Ir al contenido principal

Posibilidades de Cambio

Un día nada más para que termine el mes... Miércoles, en plena mitad de semana que me indica que el tiempo se está pasando demasiado rápido y al igual que hace dos semanas me pasa otra vez que decido “posponer” la publicación del post que tenía planeado para este día porque siento que es mucho más grande mi necesidad de hablar un poquito acerca de cómo han ido las cosas en los últimos días, justo cuando está a punto de comenzar ya el tercer mes de este 2007… Algo que me impresiona demasiado.

Para empezar, el Domingo, (que fue día de mi cumpleaños) lo pasé de una forma diferente, la verdad a mi nunca me ha gustado celebrar esa fecha, de hecho me emocionan más los cumpleaños de mis amigas o personas a mi cercanas, y pues bueno, yo pensaba que ese día sería de lo más normal para mi, que lo pasaría en casa, pero de última hora me invitaron a casa de Vicky Naranjos, una amiga que hizo una especie de convivencia-reunión para ver en la tele la ceremonia de entrega de los “Oscares”.

La verdad me latió la idea, porque a pesar no nos vemos muy seguido, nos conocemos de hace tiempo, ella es amiga de Irene, mi jefa desde hace muchos años y trabajó un tiempo en la agencia y desde entonces puedo decir que nos llevamos bien. Cuando coincidimos en las reuniones siempre platicamos -y aunque como dije ya- no nos vemos con frecuencia, siempre nos mantenemos en contacto, ya sea por el Messenger o comentamos cosas por correo, pero el contacto siempre se ha mantenido, ella me incluye siempre en su lista de amigos cuando organiza alguna reunión o para su fiesta de cumpleaños y pues el aprecio es recíproco.
Algo que debo comentar, es que Vicky tiene fama de ser muy buena anfitriona, por ejemplo, en esta ocasión y para estar a tono con el tema de la fiesta, compró servilletas que decían “Hollywood”, los platos para servirte los canapés eran de color dorado y en el centro de mesa había un adorno con estrellas simulando la meca del cine.

También había papeletas impresas con cada una de las categorías que se premiaron durante la ceremonia de los Oscares y que enseguida tenían una línea en blanco para que hicieras tus “predicciones” acerca de quien ganaría. E incluso tenía una botella de champagne para brindar por el triunfo de Alejandro González Iñárritu, que todos estábamos seguros sería el gran triunfador de la noche, pero bueno, eso en particular fue de risa loca, porque cuando vimos que el Oscar a la mejor película se lo otorgaron a Martin Scorsese, todos empezaron a gritar: “¡Voto por voto, casilla por casilla!” y el brindis por el triunfo, se convirtió en el trago para ahogar la decepción…

La verdad fue una velada muy agradable, me la pasé muy padre, fue un cumple diferente, mis papás me regalaron el libro de Soraya… Que ¡Wow!, fue el mejor regalo que pude haber recibido en ese día, tomando en cuenta que desde Diciembre yo lo quería y no lo había podido conseguir, y pues ya vendré a hablar en los siguientes días acerca de eso, porque está impresionante, desgarrador, muy inspirador… La verdad no lo he soltado desde el Domingo que me lo regalaron, y ya contaré al respecto en un post aparte.
En resumen la pasé muy bien y puedo decir que lo único que de verdad me gusta de esta fecha es que es justo en este día cuando puedo saber quiénes son realmente mis amigos y sobre todo, quiénes son las personas en las que he sembrado algo positivo o represento algo en su vida. Eso es lo único padre de cumplir años para mi.

Eso es algo que necesitaba comentar y por otro lado, mañana también es el último día que la agencia de publicidad estará en la oficina. A partir del Jueves o Viernes (según como avance la mudanza), estaremos ya en la nueva oficina –suponemos que será de forma provisional- en la parte baja de la casa de mi jefa, pero lo difícil es que eso no sólo implica una nueva etapa de la empresa en la cual he trabajado durante casi 9 años, sino que varios de mis compañeros ya no van a formar parte del equipo.
Desconozco por completo que será lo que nos espera en esta nueva aventura, pero curiosamente no tengo miedo, porque quizá confío demasiado en que lograremos salir adelante y que vendrán cosas buenas, tal como ya ha pasado en otros años y en otros ciclos de la empresa.

También algo que no había comentado es que este fin de semana voy a ir a ver la posibilidad de integrarme a un coro de una iglesia para seguir practicando la guitarra, tengo muchas ganas de ya aprender bien y tocar todas esas canciones que me fascinan (y terminar una que hace tiempo comencé a escribir)… Pero bueno, haber que sucede después de que hable con la persona que dirige el coro.

Por último, y ya para cerrar el post, quiero comentar que el día de hoy una de mis mejores amigas (Diana) me mandó un correo proponiéndome una idea que me sorprendió, porque era algo que yo había estado pensando en los últimos días y que está relacionado con la posibilidad de que unir esfuerzos para independizarnos e irnos a vivir juntas a mi casa (la casa que compré y aún no he podido habitar). Nos reunimos hoy en la tarde, estuvimos platicando, analizando un poco los pros y los contras y aunque la idea no me parece nada descabellada, estoy conciente (y ella también) de que las cosas no son tan fáciles, pero... ¿Qué cosa en esta vida es segura y no implica riesgo?...

Aparte, lo que me anima es que Diana es una de mis mejores amigas, la conozco desde hace muchísimos años ya, es alguien de toda mi confianza y pues yo creo que aunque de momento es sólo un proyecto, si nos ponemos las pilas y organizamos bien todo el show, valdría la pena el riesgo. No sé que vaya a pasar, pero si Dios dice “Sí”, y las cosas se dan, me encantaría que fuera una oportunidad para convivir con ella y que sirviera para que nuestra amistad se afianzara aún más… Ojalá si.

Hoy por lo pronto, le planteé la posibilidad a mis papás, y como que a mi mamá no le agradó mucho la idea de que me vaya de casa, pero supongo que si se llega a dar, como siempre me va a apoyar en cualquier decisión que yo decida elegir.

En concreto, esas son las posibilidades de cambio que se están presentando en mi vida en este momento, parece que vienen muchas cosas, y pues lo único que pienso cuando caigo en la cuenta de eso es que quiero vivir cada cosa que esté por venir con los sentidos muy abiertos y con toda intensidad.

Haber que pasa y ya vendré a contar después como se vayan dando las cosas…


Por lo pronto es todo y me despido, ¡buena mitad de semana!

Comentarios

Renoreins dijo…
Ahhh pos felicidades y que bueno que lo pasaste agusto!!