Ir al contenido principal

Mañana Es El Día...


Esta es la primera vez en todo el tiempo que tiene de vida este blog, que publico algo que no es mío.

Este escrito es de El Padre Alfredo, mejor conocido como "El Ángel Eléctrico", un joven sacerdote que yo conocí por FB! y del cual ya he hablado en el blog viejito (en el post de "La Noche de La Oreja de Van Gogh y El Ángel Eléctrico").

El texto que les comparto aquí, él lo envió por correo al inicio de esta semana y me encantó, porque creo que puede una reflexión para tomar en cuenta al inicio de cada día o también podría ser como una especie de "salvavidas" del cual agarrarse, sobre todo en esos días -de los que nadie se salva- de tener el corazón un poquito apachurrado o cuando sientes que te ahogas en un vaso de agua.

Espero que lo disfruten y les guste tanto como a mi.

¡Buena Mitad de Semana!!!

*********************************************************

"MAÑANA ES EL DÍA"

Tengo muchísima expectativa por lo que sucederá mañana. Porque no sé que tan bien informado (a) estés, pero yo tengo de buena fuente:

a) Mañana dos jóvenes estarán postrados en el suelo en La Catedral de Ciudad Juárez, ofreciendo sus vidas para ser ordenados sacerdotes; para santificar y enseñar al pueblo.

b) Mañana una señora y 10 adolescentes llevarán alimentos a las familias pobres de la Colonia el Retiro.

c) Mañana regresará un hombre que no sabe construir casas pero se esforzará en apoyar la edificación de un nuevo templo, para llevar alimento a sus 3 hijos y su esposa con su sencillo sueldo.

d) Mañana seguramente podré mover mis piernas, como lo hice hoy y agradeciendo la salud seguiré moviéndolos para desplazarme en el servicio de los demás.

e) Mañana a cualquier lugar donde me encuentre podré respirar profundamente el aire que necesitan mis pulmones para estar vivo.

f) Mañana estoy seguro, que si Dios lo permite, el sol me dará el calor suficiente para no tener frío. Y habrá millones de explotaciones en el Sol que nadie podrá igualar.

g) Mañana el cielo se vestirá de rojo, al atardecer. Y abriré mis ojos a toda su capacidad y no me lo he de perder.

h) Mañana podré seguir contando con mis amigos y su cariño, y aunque físicamente cerca no estén, pensando en ellos me consolaré.

i) Mañana la tierra seguirá girando sobre su eje, y la luna obedecerá la ley natural que la rige.

j) Mañana contaré con un pan sobre mi mesa y el milagro de ser digerido por mi cuerpo se repetirá.

k) Mañana rezaré y seré escuchado. Porque el que busca, encuentra; al que toca se le abre; y el pide, recibe.

l) Mañana seré persona, mantendré mi dignidad humana: inteligencia, voluntad y libertad.

Cualquier persona podrá intentar interrumpir alguna de estas pero será imposible que obstruya todas. No he podido resistir consolar a mi pueblo con estas letras, porque ese es mi deber.

Padre José Alfredo Hinojosa Islas

P.D. Nos vemos mañana…

Comentarios

Vane dijo…
Hola amiguis, me gustó mucho éste post, sabias palabras.
Me gustaría que tengas en cuenta la parte que dice...Mañana podré seguir contando con mis amigos, y aunque físicamente cerca no estén, pensando en ellos me consolaré.

Hoy es un buen día para que veas la vida como lo dice el padre Alfredo, las cosas que hoy te duelen mañana no van a pesar tanto, eso te lo aseguro.
No estás sola Martu, sabés a donde podes ir cuando algo duela, cuando los fantasmas aparezcan sin que los llames. Mañana es un gran día, pero hoy, hoy también podes contar conmigo para lo que necesites.

Te quiero mucho amiga, no te olvides de eso, y siempre voy a estar con vos, eso no lo cambia nada ni nadie.

Te mando un súper abrazote!!!
Victoria dijo…
Martha
que chido que publiques en tu espacio tan leido las palabras de un ANGEL el Padre Alfredo. Yo que puedo decirles que es mi mejor amigo, mi hermano y muchas cosas me conmuevo cuando leo estas cosas que salen de su ronco pecho.

Este es un texto inspirador para muchos, es un verdadero vaso de agua en medio de este desierto. Estoy segura que si lo conservas el dia que nuestro cielo este medio gris podras encontrar un arcoiris leyendolo y leyendolo.

Que chido el Padre Alfredo, y que chido que lo menciones...

Victoria
Anónimo dijo…
Gracias por concederme el honor de leer lo que mis dedos pulsan en un teclado y me dicta un Maestro en mi conciencia! Te quiero y admiro Marthita y estimadisima Vicky...nos vemos mañana!
A mi de Ciudad Juarez me preocupa todos los dias que hay noticias de mujeres maltratadas o desaparecidas, sin que de lejos podamos hacer mucho por ellas. Ni por los sucesos de Atenco, o de Nadia Cepeda, o de Martin Barrios, o de Arreaga o lo de Ricardo Ucán....
Cuidate, que de lejos tambien nos ocupamos de cuidar a quienes lo necesitan, aunque solo sea porque un día lo necesitamos nosotros y ahí estuvo esa mano.