sábado, octubre 11, 2008

"El Brindis".

La semana pasada fui a ver "El Brindis", una película que es co-producción México-Chile y que de todas las películas que yo tuve intención de ver en Septiembre, fue la única que programaron en el ciclo de "Cinemark a la Mexicana", pero como ese día el carro me dejó tirada, ya no la pude ver.

El Sábado que fui a darle una vueltecilla a mi casa, vi que estaba exhibiéndose en Cinépolis, así que pensando en que de volada la iban a quitar de cartelera, El Domingo me lancé a verla.

"El Brindis" es la ópera prima de Shai Agosin, un chavo muy joven que estudió cine en la New York Film Academy y quien a mediados de los 90's creó y dirigió con gran éxito programas de televisión y documentales.

Sus primeros pasos dentro de la industria del entretenimiento fueron como productor-conductor de la versión Chilena de "Club Disney", y dado el éxito que tuvo en esa faceta, comenzó a realizar eventos masivos con su empresa Agosin Producciones de la que en la actualidad, es el CEO y cuenta con la representación de más de 30 compañías norteamericanas como Nickelodeon, MTV, Discovery Channel, etc.

Para Shai la idea de "El Brindis" surgió hace algunos años, inspirado en su abuelo, la intención de este joven director era contar una historia emotiva que abordara los temas pendientes que los padres tienen con sus hijos y viceversa, y aunque quiso filmarla desde hace tiempo, el proyecto no se había podido concretar, debido a que él no encontraba a la actriz perfecta que pudiera personificar a la protagonista.

En el casting previo a la filmación estuvieron Ana de la Reguera y Bárbara Mori, pero Shai Agosin comenta que desde que vió a Ana Serradilla por primera vez, se dio cuenta que ella tenía el ángel para dar vida a Emilia.

La película trata sobre un viaje que resulta determinante en la vida de muchas personas... La primera de ellas: Emilia (Ana Serradilla), una chica mexicana y quien además es fotógrafa, decide viajar a Valparaiso, Chile para conocer a su padre: Isidoro (Pepe Soriano); un judío de casi 80 años a quien ella dejó de ver cuando era muy niña.

A pesar de que por ese motivo Emilia se encuentra muy resentida con él, un tanto desanimada y nostálgica de la vida que lleva en Mexico, decide viajar hasta ese país para aceptar la invitación que Isidoro le hace con motivo de celebrar junto a su familia su "Bar Mitzva", una ceremonia que realizan los judíos varones a los 13 años de edad y que dentro de esa religión representa alcanzar la mayoría de edad (y en consecuencia el asumir la responsabilidad de sus actos); adquiriendo así, según las leyes y tradiciones de esa religión, una participación completa dentro de su comunidad.

Sin importar su avanzada edad y lo tardío de su celebración, Isidoro decide reunir a toda su familia para ese evento tan importante. Emilia llega a reencontrarse en una cena familiar con su hermano Carlos (Pablo Krôgh), presidente de la comunidad judía y de estilo muy conservador y suspicaz; a Rubén (Alejandro Trejo), un tipo de carácter más relajado y empático, y aunque "en apariencia" Emilia es bien recibida, la realidad es otra... Ya que para la familia de Isidoro, ella es únicamente el resultado de una aventura que su padre tuvo al quedar viudo.

Una de las escenas más emotivas de "El Brindis".

Para Emilia, además de lo difícil que resulta el tratar de encajar dentro de una familia con costumbres extrañas y muy distintas a las suyas, las cosas se complican cuando conoce a David (Francisco Melo), un rabino amigo de la familia de Isidoro, quien atrapado en sus propios conflictos existenciales, se ve todavía más confundido cuando se enamora de Emilia... ¡Ups!...

...Hasta ahí les cuento de la historia, lo único que puedo decirles es que a pesar de que "El Brindis" no es así que digan la gran película, no me arrepentí de haber ido a verla.

Lo más padre de la cinta es la fotografía, algunos de los diálogos son muy emotivos, todos los personajes me parecieron muy bien escritos y delineados; es decir, por ejemplo el personaje de Ana Serradilla, si te lo crees porque es un tipo de chava como las que si existen en realidad.

En el post anterior de cine, sobre la película "Arráncame La Vida" yo les comentaba acerca de que últimamente en las historias que se cuentan a través del cine, se abusa de las escenas de desnudos y sexo, y en ese sentido yo daba también mi punto de vista acerca de como podría manejarse una escena de ese tipo, pues bueno, en "El Brindis", hay un claro ejemplo de como es una escena bien lograda, en la que no se ve absolutamente nada y te deja todo a la imaginación.

Por otro lado, hay otra escena muy impactante -bueno al menos para mi lo fue- en la que Emilia, mientras espera al rabino, pasa a una especie de sala de la sinagoga donde se encuentran muchos objetos y fotografías que reseñan en forma gráfica y física los grandes crímenes contra la humanidad que se han cometido a lo largo de la historia: empezado por el Holocausto judío en los campos de concentración de Auschwitz, pasando por la guerra de Bosnia-Herzegovina, la matanza de estudiantes del 2 de Octubre en México, hasta los grandes genocidios de la época contemporánea, como la guerra del Golfo Pérsico, y lo que impresiona de esa parte de la cinta es que sin necesidad de ningún diálogo las imágenes te transmiten mucho.

Lo criticable o negativo de "El Brindis" es que como la historia aborda costumbres de la religión judía, hay momentos en los que para una persona que no está familiarizada con eso, puede no entender. Hay una escena dentro de los primeros minutos de la película en la que se lleva a cabo una cena familiar y Emilia comete una equivocación que causa la risa de todos los presentes en esa reunión; pero nunca se explica ¿Cuál es la razón?, hay dos o tres escenas de ese tipo y que como insisto, para la gente que no está familiarizada con las costumbres judaícas, eso puede resultar muy confuso.

Filmada con una cámara Súper 16, que en la actualidad está siendo muy utilizada dentro de las producciones cinematográficas, debido a que este formato ha sido diseñado para un mejor aprovechamiento del negativo por arriba y por abajo, la cual es muy próxima al formato de alta definición y al de cine panorámico y cuya ventaja más grande es que deja muy poca superficie del negativo sin utilizar.

En México se distribuyeron 80 copias para exhibición y pues en concreto "El Brindis" cuenta una historia muy humana, que te lleva a reflexionar sobre las consecuencias que pueden tener nuestros actos, sobre la delgada línea que delimita lo que ante los ojos de la sociedad puede ser correcto o no.


Como él mismo director lo define: “El Brindis" es un retrato de lo dulce y lo amargo que tiene la vida, y donde cada día es una oportunidad para reencontrarse con lo que más queremos”. Sobre la dedicatoria que aparece al final de la proyección, el cineasta aclaró que se la dedicó a Claudio, un amigo de toda la vida que falleció de cáncer mientras se filmaba la película. “Pero donde quiera que esté, esta película va en su memoria”.

Antes de concluir el post, les comento que la página oficial de la película está muy padre (ahí podrán ver el trailer), así como el enlace a un blog en el que Shai Agosin (el director), tiene una especie de cronología donde relata todo lo que sucedió antes, durante y después de la filmación.

Como siempre, les dejo unas cuantas fotitos de producción:


P.D: ¡Ah! se me olvidaba... El soundtrack de "El Brindis" tiene un tema instrumental que es simplemente ¡Hermoso!!... (Me recordó la musicalización de "Bajo El Cielo de La Toscana"), además de una canción padrísima de Julieta Venegas ("No Seré") me fascina esa canción... Julieta Venegas es sin duda alguna súper talentosa y yo soy su fan.

2 comentarios :

Vane dijo...

Nunca había leído un post tuyo a esta hora un domingo, así que el comentarios será algo "madrugador" pero no por eso menos especial, porque cada vez que comentó acá lo hago desde el alma.

Como siempre me pasa cada vez que hablas de una película me dan ganas de salir corriendo a verla, y mas esta por el tema que trata, el de no dejar cosas pendientes.

Creo que decir lo que uno siente en el momento que lo siente es lo ideal, porque después el tiempo pasa y ese impulso pierde fuerza, o peor aún la vida no te da la posibilidad de decirlo.

Así que yo voy aprovechar el momento, esta mañana para decirte que te adorooooooo y que sos demasiado especial para mí. Listo!!! no hay nada más lindo que decir lo que uno siente, ay me quedé con el alma super liviana por decir lo que hay en ella, es como yo siempre digo...cuando alguien te inspira algo hay que decirlo porque esas palabras no son tuyas y la persona tiene que escucharlas.

Bueno tesorito que tengas un súper domingo ¿te puedo pedir algo¿...¿me dejas acompañarte en este día gris tanto en Juarez como en Salto?.

Te dejo un súper abrazotototototote!!!.

PD. Dice Martu que al final de la película sale una canción de Julieta Venegas que está bien bonita y se olvidó de comentar en el blog.

Serafin Antonio Molina Gonzalez dijo...

Muy buena película, la disfrute mucho a pesar que me tocó verla mientras viajaba en un ADO (nada de alta definición ni sonido ambiental), aún así me encantó, considero que tocaron un buen tema y lo hicieron de una manera acorde, amena y con mucho sentimiento... Gracias por publicaciones como esta, son de gran ayuda para dacidirte a ver una película... Saludos