Ir al contenido principal

Páginas de Diario Antiguo: Eclipse Solar

Martes 10 de Agosto, 1999.

Es la noche previa al último Eclipse Solar del Milenio. En unas cuantas horas más, al otro lado del mundo, el cielo se obscurecerá desde Inglaterra hasta La India, para dar paso a un fenómeno natural tan bello que nos demostrará lo sabia que puede ser La Madre Naturaleza, al recordarnos que somos parte de todo un universo del que por tanto tiempo hemos sido protagonistas.

Se han destado muchas ideas encontradas sobre este acontecimiento histórico; unos dicen que este eclipse es un preludio para El Fin del Mundo, otros lo visualizan como la señal que será precedida por un sinúmero de fenómenos catastróficos, la señal que hará efectivas las profecías que anuncian el final de los tiempos...

Uno de los regalos más grandes que Dios nos ha otorgado es El Libre Albedrío, la libertad para actuar y pensar de acuerdo a nuestra propia convicción y respecto a eso, yo que nunca he tenido oportunidad de presenciar directamente un fenómeno de ese tipo, (ya que las veces que recuerdo en este lugar en donde vivo, se apreciaron eclipses, que si bien me llamaron la atención, pero todavía no tenía la conciencia y el criterio suficientes para darme cuenta lo que un fenómeno de esta índole representa).

Son las 12:20, faltan poco menos de 3 horas para que la luna se interponga entre la tierra y el sol, y hoy yo sólo quiero dejar a un lado todos los presagios negativos y pensar que todas las personas que en este momento están al otro extremo del mundo, experimentan un súper ambiente.

Imagino un campamento enorme, con gente de todas las nacionalidades, compartiendo como una sola familia los alimentos, la música y la charla en una noche previa a este gran acontecimiento.


Pienso en la humedad del clima y en la magia de un cielo gris que a pocas horas del eclipse, como por designio de alguien, de un ser superior, luzca limpio, abierto y claro, como un regalo para todos aquellos que agradecen infinitamente a Dios por la magia de los sentidos y las emociones que al menos por un par de minutos provocan que surjan de nuestro interior los mejores deseos, la esperanza de un mundo mejor.

Yo sé que hoy cuando el eclipse se encuentre en su fase culminante, mucha gente se verá a los ojos y sentirá tal emoción, que la brevedad de tiempo que esto dure, sea un minuto, dos o tres, serán de los más intensos de su vida.

Gracias por esta noche, porque un fenómeno que está a punto de tener lugar a miles de kilómetros me ha inspirado a tal grado que podría pasar la noche entera escribiendo todo lo que sueño y pienso que sucederá en este mundo donde todavía -si queremos- se puede encontrar el rostro de la esperanza.

Es un poco tarde y tengo que irme, pero no me despido sin antes desear de todo corazón que esa esperanza sea la fuerza impulsora que transforme a enormes realidades los pequeños sueños de todos los hombres y mujeres que poseen un espíritu libre.

Nota: Durante el Eclipse de Sol, se organizaron campamentos repletos de turistas y periodistas de todas las nacionalidades que querían darle cobertura este evento, y los más "excéntricos" pagaron por viajar en "El Concorde" y brindar con Champagne mientras viajaban a toda velocidad para observar un poco más cerca del cielo este bellísimo espectáculo natural.

_______________________________

• El próximo Eclipse de Sol tendrá lugar el 26 de enero, 2009 y podrá ser visible en: Sudáfrica, Antártida, Sudeste Asiático y Australia; sin embargo, el más importante (dado que será catalogado como uno de los eclipses de mayor duración del Siglo XXI); está previsto que suceda el 22 de Julio 2009, y cubra con su sombra los territorios de India, China y el Océano Pacífico, con las mejores vistas en Shanghai, Hangzhou o Wuhan.

Comentarios

Vane dijo…
Que bueno esto!!! vos me conoces bien y sabes como disfruto estos fenómenos, también que puedo pasar horas y horas mirando el cielo por las noches, imaginando cosas, buscando satélites, soñando un poco, viendo la luna uyy adoro la luna, en fin...

El cometa que se vio por el sur del continente Amerciano a finales del 2007, yo me trepé al techo de mi casa porque desde ahí se veía maravilloso, y me pasaba rato mirando, y lo hice durante todos los días que se dejó ver el cometa.
También hice eso cuando se vio el planeta marte más grande y más rojo, ese fenómeno sucederá dentro de miles de años, en mi casa me preguntaban porque me pasaba tanto tiempo mirando lo mismo, y yo les respondí...es que no entienden, esto no lo vamos a ver nunca más.
En fin...creo que piré, pero si disfruto muchisisisimo de estas cosas, lástima que los próximos eclipses no se van a poder ver en la parte sur del continente.

Gracias por el texto y por recordar lo hermoso que es disfrutar de los maravillosos regalo de la naturaleza.

Te dejo un abrazo enorme, tan enorme para poder lograr eclipsar tu alma y corazón por un ratito.

P.D te adoro!
Vane dijo…
Al igual que los eclipses hay muchas cosas hermosas que pasan cada tanto, o sólo suceden una vez en la vida, y no todos tienen la dicha o la capacidad de disfrutar.
Tu amistad es así, es como un fenómeno, personitas tan grandes como vos no se ven todos los días, y yo tuve las suerte de estar a la hora indicada, en el momento justo para mirar y no perderme la fiesta de tu encuentro.
Diego dijo…
Es una lástima que este tipo de eventos astronómicos tengan mala fama, la verdad que no hay nada más bello que el universo. Saludos!!
A mi lo que me da harta risa, es que siempre que pasan un eclipse ya sea de sol o de luna, los astronomos dicen: Disfrutenlo, porque otro asi solo sera posible de ver hasta dentro de 5 milquinientos y chorrocientos trillones de años, y no pasa un año en que el se de 1 o 2 veces, minimo jejeje. O no?