Ir al contenido principal

Caballo de Troya III: Saidan


"Es vital -imprescindible -diría yo- conocer la infancia y la juventud del Hijo del Hombre para aproximarse a su verdad. Es esencial el acceso a los años que precedieron a su llamada "vida pública" para, cuando menos, intuir sus propósitos y, así hacer encajar las piezas de su compleja, agitada y siempre fascinante etapa de predicación. Sólo así, con esa maravillosa información entre nuestras manos, podremos valorar con cierta equidad el irrepetible paso del Hijo de Dios sobre la tierra"...

La última vez que supimos de El Mayor y su amigo Eliseo, ambos se encontraban a bordo de "La Cuna", a punto de enfrascarse en una nueva aventura, luego de haber decidido "alargar" por su propia cuenta el Segundo Gran Viaje, todo con la finalidad de averiguar ¿que sucedió en realidad durante la vida pública de Jesús de Nazareth?

Justo ahí, en la parte más interesante del relato, se interrumpe El Diario de El Mayor, dejando además de la curiosidad por saber ¿qué pasó?, 8 renglones, que integran un "criptograma": un juego de palabras en clave, -que desde el primer libro- El Mayor usó no sólo para poner a prueba al periodista J.J Benitez, sino para proteger de manos extrañas "El Diario" en el que cuenta todo lo que hemos conocido hasta ahora de esta maravillosa aventura.

En esta tercera parte, El Mayor vuelve a hacer uso de este método, una vez más como medida de seguridad para proteger que tan valiosa información caiga en manos equivocadas (como pudiera ser la CIA o el servicio de inteligencia Israelí), que ya desde el primer libro, perseguía muy de cerca a J.J. Benitez para apoderarse del diario, intuyendo el gran valor que encierra ese testimonio histórico.

Así, la primer parte del libro, narra todas la peripecias que J.J. Benitez realiza con el propósito de descifrar las pistas que hay tras el criptograma y representan la clave de acceso a la siguiente parte que continúa con el relato del gran viaje a la época de Jesús; y que lo llevan a viajar a Tierra Santa para visitar la biblioteca de Jerusalén, la de Israel, además de un museo en busca de pistas que al principio no arrojan ningún resultado, pero que lo llevan a vivir una aventura muy estresante en el parque nacional de Tell-Azor (una colina en la cual se encuentran las ruinas de una ciudad fortaleza), en la que el osado periodista, impulsado por su instinto decide entrar a un túnel ubicado en ese lugar para inspeccionar algo que pueda llevarlo a descifrar el criptograma.

Al entrar al túnel, y a medida que la oscuridad se hace más densa, en el fondo de esa cavidad, la humedad y el frío comienzan a acrecentarse, al punto de que de pronto un ruido extraño pone en duda la decisión de arriesgarse o no a seguir descendiendo por las escaleras que conducen al fondo de ese lugar.

Aún con miedo, armado sólo con un mechero y cargando el equipo fotográfico, J.J Benitez llega hasta una valla de madera podrida que resguarda al otro lado una piscina o cisterna llena de agua verdosa y estancada... Y es aquí donde comienza lo emocionante, puesto que mientras el investigador permanece en ese punto, inspeccionando el entorno, de pronto provoca que dentro del agua, una ola, provocada por "algo" en el interior, acrecente más su miedo...

Pero pensando (o mejor dicho: intentando "creer" o "auto-convencerse") de que no puede haber nada extraño ni vivo en una cisterna, se confía y decide arriesgarse a averiguar si más allá existe alguna pista, subiendo por los peldaños de basalto deteriorados para cruzar al otro lado de la cisterna; pero la escasa luz del mechero iluminando el túnel, revelan de nuevo un burbujeo en el interior de las aguas negras, confirmando así que en ese sitio habita "algo" o "alguien"...

Luego de unos minutos de incertidumbre, ese "algo" comienza a moverse y su primer contacto con el periodista se da de una manera agresiva... J.J. Benitez, sin saber ¿qué cosa es la que lo ataca?, casi paralizado por el miedo, se defiende con las pocas cosas que tiene a su alcance: la mochila con el equipo fotográfico, unos fósforos (o cerillos) y su libreta de apuntes...

No voy a revelar que es exactamente "esa cosa" que lo ataca, pero sólo puedo decirles que esa parte del libro es una de las más emocionantes y estresantes a la vez...

Tampoco voy a platicarles como es que J.J. Benitez descifra el criptograma (eso sería "robarles" el encanto y la emoción que se experimentan al leer el libro); pero sólo puedo decirles que al tener por fin en sus manos los folios que dan continuidad al diario de El Mayor, J.J. Benitez, en su "audacia" por proteger ese valioso legado y distraer la atención de sus perseguidores de sus verdaderos planes, toma la osada decisión de "robarse" el cartucho con el pergamino No. 15 del Museo de Medicina Antigua de Israel, y así poder sacar de ese país sin levantar sospechas y sobre todo: sin ser interceptados, los 3,000 folios que constituyen la segunda parte del diario de El Mayor.

Evidentemente lo logra, pero resulta muy desesperante como lector del libro, experimentar también la misma tensión que acompaña a J.J. Benitez hasta el último minuto cuando está a punto de escapar fingiendo toda la serenidad del mundo en pleno aeropuerto... Tal y como si fuese uno mismo quien al tener tan valioso legado en las manos, tuviese también la enorme responsabilidad de "sacarlo" de Israel, burlando al servicio de inteligencia, y teniendo además la incertidumbre de ser "apresado" en cualquier momento, por el robo intencionado de un tesoro de valor incalculable del Museo de Medicina Antigua de Israel.

Lograr semejante hazaña y salir bien librado de eso, no exhonera al periodista de que las autoridades le adviertan (aún ya estando en España -su país de origen-), que semejante "osadía" lo ha marcado ya de por vida ante el gobierno Israelí... Y supongo que en consecuencia él es considerado ya persona "non grata"... Sin embargo, el famoso cartucho es devuelto a su lugar de origen y de una manera muy inteligente y peculiar...

Me encantaría contarles más y sobre todo comenzar de lleno con el relato de lo que revela esta parte que estamos a punto de conocer de El Diario de El Mayor... Pero el post me ha salido ya muy largo, y aunque yo no quería, tendré también que dividir en 2 el resumen de Caballo de Troya III: Saidan....

Continuará...

Comentarios

alejandra dijo…
No cabe duda que "El Caballo de Troya" es un libro muy valioso y rico en contenido, pero sobre todo muuuuuuuy interesante.

Que tengas linda semana!!!

Saluditos!