Ir al contenido principal

Ejercicios del Libro de Fernanda Familiar.


... Pues ya es Viernes, día de actualizar el blog, pero como el post que debería haber publicado el día de hoy aún no está listo; me puse a pensar si tenía algo "extra" que quisiera compartirles y entonces recordé que cuando hablé del libro "El Tamaño Sí Importa" de Fernanda Familiar, les comenté que muy a mi pesar, lo único bueno y rescatable del libro eran 3 ejercicios muy parecidos a los que utilizan los terapeutas Gestalt y que en esa ocasión, para no hacer más kilométrico el post, prometí dejarlos para publicarlos después en el blog.

Como yo siempre cumplo mis promesas (aunque me tarde), creo que este Viernes de post inconclusos y todavía "crudos" (por aquello de que aún se están "Cocinando"), estos ejercicios incluídos en el libro de Fernanda, son ideales para cerrar mi actividad blogueril de esta semana.

Espero que los disfruten y sobre todo les sirvan para reflexionar.

¡Buen finde!!!

******************

• Ejercicio No. 1
Toma a alguien de las manos, cierren los ojos y por un instante siente sus manos. Piensa que tú eres esa persona. ¿Cómo la percibes? ¿Está triste o contenta?... Deja de ser tú para ser el de enfrente.

Cuando termines de tomar a esa persona de las manos, abrázala. Haz un recuento sincero de lo que te transmitió, piensa en lo que sentiste, siente lo que ella siente.

Realiza este ejercicio, por ejemplo, con tu pareja sexual, con una amiga, con un desconocido, con tus hijos, con tu jefe, no importa con quien.

Conclusión del Primer Ejercicio:

En la vida es importante ponerte siempre en los zapatos del otro. Si no lo haces jamás podrás entenderlo, no podrás acercarte a lo que en verdad piensa y siente, para respetarlo. No lo escuches desde tus zapatos, sino desde los suyos y notarás una franca diferencia en el manejo de las emociones de cada uno. Su óptica es tan válida como la tuya.

• Ejercicio No. 2


Cierra los ojos, devuelve tu vida de este momento al pasado, como si fuera una película. Detente en el momento más feliz de la misma. Recuérdalo, congela la imagen ahí. Acuérdate de qué sucedía: ¿Dónde estabas?, ¿Qué te hacía feliz?, ¿Qué sentías?, ¿Qué te provocaba tanta felicidad?... Disfrútalo, vuelve a vivir ese instante.

Abre los ojos y cuéntate: ¿Con quién estabas?, ¿Fue el día que te casaste?, ¿El día que tuviste a tus hijos?, ¿El día que te reconocieron por algo que hiciste?...

Todos los que hagan el ejercicio tendrán miles de historias que contar; a unos cuantos les será muy difícil encontrar un momento que haya generado felicidad, pero no hay problema, en tanto que otros, y aquí es donde me quiero detener, habrán recordado ese momento cuando estaban solos, viendo un atardecer, en un vuelo de avión, en una playa, en una carretera, en una habitación. ¡No importa el lugar, lo importante es que se sintieron felices solos!

Conclusión del Segundo Ejercicio:

En la vida es fundamental proveerte de momentos felices en soledad, que esa felicidad no dependa de nadie, más que de ti.

Entendamos que ese hijo que nació, o ese marido con el que te casaste, o la pareja que te llevó a tal lugar, o el ejemplo que sea, en realidad no siempre van a estar con nosotros porque podemos divorciarnos, la otra persona se puede morir, puede dejar de ser relevante en nuestra vida...

Está bien vivir momentos de felicidad con otras personas, pero igual de importante es proveerte a ti solita (o) de los mismos.

Los últimos dependen de ti, los otros son bellos y maravillosos pero dependen de otros que no sabes cuánto tiempo van a estar a tu lado; y si todos los momentos de felicidad son por medio de los demás, el día que no estén caerás en un hoyo muy profundo.

Ese momento sola (o) vale la pena lograrlo porque quiere decir que de ti depende y de nadie más y cuantos más instantes así disfrutes, más llena estará la vida de ti.

• Ejercicio No. 3

Cierra los ojos y piensa en la persona que más admiras, viva o muerta.

¿Por qué la admiras?, ¿Cuáles son las cualidades que posee para que tú la admires?, ¿Qué hizo o cómo es para que deposites ese sentimiento tan maravilloso en su persona?

Piénsalo un momento, disfruta de sus cualidades, enuméralas y, como por arte de magia, abraza a esa persona y en el abrazo integra en ti esas cualidades que tanto admiras.

Conclusión del Tercer Ejercicio:

Si la persona que elegiste está viva o muerta y la conociste, mi pregunta sería: ¿le dijiste todo lo que sentías? ¿Le dijiste cuánto lo (a) admirabas?

Es esencial expresar esa clase de sentimientos a quienes nos lo generan. Las acercaremos más y nos acercaremos más a nosotros mismos.

Es un acto bello que conlleva humildad, amor, ceder el paso a lo que otro tiene y y admiro. Si esa persona ya murió sin que la conocieras y era cercana, lo siento mucho, quizás en un ejercicio mental puedas decírselo, estoy segura de que después de hacerlo te sentirás muy bien.

Si está viva, la conoces y no se lo has dicho, textualmente, cierra este libro y búscala porque no hay nada más bello que puedas hacer en este momento que eso.

Hay otras posibilidades: que en este ejercicio te des cuenta que no admiras a nadie o de que admiras a un personaje al que no pudiste o puedes conocer para decírselo.

En ambos casos, lo fundamental es que lo percibas y analices qué puedes hacer con lo que sientes.

Admirar a alguien es hermoso, se siente bien. Si no lo haces, habrá que ver ¿Por qué nadie te genera ese sentimiento? Y si la persona es, por cualquier motivo, inalcanzable, piensa en lo que te gusta de sus cualidades e intenta integrarlas en tu vida diaria.



Estos 3 ejercicios nos llevan a darnos cuenta, a tomar conciencia, nos permiten hacer una pausa en asuntos emocionales que nos afectan de manera positiva o negativa en nuestra vida cotidiana.

Ojalá que te propongas más de estos momentos en silencio para pensar en: ¿quiénes están a tu lado? ¿Por qué y para qué?, ¿Que harás con lo que no puedes resolver?, ¿Qué metas nuevas plantearás en tu día para mejorar en algún aspecto?

Regálate unos momentos en silencio todos los días (de preferencia recién amanezca) y pregúntate: ¿Qué quieres para este día?, ¿Qué te gustaría regalarte?, ¿Qué deseas para ti?

Son unos breves instantes para escuchar tu voz interna, para hacer conciencia de que empiezas hoy una nueva posibilidad en mejores condiciones.

¡Manda todo tipo de ruido al caramba! No vale la pena que nadie ni nada altere tu buena intención.

Como tantos otros escenarios que existen más allá de este texto, pregúntate lo que quieras y la cantidad de veces que quieras. Por ejemplo: ¿Te das cuenta de los permisos que no nos damos?, ¿Te das cuenta de cómo depositamos en el otro nuestra responsabilidad?, ¿Te das cuenta de cómo influye una buena o mala relación sexual en tu vida diaria? ¿Te das cuenta de lo que vales?, ¿Te das cuenta de lo que significa ver lo que tienes y no lo que te hace falta?, ¿Te das cuenta de que tienes una voz interna?... ¿Te das cuenta?, ¿Te das cuenta?...

"El Tamaño Sí Importa"
Fernanda Familiar
Editorial: Random House Mondadori.

Comentarios

SERHUMANA dijo…
MARTUCHIS:
MUY BUENO!!!!!!!!!!!!

Yo no habia leido tu post sobre el libro, pero no me hubiera imaginado que no te habia gustado!!!!!!!!!

De todas formas, me alegra que hayas rescatado de ese libro estos tres ejercicios que a mi me parecieron importantisimos!!!!!!!!!

¿Te das cuenta, que lo negativo del libro no te imposibilitó ver lo positivo que tiene?

Gracias por este post!!!!!!!! Me hizo muy bien!!!!!!!!!

Y ahora hablando un poco sobre los momentos felices. Definitivamente el momento más feliz fue el día que nació mi hija!!!!!!!!!!! Pero es cierto que tambien hay muchos momentos felices que son ratitos con nosotros mismos. Siempre digo que los extremos son malos. Hacer responsable de toda nuestra felicidad a los demas, no siendo capces de ser felices solos, no creo que signifique necesariamente felicidad, mas bien creo que pasa por otro lado. Pero aun si lo fuera, como vos decis, no solo dependemos siempre de alguien para ser felices sino que ademas, tiramos la pelota de solucionar nuestra infelicidad en el afuera.
Por otro lado, el querer siempre momentos de felicidad solos, y exedernos de lo que seria una autoestima, y de saber lo que valemos, para pasar a transformarnos en una coraza que solo quiere propinarse momentos felices a solas porque de esta manera nunca deja de tener control, y las cosas no lastiman, es otra forma que creo yo equivocada, y que tiene que ver tambien no con no valorarse, sino con no querer dejar absolutamente nada en manos de otro, no entregarse a querer.
Por eso, aunque resulte dificil, deberiamos saber que podemos ser felices solos, pero tambien que no necesitamos ser omnipotentes.
Bueno, me dejo de tanta refleccion que ya hice otra vez ensalada con todo lo que digo, jajajajjajaja
BESOS GRANDES!!!!!!!!!
Martuchis dijo…
SERHUMANA:

Sí a mi también me aportaron mucho estos 3 ejercicios del libro de Fernanda y por eso quise compartirlos.

Me sentí identificada con lo que ella reflejó a través de esto porque de alguna manera yo había hecho ya las 3 dinámicas.

El Ejercicio 1 me tocó vivirlo en un curso impartido por unos amigos que se dedican a dar ese tipo de talleres, y el resultado fue que termine llorando (por esa época estaba yo a punto de entrar a una etapa bastante crítica).

El segundo es algo en lo que pienso con frecuencia y precisamente anoche pensaba en que he sido afortunada porque he vivido momentos padres con personas que en su momento fueron importantes para mi, pero también añoro mucho volver a vivir cosas como el año pasado en que pude estar sentada a la orilla de la playa completamente sola... Eso fue muy gratificante y enriquecedor para mi y me gustaría volver a vivir esa experiencia.

En ese aspecto coincido contigo en que hay que mantener un equilibrio para disfrutar de los instantes que la vida te brinda en la compañía de alguien cercano y querido para ti (sea tu familia, TU MEJOR AMIGA, tus compañeros el trabajo, tu pareja -si es que la tienes, etc); pero también para saber disfrutar de tu propia compañía y de los momentos en que no tienes otra cosa más allá que no sean tus propios pensamientos.

El ejercicio No. 3 fue muy chistoso y quise poner una foto de Soraya porque ella es hasta ahora la persona que más he admirado y aunque no le dije de palabra que la admiraba muchísimo, creo que se lo demostré con hechos concretos... A ella le divirtió mucho toparse en una entrevista con una reportera-fan... Me siento muy privilegiada por eso, y porque es una de las mejores experiencias que he tenido en mi vida.

Por último algo muy rescatable del libro de Fernanda Familiar (otra persona a quien admiro muchísimo) es que ella hace mucho hincapie siempre en que aprendamos precisamente a responsabilizarnos de nuestras acciones, que nada de lo que deseamos o lo que nos pasa depende de ninguna otra circunstancia que no seamos nosotros mismos y coincido totalmente con ella en eso.... Eso es lo más padre del libro.

Para nada haces "Ensalada" con tus comentarios, siempre expones tu punto de vista y los argumentas muy bien, por lo cual es perfectamente entendible... Los comentarios así siempre se aprecian mucho más.

Saludos y gracias por pasar por aquí como siempre.

¡Buen fin de semana!
Vane dijo…
Estos ejercicios son muy buenos, y más cuando tienen que ver con estar bien uno mismo y no depender de nada o de nadie. Pero yo pienso que a pesar de lograr eso uno si necesita de esas cosas para estar bien, por ej si estás sola hacer cosas que te gusten, comprar algo, regalarte algo, si estás acompañada lo mismo, hacer cosas en común, intercambiar charlas, hablar es muy bueno, no importa con quien sea, si esa persona es de tu confianza ayuda muchísimo a sacar cosas que duelen o simplemente compartir eso que te hace feliz.

Como todo en la vida es un equilibrio, así que si logras estar bien con vos mismo seguramente lo harás con tu entorno.

Ahora a poner en práctica esos ejercicios, la verdad que a mí me haría mucho bien.

Gracias por el post, la verdad que necesitaba leer algo así.

Te dejo muchos abrazos!
hola hola!!

estaba escribiendo mi comentario pero se me borro ¬¬

ya pues

decia que suenan interesantes estos ejercicios, tendre que practicarlos algun dia, ¿cuando? no se, pero lo hare
:D

este tipo de ejercicios siempre aportan algo bueno, sirven en muchos sentidos

sale me retiro cuidate muchote si?¿

byE