Ir al contenido principal

Castillo Neuschwanstein: De la Realidad a la Fantasía.

Foto: © Walt Disney

Lo hemos visto cientos de veces en muchas producciones y su imagen por si misma nos transporta a un mundo de fantasía… Se trata de el castillo de Walt Disney, símbolo que representa el mágico universo creado por Walter Elías, mejor conocido como Walt Disney.


Ya en otra ocasión y en otro post, se abordó aquí en el blog, la vida de este visionario personaje, que creó uno de los imperios más grandes de la cultura estadounidense, y que al haber crecido en Marceline, Missouri; ese pueblo influyó en forma definitiva para que años después él creara la entrada que caracteriza al parque temático, pero lo que pocos saben es que la historia del castillo en el cual fue inspirado ese emblema tan representativo del mundo de Disney es igual de interesante y mágica.



Aunque muchos creen que este edificio emblemático de Disney fue creado tomando como inspiración los cuentos de hadas, la realidad es otra… Cuando Walt dibujaba el cuento de "La Bella Durmiente", pensó en El Castillo Neuschwanstein, ubicado en la región de Fuessen en Baviera, Alemania; antigua ciudad rodeada de viejos castillos, monasterios y ciudadelas. Toda la región está rodeada de preciosas montañas de los Alpes, cascadas y lagos que reflejan como espejo.


Neuschwanstein significa: “Nuevo cisne de piedra”, y fue nombrado en honor al Caballero Cisne de la famosa ópera de Wagner del mismo nombre. Fue construido a finales del siglo XIX, en Alemania, cerca de la frontera con Austria.

Es uno de los castillos neoclásicos más famosos, originalmente era conocido como el nuevo Hohenschwangau, en honor al lugar donde el rey Luis II de Baviera pasó gran parte de su infancia. Su nombre fue cambiado tras su muerte.


Es el edificio más fotografiado en Alemania y de mucha atracción turística. Es comúnmente visitado por los enamorados, ya que también es uno de los más famosos del mundo.

Quien lo construyó no fue un arquitecto sino un diseñador de escenografías teatrales quien interpretó lo que quería realmente el rey.


Es una belleza arquitectónica en piedra, que se complementa con la riqueza de lo que tiene en su interior: objetos tales como calendarios, cuadros, y posters (entre otras cosas).

El castillo además puede presumir de albergar el primer teléfono celular de la historia, con un alcance de 6 metros, una completa red eléctrica, una cocina que aprovecha el calor siguiendo unas instrucciones escritas por Leonardo Da Vinci.

Neuschwanstein tiene 360 habitaciones, y sólo 14 tienen un diseño totalmente acabado, las otras quedaron inconclusas, ya que 1886, el rey murió de forma misteriosa. El castillo fue abierto al público poco tiempo después.

Esas 14 habitaciones están decoradas con un lujo sin igual, con cuadros y tapices con escenas de óperas de Richard Wagner… Sin duda alguna un sitio interesante que pasó de la realidad a la fantasía y que vale la pena algún día visitar.


Enlace

Comentarios

Vane dijo…
Yo la verdad no sabía la historia, y eso que por mi condición de niñota siempre he visto todas las películas de Disney y éste dato no lo tenía, así que yo encantada de saber de donde nació la idea de ese castillo que tantas veces vi en la tele.

No voy a hacer el comentario muy largo, las imágenes hablan por si solas, y que hermoso lugar, debe ser mágico estar rodeado de tanta historia y belleza, además sería imposible no inspirarte estando en ese castillo.

Te dejo muchos abrazos de oso
Kena Siu dijo…
Interesante la historia... aunque si te pones a pensar tiene sentido, donde has visto castillos en EU? Solo en Disney jeje

Que impresionante el Castillo en Alemania, grandioso!

Saludos!
Victoria dijo…
Ademas de ser un castillo PRECIOSO lo increible es que como es un icono que a todos nos ha tocado ver por Disney pues es un Castillo Magico, a mi me emociona verlo, me acuerdo de mis unicas vacaciones a Disney cuando tenia 7 añitos!!!