Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de marzo, 2007

Reencuentro Con El Ojo de Dios.

Hacia muchos meses que no lo veía. Si no mal recuerdo, la última vez que nos vimos fue en uno de los tantos atardeceres que ya pasaron del verano... Y curiosamente fue también durante el verano del 2002 cuando lo conocí.Podría decirse que fue"amor a primera vista" y lo recuerdo todo como si hubiese sido ayer...Yo iba a bordo de un camión de transporte colectivo, y en el camino a casa nos encontramos. Él iluminó por completo todo cuanto había a mi alrededor y llenó con la calidez de sus rayos no sólo a mi, sino a todas las demás personas que en ese momento viajaban junto conmigo.A partir de ese día, todas las tardes me acompañaba. Me lo encontraba siempre a la salida del trabajo y todos los días me regalaba un cielo teñido de matices diferentes, de tonalidades intensas que iban desde el color azul claro, el rosa difuminado como un lienzo desgastado, sin olvidar el tono naranja que llegó a convertirse en mi favorito; puesto que descubrió era el mejor regalo que podía obsequiar…

"Fausto" (de Charles Gounod)

PRIMER ACTO
* Fotos: Víctor Barajas públicadas en Revista FB! / Toledo Opera Theatre.

...Cuando las piernas del telón se deslizaron, lo que había en el escenario nos hizo retroceder en el tiempo hasta la Edad Media. Época en la que en algun lugar de Alemania, y al caer la noche, el Dr. Fausto lamenta el infortunio, de que aún habiendo adquirido muchos conocimientos a lo largo de su vida, eso, de nada le sirve al tratar de desentrañar los grandes misterios de la existencia.
En un arranque de desesperación decide acabar con su vida y pretende beber una copa con veneno. Cuando está a punto de hacerlo, el eco lejano de los cantos de los campesinos que alaban a Dios y a la naturaleza lo detiene, y como un último recurso invoca a Satanás, quien acude a su llamado de inmediato y se presenta ante él como "Mefistófeles", el único capaz de poner a sus pies todo cuanto desee: riquezas, fama y poder... Sin embargo, a Fausto no le interesa nada de eso y añora una sola cosa que supera todas …

La Primer Noche de Ópera

Ilustración que se utilizó para el poster promocional y la portada de los programas de la temporada 2001-2002.
Sucedió en Marzo del 2001, era de noche mientras caminabamos por las calles de El Paso, Tx., en un intento por que nuestros pasos nos acercaran al sitio -que unos minutos antes- un policía nos confirmara era el camino correcto para llegar a donde tendría lugar la cita. Cuando llegamos ahí, ya había mucha gente, lo cual acrecentó en mi esa sensación tan extraña y al mismo tiempo tan indescriptible de "estremecimiento en el estómago", algo que experimento sólo cuando estoy nerviosa o intuyo que algo va a pasar.No lo comenté con la amiga que me acompañó en esa noche. Pero yo tenía mucha curiosidad y expectación por saber si "La Ópera", era como la pintan en las películas: Hombres vestidos de frac, con lentillas en la solapa (para colocarse ya estando en los palcos), y mujeres ataviadas en elegantísimos vestidos largos de color oscuro haciendo contraste con sus…

Pensamientos de Mitad de Semana

He pasado muchos días y semanas enteras involucrándome de lleno y totalmente enfocada a adaptarme lo más pronto posible a todos los cambios que se han presentado.Físicamente han sido días muy agotadores (primero por la mudanza de la oficina y luego porque mi madre tuvo la genial “ocurrencia” de instalar el piso de la cocina de mi casa), con todo el relajo, el “tiradero” y luego la reorganización que eso conlleva…Hoy pensaba en todas las actividades y cosas que han pasado y he vivido de un fin de semana a otro, y además de sentir como el tiempo pasa ante mi con una velocidad impresionante, me doy cuenta que en realidad las horas a veces no me alcanzan para realizar todo lo que necesito y quiero hacer; mientras que por otro lado, me pregunto ¿por qué precisamente todos estos cambios parecen estarse dando todos juntos y en un mismo momento?Esta semana, se cumplieron los primeros 14 días desde que en el trabajo nos cambiamos de oficina. Cambiaron de modo radical las circunstancias: sigo c…

Soraya: "Con Las Cuerdas Rotas"

Hacía mucho tiempo que no había deseado tanto tener algo y eso fue lo que me pasó con el libro de Soraya: "Con las Cuerdas Rotas".
Como lo comenté hace algunos meses, mi plan era que se convirtiera en mi "auto-regalo" de Navidad, pero por una cosa o por otra y a pesar de que en Diciembre lo busqué en varias librerías, no pude conseguirlo, y en cierta forma fue mejor así, puesto que de no haberse dado esas circunstancias, este libro no se hubiera convertido en el mejor regalo de cumpleaños que he recibido en mucho tiempo.El Domingo pasado, muy temprano mi mamá entró hasta mi cuarto y me despertó, para posterior a decirme "cumpleaños feliz", poner en mis manos un regalo que yo "más dormida que despierta" coloqué a un lado de la almohada, reacción que a ella no le convenció ya que insistió en que lo abriera en ese momento.Me acuerdo que de lo dormida que yo estaba, no tenía ni fuerza en las manos para romper la envoltura. Así que luego de batallar u…