayó se antona uno con cafesito weboneando en la casa jeje.
Esperemos que todo salga bien Martha, desde aqui te deseo lo mejor para este año que empieza. Dejame comentarte que te agradezco tus comentarios del otro dìa, ya no perderè contacto contigo, y pues desde aqui te apoyo en todo lo que necesites, OK? Saludos desde el DF :)