Ir al contenido principal

Actualización Personal

Desde el Viernes o Sábado tenía ganas de escribir en el diario, pero no pude hacerlo porque estuve trabajando todos estos días en un guión que me encargaron.

No me acuerdo si fue aquí en el blogger o en algún escrito del diario, que comenté que gracias a Vicky Naranjos, (una friend, ex compañera de trabajo de la revista y ahora colega “blogger”) me hicieron una prueba para ver si me integraba en una agencia que tiene muchos años aquí en Juárez y su fuerte son las producciones de tele, radio y animaciones.

Pues bueno, las cosas han salido muy bien hasta ahora, la prueba que hice al parecer les gustó mucho y a pesar de que ya había pasado poco más de 1 mes y yo pensaba que ya se habían olvidado de mi, la semana pasada se pusieron en contacto conmigo de nuevo, me comentaron de otro proyecto distinto al de la prueba y me pidieron un guión del cual no puedo comentar todavía nada, y sólo puedo decir que se relaciona con algo muy padre que me trae muchos recuerdos y también formó parte de la vida de muchas personas.... ¿Qué será?... Coming Soon!!!!

Hoy tuvimos la primer junta para discutirlo, y yo estaba súper nerviosa porque aparte de Vicky no conozco todavía a nadie más. En la mañana, todos los chavos que están involucrados en ese proyecto, se sentaron con mi guión en la mano y pues fue así como que medio intimidante el sentarme a la mesa con 5 personas desconocidas para esperar a que destrozaran mi guión o me dijeran que si les gustó.

Aunque la junta no fue tan larga, la verdad me fue muy bien con los comentarios, y pues ya sumarizando todo lo que ha pasado, siento que estos últimos días han sido muy intensos en cuanto a que he hecho muchas cosas, el tiempo se pasa muy rápido y yo siento que no hice ni la mitad de lo que tenía pendiente.

Durante el día a veces no me siento cansada, pero cuando me voy a dormir, me truena “el esqueleto rumbero” y tiene varios días ya que no me despierto a media madrugada y me tengo que quedar así porque ya no me puedo volver a dormir.

Hoy Martes, la idea era trabajar en un post medio “fumado” que estoy preparando para el blog, porque el Jueves mientras llegaba la hora de pasar por mi mamá (que está asistiendo a un curso), aproveché las 2 horas de espera para irme a la Biblioteca Central para buscar datos de un lugar con el cual me estoy "obsesionando" antes de que desaparezca por completo, pero para variar no encontré nada y en esa búsqueda mejor dí con otra información padrísima, que aunado a unas fotos antiguas que yo tengo y otras más que tomé el día de hoy, me dieron la idea para ese post que leerán en los próximos días y del que sólo les puedo adelantar que será un viaje al pasado a bordo de una “Rutera” (camión colectivo).

Pero bueno, volviendo al punto, la única intención de este escrito, era comentar un poco como pintan las cosas en estos primeros días del mes de Octubre, en el que a pesar de representar la recta final del año, siento yo que viene con varias cosas nuevas por descubrir y estoy muy contenta y animada por eso.

También quise escribir desde una perspectiva más personal porque a pesar de que es una situación pasada, ya nunca comenté ¿qué pasó con José? A grandes rasgos la historia se resume a que a pesar de que era un buen chavo (y tomé en cuenta todos los consejos que me dieron), al final decidí hacerle caso a mi voz interior porque me di cuenta que solamente “me estaba haciendo pato” y haciéndolo perder el tiempo a él también.

A principios de Septiembre, tomé la decisión de hablar con él, le expresé lo que sentía y a pesar de que al principio como que no estuvo muy de acuerdo con mi decisión y creo que hasta estuvo molesto durante algunos días conmigo, al final lo aceptó muy bien y al momento de yo escribir esto y ustedes estarlo leyendo, creo que finalmente él decidió seguir mi consejo y en este momento está intentando darse la oportunidad con una chava que estoy segura si le va a corresponder como él se merece.

Me da gusto por él, pero si volteo el reflector hacia mi, me siento tranquila, sé que hice lo correcto, porque no podía engañarme a mi misma y aunque trato de no pensar mucho en ese aspecto de mi vida, tampoco puedo restarle importancia y estoy consciente de que debo trabajar en ello, porque también sé que en los últimos 2 años me he colocado nuevamente en la posición que estaba hace como 5 años atrás, en el sentido de que toda mi atención y mi esfuerzo estaban enfocadas en un 90% a la escuela y el trabajo…

No me molesta en lo absoluto eso, al contario, a veces termino muy cansada, pero estoy disfrutando mucho lo que estoy haciendo (incluído mi trabajo de siempre en la revista), pero a lo que voy es que siempre en las noches pienso en que si de plano lo que yo deseo de todo corazón que pase, Dios decide que no es lo adecuado para mi y no sucede, me encantaría de verdad saber interpretar las señales que me hagan entenderlo de una buena vez por todas y abrir mi corazón a alguien a quien pueda complementar y hacer feliz (aún con todo este paquete de defectos, virtudes, manías y sueños que soy yo).

Para poder enfocarme a eso, primero debo encontrar estabilidad en otros aspectos que son determinantes, pero sé que no debo restarle importancia a lo personal, que también es una parte muy necesaria en mi vida y debo trabajar en ello. En este momento estoy dispuesta a hacerlo porque siempre he pensado también que para que las cosas sucedan uno tiene que provocarlas. No tengo todavía muy claro que es lo que voy a hacer específicamente, como que hay sólo ideas sueltas, pero quiero alimentar ese sueño con la fe de que el “alto mando” mandará lo adecuado para mi cuando sea tiempo, y mientras yo debo prepararme para ser digna de recibirlo y ocupar el tiempo en vivir con los sentidos muy abiertos cada día que me toque vivir.

El fin de semana, veía en la tele una entrevista que le hicieron hace tiempo a “Juanga” (¡Nuestro Divo!), en la que él decía: “los seres humanos venímos a este mundo nada más a ser felices”, y su frase me ha estado resonando mucho en la cabeza desde ese día.

Pienso que eso resume todo lo que está pasando conmigo en este momento, y pues bueno, ya vendré a contar lo que pase después.

Comentarios

Mr. Magoo dijo…
Me has dejado picado, por favor no dejes de avisar cuando pongas tu post de la Rutera, yo tengo varias historias del camion, porque durante mis anios de secundaria y prepa y aun despues, fui asiduo usuario del transporte colectivo, y siempre tienen mil historias, coenctadas con nuestra ciudad y nuestra gente.

Te felicito por tus proyectos, se que te va a ir de maravilla porque tienes mucho pero mucho talento pero sobre todo porque amas lo que haces, no vives para trabajar, sino trabajas para vivir, y eso es padrisimo.

Aqui seguimos visitando.
Saludos.