Ir al contenido principal

"Noche Canina".

Miércoles de actualización del Blog y a pesar de que yo ya tenía "casi" listo el post para publicar hoy, nunca me imaginé que "La Negra" me cambiaría la jugada esta noche al convertirse en Mamá por primera vez.

En el blog sólo he hablado de "Poncho", pero son dos los perros que tenemos en casa; así que como antecedente a esta "Noche Canina" les comparto un poquito de la historia de esta nueva mamá.

"La Negra" llegó un día a mi casa sin que nadie la invitara. Cuando menos nos dimos cuenta, todos los días llegaba puntual a la hora en que salía a darle de comer a "Poncho".

Al principio yo pensé que era la mascota de alguno de los vecinos de la colonia y que simplemente se escapaba en las tardes para conseguir algo de comida "extra", pero conforme pasaron los días, descubrí que no era sólo una visita, porque además de quedarse "echada" en la puerta de entrada a mi casa, de pronto ya no se quiso ir más.

Por ser hembra, estar ya un poco grande y ser bastante "Desmadroza" (porque le encanta tirar basura y acarrerar cosas inservibles), nadie la quería en la cuadra. La señora de la tienda, se quejó siempre de que le regaba la basura, mientras que mi tía, (quien vive enseguida de mi casa), varias veces la corrió de su banqueta a punta de "escobazos", hasta que yo le pedí que no la volviera a maltratar.

Mi papá me decía, que dejara de darle de comer para que se fuera... Pero la verdad nunca tuve corazón para hacer eso, y aunque intenté buscarle un hogar por medio de Aprodea (una asociación que se encarga de dar en adopción perros y gatos que levantan de la calle o han sido maltratados), no se pudo, puesto que los recursos de ellos son muy limitados y no pueden brindar el porcentaje de asistencia que quisieran.

Como nadie nunca la reclamó, "La Negra" se quedó en mi casa. Me aventé "el tiro" con mi papá (que es el que hasta hoy no la quería muy bien que digamos), para que con la promesa de hacerme cargo, "La Negruzca" pudiera pasar a formar parte de la familia.

Lo desastroza no se le quitó, pero lo compensó con ser una "Guardiana Implacable y despiadada" con todo aquel desconocido que tuviera -o tenga hasta el día de hoy- "la osadía" de acercarse a 1 metro de distancia de la puerta de entrada de mi casa; así como también con un costal de ternura y "aracles" escandalosos que forman parte del "numerito" de bienvenida que monta siempre, cuando desde lejos me ve llegar.

A diferencia de "Poncho", que es un perro de raza y desde que me lo regalaron es súper delicado y chiple; "La Negra" es muy noble y muy dócil, come prácticamente de todo y para ella lo único necesario, además de una buena dósis diaria de cariño, manifestada a través de una buena "rascada de panza", es un recipiente con agua limpia, un lugar fresco y con sombra para poder echarse a dormir.

El plan, era esterilizarla desde el principio, pero la naturaleza se nos adelantó y hace un par de meses, se cruzó con "Junior", un perrote pastor alemán que es la mascota de uno de mis vecinos, y el resultado fue este: 8 perritos, de los cuales sólo 4 machos y 3 hembras sobrevivieron.

A pesar de que el domingo que la bañé se me hizo "muy gordita", yo pensaba que todavía le faltaba tiempo para dar a luz. El día de hoy, llegué del trabajo y después de darles de comer a ella y a "Poncho", me metí a bañar y cuando me estaba peinando alguien llamó a la puerta. Salí a ver y era mi tía, quien venía para avisarme que el primer perro de "La Negruzca" ya había nacido.

Cuando salí afuera, en la banqueta estaba un cachorro hermosísimo de color café (muy parecido al "Junior"), en ese momento "La Negra" lo estaba terminando de limpiar e intentó meterlo en un agujero muy profundo que ella cavó varios días antes; pero"de volada" le acomodé una cama que yo le compré a Poncho en invierno y le abrí la puerta del patio para que se metiera.

Ella pareció entender que mis intenciones eran buenas, porque creo que en el fondo siempre ha sabido que yo sería incapaz de hacerle daño, así que agarró a su "cachorro" entre los dientes para transportarlo hasta el colchón.

En el lapso de las siguientes horas nacieron otros 4 cachorros (uno de ellos muerto), pero "La Negra", curiosamente y una vez que se cercioró que todos sus hijos estaban bien, se quería salir afuera... No entendíamos porque, hasta que mi mamá, al salir a regar sus árboles, encontró un perrito tirado en la parte de la banqueta que no está pavimentada y se dio cuenta que adentro del agujero, había más cachorros.

No es que ella los abandonara, sino que yo -¡por stupid!!!!- al encerrarla en el patio, no me percaté de que cuando yo salí, ella ya había dado a luz a 3 cachorros y no a 1 como yo pensaba.

Afortunadamente, esos primeros perritos nacieron súper sanos y a pesar del tiempo que pasaron en el exterior y sin su madre, no les pasó absolutamente nada; como pude los saqué del agujero (que estaba bastante profundo) y se los colqué a "La Negra" junto a los últimos que dio a luz, y tal y como si eso la tranquilizara, se recostó por fin para comenzar a alimentarlos a todos.

No cabe duda que la naturaleza es muy sabia, y además de que "La Negra" permitió sin enojarse, que yo la ayudara a limpiar a sus cachorros y a acomodárselos bien para que los alimentara, me impresionó muchísimo la rapidez con que los tuvo, que en ningún momento se quejó, que los limpió y los limpió con la lengua hasta el cansancio, y que cada vez que se levantó para tomar agua, al volver al colchón junto a ellos, se recostó con toda la delicadeza del mundo para no apachurrarlos.

La verdad es que están hermosos todos los cachorros (me mató de la ternura uno en especial que tiene la cara con manchas negras con blanco), y hay un macho de color café (el que se parece a "Junior"), que parece ser el más listo de todos y desde que nació no se ha despegado de "La Negra" y no deja de comer.

Haber como evolucionan en los siguientes días, pero por lo pronto en esta "Noche Canina", mi perrita callejera ha demostrado ser una excelente madre.

Ojalá todos los cachorros crezcan fuertes y sanos para en poco tiempo, cuando ya puedan comer por ellos mismos, poder encontrarles pronto una familia que los cuide bien y les brinde un buen hogar (¡Snif!)...

Por lo pronto esta noche la cerramos con 7 cachorros de los cuales, 4 son machos y 3 hembras... así que ¿Quién dijo yo?...

Comentarios

Vane dijo…
Wow! que manera de morirse de amor y de ternura tan temprano en la mañana, no dejo de ver las fotos una y otra vez, yo quiero a tooodos los cachorros, con negra incluida y con la dueña también.

Creo que la negra te está compensando con ternunra todo lo que has hecho por ella, porque rescatar un callejero es un acto de amor y compromiso impresionante.

Martu ahora viene la parte más difícil, tenés que hacerte la idea que en aproximadamente un mes se tienen que ir a un nuevo hogar snif!, una de esas cositas redondas que dan ganas de comérselas a besos, va a llenar de luz el hogar de alguien, y mas si en ese hogar hay niños, eso sería súper.

Después de una noche algo nerviosa pero llena de amor, ahora sólo dedicate a disfrutar de ese hermoso regalo que la negra te dio.

Te mando un gran abrazo y felicitaciones abuela!!!
nurimoon dijo…
Martha, felicidades por ser abuela. Pues fijate que mi perro (Louie) que no se si te acuerdes era papá de tu Poncho, o sea yo soy su abuela, y no estoy reclamando nada eh! pero cuándo le busques una hermosa novia a Poncho te quiero pedir un cachorrito ya que a Louie tambien lo tuvimos que dormir, fué atacado por una rara enfermedad que se llama gusano del corazón, y despues de 8 años con nosotros y pues claro que los niños estan muy tristes sin su can. Por el momento vamos a descansar de perro un rato pero cuando volvamos a esa responsabilidad queremos otro como Louie y si es hijo del Poncho pues seguimos con la linea sanguinea de esos orejones que nos vuelven locas.
saludos Nuri.
http://nurimoon.blogspot.com
Martha dijo…
VANE:

Pues si, apenas tienen 1 día de nacidos y ya estoy sintiendo medio gacho por tener que deshacerme de ellos, todos están hermosos y te mueres de la ternura.
Ni modo. Ojalá me pudiera quedar con 1 por lo menos.

NURI:
¡Que sorpresa! no sabía que tú también tenías blog.
Diana me contó lo que le pasó al papá de Poncho y siempre me pregunta como está. Siempre le digo que les comente que está muy bien, muy sano y traviesillo, creéme que Ivonne lo puso en buenas manos.

Por último, da por hecho que cuando Poncho sea padre, busco la manera de regalarles un perrito.

Saludos y ojalá sigas pasando por aquí.
Elisa dijo…
que hermosos!!! si es difícil separarse de ellos porque te roban el corazón inmediatamente y verlos como van creciendo, todavía me acuerdo cuando lleve a una tienda de mascotas 8 de los 10 perritos que tuvo la Ducky q.e.p.d., después de dejarlos me la pase llore y llore, suele pasar! jeje

ojalá que estos hermosos tengan un muy buen futuro con alguien que los quiera mucho.

felicidades abuelita! jejejejee

un abrazo
Mr. Magoo... dijo…
Hey felicidades por los perritos, nunca dejara de ser un gran evento el milagro de la vida. Que padres fotos, y eres ya una orgullosa abuela ,bueno, abuela perruna ok?

Gracias por compartir estos detalles con tus lectores, pues siempre nos brindan otra perspectiva de la vida.
Un abrazo.
Martha dijo…
ELISA:

Pues yo todavia no se que voy a hacer con los chachorros (nada mas quedan 6 porque anoche uno se murio), pero si te encariñas con ellos, mas cuando los ves tan pequeños e indefensos... Ya les contare luego que fin tenga todo esto.

MAGOO:

Pues la idea de ser "abuela" como que no me agrada mucho, pero ya que, si es de verdad un milagro presenciar como la vida se renueva de muchas formas.

Gracias a todos por sus comentarios y por pasar a visitar!!!
Wow!!! o mas bien dicho guau!! Tantos perritos! Jeje

No cabe duda que las cosas no pasan solo porque sí, Siento que tu mundo interno es mucho más grande del que puedes expresar... hablando... escribiendo...

Saludos Martuchis y que todos crezcan sanotes y grandototes.
Martha dijo…
ALE:

Muchísimas gracias por tener ese concepto de mi y gracias también por darte el tiempo de pasar a comentar. Sé que eres una chava súper ocupada y por eso valor muchísimo tus visitas al blog.

Un abrazo y nos leemos pronto.