jueves, marzo 19, 2009

Fernanda Familiar: "El Tamaño Si Importa".


Título: "El Tamaño Si Importa"
Autor: Fernanda Familiar
Editorial: Grijalbo

Compré este libro la última vez que estuve en el D.F. (en Noviembre del 2008), era el único que me faltaba de leer de Fernanda, por eso no dudé en elegirlo -junto a otros dos libros- cuando me encontré con él en un puesto y durante un recorrido por el centro histórico.

El título del libro y la foto de la portada de entrada no me gustaron mucho que digamos, pero pensé que tratándose de ella sería algo interesante.

Cuando el libro salió, yo no lo compré de inmediato, en ese entonces acababa de leer el de "Mamás de Teta Grande" y me había enfocado a conseguir a como diera lugar el de "Las Mejores Entrevistas de Que Tal Fernanda", que curiosamente para mi es el mejor de sus libros... Pero irónicamente es el que menos se conoce y por lo tanto es mucho más difícil de conseguir.

"El Tamaño Si Importa", estoy casi segura que es el libro más famoso -y por lo mismo el más vendido de los que ha escrito Fernanda- A pesar de que ya pasó un buen rato desde que lo sacó, hasta ahora yo no he escuchado ninguna crítica buena ni mala acerca del mismo, solamente me tocó escuchar una vez en su programa de radio, que dos de sus colaboradores externaron su opinión acerca del mismo, pero esta no era ni buena ni mala, sino todo lo contrario (¿?)... No sabías si quedarte con la duda o jugarte un volado para dejarle a la suerte la decision de si comprar el libro o no.

Yo lo comencé a leer cuando me fui a Uruguay, decidí llevármelo porque mi itinerario de viaje marcaba muchas horas muertas esperando en el aeropuerto de Lima para poder hacer conexión. Como ya tenía el antecedente de que los dos primeros libros de esta periodista que tanto admiro han sido muy buenos, pensé que a pesar del prejuicio que yo tenía por el título y la foto de portada, tratándose de ella, me encontraría con un trabajo interesante y profesional... y la verdad no puedo quejarme, así fue, pero con la diferencia de que esta vez no me gustó, puesto que me bastó leer las primeras páginas para darme cuenta que habría sido mucho mejor haber elegido cualquier otro libro de los que aún tengo "en lista de espera"...

El libro es una investigación que Fernanda Familiar realizó auspiciada por Pfizer (un laboratorio que comercializa medicamentos contra la impotencia); y en el que ella y una sexologa se fueron por todo el país para impartir más de 20 conferencias acerca de sexualidad y para entrevistar a personas de todas las edades y estratos sociales quienes les compartieron sus vivencias en referencia a su vida sexual.

Las primeras páginas son un prólogo de Guadalupe Loaeza (la verdad nunca me ha gustado como escribe esa señora) y saltándonos eso -que es como los libros de texto de la escuela, que son muy extensos y no te dicen nada en concreto- viene ya la parte de Fernanda, en la que ella explica y justifica un poco la razón que da título al libro, porque sostiene que en nuestra sociedad nos regimos por "Tamaños", el tamaño del coche, de la casa, de la billetera, etc... Todo en cuanto "más grande, mejor"... En México, el sexo todavía encierra muchos tabúes y dice que los mexicanos en general somos muy mentirosos y fantasiosos.

Luego entra ya de lleno en las entrevistas, la mayoría son demasiado descriptivas, creo que no hace falta leerlas todas, para darte cuenta que en cuestión de sexo, -OJO: No de Sexualidad- cada cabeza es un mundo en cuanto a preferencias y referente a lo que es o no correcto.

No se trata de juzgar eso, y lo más rescatable de esta parte (que abarca casi en su totalidad las páginas del libro), es que todas esas entrevistas, además de hacerte saber que a pesar de tantas campañas de prevención y de tanta información que circula en todos lados; la mayoría de la gente tiene muchísimas dudas... Empezando porque hoy el sexo se ve como algo meramente físico, y no como una manifestación de unión y amor.

Me impresionaron en particular tres casos:

1. Una señora ya grande, cuya vida sexual fue muy mala (nunca supo ni siquiera lo que era experimentar un orgasmo) y al quedar viuda, ese aspecto de su vida lo anuló por completo, porque para ella fue un trauma.

2. Una chava que se convirtió en madre soltera siendo casi adolescente, toda su vida había sido responsable de su hijo, pero que sus papás le hacían comentarios de que nunca iba a poder volver a ser feliz, precisamente porque nadie iba a quererla teniendo un hijo, y porque su castigo por haberse equivocado iba a ser precisamente ese. Era tanta la presión que esa chica tenía, que efectivamente, jamás pudo ser capaz de volver a intentar reahacer su vida con alguien más, vivía ya únicamente dedicada a su trabajo y a su hijo.

3. Un chava que siendo hija de una ginecóloga y un médico, había tenido toda la información del mundo a la mano, sus papás le hablaron de sexo miles de veces y con mucha naturalidad, pero aún así ella tenía muchas dudas, se sentía inexperta en el tema y tenía algunos traumas físicos que la hacían sentirse insegura... Lo dicho, el tener toda la información a la mano no te garantiza nada...

La siguiente parte del libro, Fernanda la enfoca a hablar de algunas de las disfunciones más comúnes, y varios de los expertos de los que ella se apoyó para elaborar el libro (sexologos, Psicologos especialistas en terapia individual y de pareja, terapeutas y hasta historiadores), definen algunas de ellas; pero pues eso siento que no es nada nuevo que en otro libro de sexología no puedas encontrar.

Lo más padre del libro son tres ejercicios -muy parecidos a los que se aplican en terapia- y que no tiene nada que ver con el sexo, (o quizá pudieran ser útiles en un momento dado), pero están más enfocados a conocerte a ti mismo (Luego los posteo porque si no sale más larga esta reseña).

En conclusión, sexualidad y sexo no es lo mismo, la primera involucra sentimientos, comunicación, empatía -algo que muchos de nosotros todavía no somos ni capaces de lograr ya no se diga con una pareja, sino con las personas que a diario convivimos- precisamente porque en casa y en la escuela nos enseñan cosas básicas, pero nunca como aprender a manifestar lo que nos gusta, lo que nos molesta, o lo que pensamos... Y eso es lo que a la larga genera muchos malos entendidos y conflictos... En pocas palabras a muchos nos cuesta todavía HABLAR.

El sexo por su parte, lo vemos en todos lados, en los medios, en los libros, existen exposiciones masivas, que tienen más por objetivo vender cosas, pero la sexualidad implica aprender a hablar cuando surge algún problema y como resolverlo, puesto que no todas las relaciones son placenteras y eso es algo que no se muestra tampoco en las imágenes erróneas con las que constantemente nos bombardean en el cine o la televisión.

Fernanda concluye de una manera muy inteligente, diciendo que cada quien es libre de hacer con su cuerpo lo que decida hacer, pero siempre y cuando
seamos conscientes de que es lo que queremos, y para saber lo que queremos, necesitamos tener conocimiento, informarnos, sobre todo, conocernos y dejar ya de depositar en un ser supremo o en otra persona el tamaño de nuestra propia responsabilidad.

Ella lo define así en una parte del libro: "Quisiera que encontraran el equilibrio en su vida y se percataran de que los tamaños no importan, el tener mucho no importa, el ser más o menos que otro no importa. Lo que importa es el espejo donde ellos se miren, las herramientas de conocimiento, educación, límites, Principios, Valores y Estabilidad Emocional que tengan para enfrentar la vida de la mejor manera posible y vivirla y disfrutarla lo mejor que se puede y que quede claro: Lo mejor y no lo más"...

Esto es en sí lo que pueden encontrar en
"El Tamaño Si Importa"... Insisto, no es el mejor libro de Fernanda
porque a pesar de que yo admiro mucho lo que hace como profesional de la comunicación, sé reconocer que lo único rescatable de su libro es eso, y pues yo sólo les recomendaría leerlo si llega hasta sus manos porque alguien se los presta, pero si de verdad quieren aprender o conocer algo sobre sexualidad, pídanle a algún experto en el tema que les recomiende una bibliografía mejor...

¡Nos leemos hasta el próximo libro!

3 comentarios :

Vane dijo...

Creo que encontraste un forma muy cuidada de hablar del libro de Fernanda, la verdad no sabía de que forma ibas a encarar el post, y la verdad te quedó muy bien, y sobretodo le pusiste la calidad que creo le falta al libro.

Te dejo muchos abrazos.

Victoria dijo...

a mi no se me antoja en lo mas minimo leerlo.
Pero el de mamas de Teta Grande que role, que roleeeee...

Anónimo dijo...

hola... a mi me lo recomendaron mucho... pero leyendo este pequeño resumen y critica muy constructiva que hace del texto.... ya no se em antoja leer... gracias.