Ir al contenido principal

Reconocer La Abundancia

... Enero se fue, y no sé si llevándose consigo todos esos matices de días lluviosos, madrugadas con nieve, inicios de semana con viento, noches frías y horizontes plagados a veces de niebla, de nubes grises, de sol brillante y también de un permanente sentimiento de incertidumbre... Porque nadie sabía en realidad como iban a terminar las cosas al final del día...

Respecto a mi, sólo puedo decir que al igual que el clima, las cosas no han sido muy distintas. Durante estos últimos 31 días he tenido días muy buenos, otros que no lo han sido tanto, pero a pesar de todo eso, como siempre sigo aquí, y supongo que si así sucede es por algo.

Al momento de escribir esto, Febrero ya está aquí, y no sé si vendrá como en otros años con sus ráfagas de viento... Por mi parte, tampoco sé lo que me depara el futuro para los siguientes meses que se avecinan, pero no quiero pensar mucho en ello, tan sólo sé que no quiero ya desperdiciar más tiempo, quiero hacer un montón de cosas, y en mi vida, así como también en el blog, quizá lo que necesito es dejar de hablar y pensar tanto en mi, para centrar mi atención, mi corazón y mis sentimientos en otras historias diferentes.

El futuro se percibe incierto, pero yo quiero afrontarlo con toda mi esperanza y mis ganas de vivir, teniendo muy en cuenta cosas como las que dice el texto de esta reflexión que me enviaron hace tiempo y que hoy elegí compartirles al final de este post, puesto que considero puede ser una buena herramienta para sobrevivir a "los días grises".

Ojalá que así sea y que para mi, al igual que para todos ustedes, estén reservados más días soleados y con colores brillantes que los opacos y tristes.

**********************************************************************
RECONOCER LA ABUNDANCIA

Es verdad que no podemos negar los sufrimientos de la vida. Eso es perjudicial para la salud, tanto la física como la emocional. Pero igualmente importante es lo siguiente: ¡No podemos negar la abundancia que hay en nuestra vida!

Te recomiendo que escribas para ti un "Libro de la Abundancia". Cada noche, antes de acostarte, anota por lo menos cincuenta cosas maravillosas que te hayan ocurrido ese día.

¡Vamos! ¿Cincuenta cosas? "¡Si difícilmente logro encontrar tres!", -dirán algunos-
Es obvio que no te has fijado en las bendiciones y bienes de tu vida.

La finalidad de este ejercicio es ayudarte a hacerlo. He aquí algunas de las cosas que podrías anotar:

- Esta mañana arrancó el automóvil.
- Soy capaz de caminar.
- Tengo salud,
- Mis dientes estan sanos,
- Tengo una casa donde vivir,
- Tengo alimentos para comer.
- Alguien me hizo un elogio.
- Hoy mis hijos no se metieron en ningún lío.
- Sentí el calor del sol en la cara.
- Hablé con una de mis mejores amigas.
- Las flores están comenzando a abrirse.
- Tengo agua caliente para ducharme.
- Estoy respirando.
- Salió el sol.
- Tengo un trabajo.
- Tengo ropa suficiente,
- Tengo una maravillosa familia.
- No estoy solo.
- Alguien muy especial me ama.
- Tengo una cama donde dormir.
- Mis necesidades están cubiertas.
- Puedo valerme por mi mismo.
- Estoy vivo.
- Yo soy muy especial para alguien.
- Soy capaz de resolver mis problemas.
- Puedo ayudar a mis hijos.
- Tengo inteligencia.
- Mi espíritu me ayuda cada día.
- Dios me cuida siempre.
- Mi madre me quiere y se preocupa por mi.
- Mi familia es amorosa,
- Soy muy feliz
- Tengo alegría en mi vida
- El aire que respiro me hace bien

Las cosas que anotes en tu Libro de la Abundancia no tienen por que ser brillantes y sensacionales.
En realidad es mejor que no lo sean. Ten siempre presente que si solo nos fijamos en las cosas brillantes y sensacionales, gran parte de nuestra vida parecerá triste, y eso desde luego no es cierto.

Respirar, por ejemplo, es algo increíble, realmente extraordinario. Al principio, encontrar esas 50 cosas que agradecer te va a llevar mucho tiempo, muchísimo tiempo.

Pero muy pronto las cosas buenas van a llover sobre el papel, porque te pasarás gran parte del día buscando las bendiciones de tu vida para poder tener cosas nuevas que añadir a tu "Libro de la Abundancia" cada noche. ¡Y las encontrarás!
Los beneficios son evidentes...

Cuando empieces a buscar las cosas buenas, inmediatamente dejarás de fijarte en las malas, y te sentirás feliz, una persona muy afortunada. Si logras adquirir el hábito de fijarte en la abundancia, tu vida se transformará en ABUNDANTE... ¡Por Siempre!

¡SE FELIZ CON TODO LO QUE DIOS TE REGALA!!!


¡VALORA TODO LO QUE TIENES HOY EN TU VIDA!!


UN SALUDO DE LUZ, CON AMOR

Comentarios

Renoreins dijo…
Hace poquito me acordaba del memorandum de Dios, se parece un poco a esto que comentas sobre reconocer la abundancia, cuando me siento fregado de plano, trato de contar mis bienes.