Ir al contenido principal

"En La Cumbre Más Alta, El Everest Personal".

Enlace"La vida es una aventura, o no es nada".
-Hellen Keller-


El otro día mi amiga Claudia me regaló un par de boletos para asistir a la conferencia del alpinista mexicano Alejandro Villarreal, cuya ponencia se tituló: "En La Cumbre Más Alta, El Everest Personal".

La verdad no soy de las que creen que una simple conferencia motivacional te puede cambiar la vida; pero esta, en particular, me llamó la atención, porque el conferencista está catalogado dentro del grupo de los 1200 hombres y mujeres que hasta el año 2002 lograron escalar el Monte Everest.

Alex Villarreal en la cima del Monte Everest.

Alex Villarreal hasta la fecha ha subido hasta la cumbre de 3 de las 14 montañas más altas de todo el mundo, y aunque su objetivo es escalarlas todas; a mi me llamaba la atención asistir a su conferencia, porque alguien que ha logrado semejante hazaña (además de la aventura tan apasionante sobre los viajes que debe haber emprendido y todo lo que en sí tiene que hacer una persona que sueña con ese tipo de metas), es evidente, se trata de alguien, a quien ha de ser muy interesante escuchar.

Me identifiqué con algunas de las cosas que dijo, pero mi interés más que nada era conocer las anécdotas que durante el desarrollo de la charla, alguien como él tuviera por contar… Y pues bueno, la conferencia estuvo tan padre, que se me ocurrió compartir una reseña de la misma en el blog, por si a alguno de ustedes le sirve aplicar en su vida diaria, algún elemento de los que Alex Villarreal expuso en esa analogía de comparar El Everest con la vida misma.


“El Everest Personal”


Cuando la conferencia inició, lo primero que cruzó por mi mente al ver una foto de El Monte Everest sobre la pantalla fue, ¿Qué cosas pasarían por su mente al haber llegado a la cima y estando a miles de metros sobre el nivel del mar?

En eso apareció sobre el estrado, un hombre medio bajito, pero de apariencia agradable y que en los primeros minutos empezó a hablar sobre la importancia de como había sido que en ese día en que se estaba realizando esa conferencia, fue posible que él hubiera llegado hasta ahí.

Alex compartió que hace tiempo, a él le tocó preparar junto a otros colegas de universidad, un entrenamiento para “Peñoles”, en el que transcurrieron varios días de convivencia y aprendizaje sobre ellos mismos, y fue tan poderosa esa experiencia, que Alex llegó a la conclusión de que eso sucedió debido a que todos los que participaron en el entrenamiento "estaban listos"....

"El Aprendizaje sucede CUANDO TÚ ESTÁS LISTO"... Él hablaba de que tal vez en tu vida, te has tropezado una y mil veces con una misma situación y de repente, llega un día en que las cosas se te presentan demasiado claras, porque es precisamente cuando estás listo que logras realizar aquello que te parecía imposible…

Él mencionaba un ejemplo muy simple en el que tras haberte "hecho pato" durante mucho tiempo intentando dejar de fumar, cuando por fin ESTÁS LISTO, es entonces cuando logras apagar el último cigarrillo para siempre.

Todos nosotros hemos "estado listos" en el pasado, y es entonces cuando hemos tomado grandes decisiones y alcanzado grandes metas...

"En la montaña lloras, te enojas, te ríes de ti mismo, y ¿de qué estás haciendo ahí?, te frustras o tiemblas de frío más de 24 horas".

En contraposición a todo eso, Alex hablaba de los momentos en la montaña en los que las palabras sobran, donde estás a solas contigo mismo, te empieza a caer el 20 de muchas cosas, a generarse algunas ideas, y es una mezcla de melancolía con ambición de querer saber: ¿Qué es lo que sigue? y es entonces cuando te quieres bajar corriendo para decir: "¿Por qué no lo había hecho antes?, ¿Por qué no me había dado cuenta?, ¿Cómo se me pasó tanto tiempo? y ahora me doy cuenta que quien estaba dañando la relación era yo"...

Toda esta explicación durante la primera parte de la conferencia fue para plantear algo muy simple: reflexiona en este momento: ¿Para qué ya estás listo?...

¿Qué es lo que más te gusta hacer? y ¿Por qué no lo estás haciendo justo en este momento?... Fueron las dos preguntas que Alex lanzó, para dejar patinando en el aire a más de uno.

Ayer, antier, ¿Hace 1 año?... ¿Cuándo fue la última vez que te diste el lujo de hacer lo que más amas?... Cuando dejamos de soñar, de "Ir a la Montaña", algunos dejan de tocar la guitarra, de bailar, de ir al parque de diversiones, o de disfrutar del juego más simple con sus hijos... En pocas palabras: cuando dejas de jugar y divertirte, te pones medio duro y frío...


El primer ejemplo que Alex utilizó en esa primera parte de la conferencia consistió en pedirle a todos los que estábamos ahí, que colocaramos el puño cerrado frente a cada uno de nosotros (lo más apretado que se pudiera), para después de eso, pedir que alguien le dijera ¿Cómo se sentía el resto del cuerpo?, al realizar esa acción tan simple.

La respuesta fue bien fácil, cuando el cuerpo se tensa, la respiración se detiene y es entonces cuando se desata una sensación de estrés en el cuerpo de que “algo valioso” está en peligro. Y es entonces cuando se da lo que se conoce como “respuesta al estrés”; que te prepara biológicamente para MATAR o para VOLAR… Esto es el “Fight or Fly Response”, (La respuesta para MATAR o VOLAR).

Matas para defenderte, o sales volando de ahí, literalmente... Todos hemos escuchado el caso de alguna persona, que por escapar del fuego, brinca una barda de 4 ó 5 metros y un montón de historias asombrosas de lo que uno puede hacer cuando “se siente amenazado”.

El mundo moderno desata esa misma sensación no cuando alguien nos está apuntando con una pistola, sino cuando por ejemplo suena tu celular, te llega un correo electrónico, y te acuerdas que no hiciste tal cosa, se te pasó llegar a tal lado y entonces comienzas a estresarte; por eso resulta difícil CONVIVIR en el día a día y cualquier roce dentro de una conversación propicia que salten chispas; y que de ahí surjan los golpes y posterior a los golpes, las separaciones.


Después de explicar esto, Alex pidió a todos los asistentes que realizaran 3 respiraciones y exhalaciones profundas y completas, todo esto con la intención de lograr a través de la respiración ESTAR AQUÍ Y AHORA… Justo en este momento… (o como ahora cuando tú estás leyendo este post).

ESTAR EN EL AQUÍ Y EN EL AHORA significa observar, disfrutar, ¿Con quién estás? ¿Y qué estás haciendo?... En este punto, él mencionó un ejemplo muy simple, de que cuando por alguna cuestión estás conversando con alguien, suena tu celular, contestas y te quedas pensando en lo que te dijeron durante esa llamada, pierdes el hilo de la conversación de la persona con la cual estabas y cuando esta te pregunta: ¿Qué opinas al respecto acerca de lo que te contó?, ya no sabes ni que decirle o te da pena confesarle que dejaste de prestarle atención.


ESTAR EN EL AQUÍ Y EN EL AHORA es la puerta de entrada para aprender sobre nosotros mismos; para estar realmente donde estamos…

Para ilustrar este principio, Alex ponía el ejemplo de como cuando alguien se va de vacaciones, y se le acaban los días enojado porque estaba lloviendo, cuando esa persona pensaba que por estar en un lugar tropical y con playa debía hacer calor…. Que sean tus vacaciones, que las hayas soñado por mucho tiempo, y hayas trabajado para ahorrar, no implica que no pueda a llover.

Entonces TU EXPECTATIVA de “como deberían ser las cosas” detona un estrés muy fuerte, y así por el estilo, CUALQUIER EXPECTATIVA QUE TÚ TENGAS –según las filosofías orientales- te va a frustar (¡Ay Pedradón!)… Porque las cosas no van a llegar tal y como tú las quieres, ni en el tiempo que tu quieres…

Para empezar ahora si la charla, Alex pidió que todos tratáramos de estar bien relajados en EL AQUÍ Y AHORA con 3 letras A, tres conceptos que te pueden ser de utilidad para estar en EL AQUÍ Y EN EL AHORA donde quiera que estés:

1. “Agradece": Hay que agradecer en dónde estás, con quien estás y lo que tienes… Si tú vives en una casa con un techo, tu ropa, la puedes guardar en un closet y hay un refrigerador en tu casa, eres del 25% más rico en comparación con el porcentaje de los millones de habitantes que existen en el mundo…

Alex decía que se siente bien ese ratito de queja colectiva cuando decimos: “que amolados estamos”; pero esto es igual al alcohol, te sumes un ratito y tan pronto se te pasa la cruda, ahí estás otra vez.

Si ya agradeciste dónde estás, con quien estás y lo que tienes, el segundo paso es:

2. “Aprécialo”: Aprecia lo que tienes, que suba en valor, siéntete privilegiado de ser parte de ese 25% del que hablábamos hace un rato… Al principio Alex mencionó dos ejemplos muy banales, como cuando una mujer paga lo que sea porque su bolso tenga el holograma con las letras LV (Louis Vuitton); o cuando los chavos pagan también lo que sea porque en su zapato esté impreso el logo de “Puma”… Por todo esto, apreciamos y pagamos más.


Luego, cuestionó: ¿en nuestras familias qué es apreciación?: Aprecias a tu padre, a tu madre, a tus hermanos y estás dispuesto a pagar dos cosas simples: TOLERANCIA y COMPASIÓN. Dos conceptos orientales que implican que te aceptes como eres, para que aceptes al otro, y seas capaz de sentir como él siente.

Esto no significa sentir lástima y donar parte de tu dinero porque el otro tiene frío o hambre, quiere decir que “te cale su frío y su hambre”… Entonces Agradeces, Aprecias, y sube en valor, entonces vas y te lo compras…

3. "Actúa": Si el de al lado no está consciente de tu agradecimiento y apreciación, ¡recúerdale!... ¿De qué se queja?, si existe un 75% restante al que le gustaría estar en sus zapatos con todo y las broncas que eso implica.

¿Con quiénes tienes que aplicar estos 3 puntos?: Con las personas que vives.. De nada te sirve cuestionar e investigar para tratar de entender y cambiar tus patrones mentales, si dejas “Espacios Vacíos”, que así se define a cuando no cumples con tu compromiso con tu esposa (o), tu familia y tus hijos… Si dejas esos “espacios vacíos”, estás creando un problemón; es preferible que dejes un “Espacio Vacío” en tu trabajo (a final de cuentas tu puesto lo puede ocupar otra persona y que esté dispuesta a trabajar más horas y por menos sueldo); pero si “la riegas” como padre, como esposo o como hijo, de nada sirve lo que puedas lograr al tratar de entender como funcionas por dentro, estás creando otro problema más grande,

¿En qué no quieres fallar y cuáles son los roles más importantes de tu vida?... Si no fallas como padre, como esposo o como hijo, vas a ser un buen profesionista. Aquí Alex hablaba de algo muy cierto… Cuando conoces a alguien cuya familia vive en armonía y llena de amor, “se siente” que esas personas son eficientes, serviciales, atentas, trabajadoras… Cuidan su trabajo, porque saben que están cuidando a su familia…


Entonces: 3 respiraciones profundas y completas que te permitan estar “EN EL AQUÍ Y EN EL AHORA”… como dejando ir todo lo que no puedes atender en este espacio… déjalo, luego lo atiendes y si por algo aparece algún pensamiento de un pendiente, así como aparece, déjalo fluir, déjalo que pase, de tal manera que llegues a tener 1 ó 2 horas para ti, para crecer, para cuestionar, para viajar por estas reflexiones donde vas a llegar a la punta de El Monte Everest, con todas sus implicaciones, como perder la vida, donde no hay respuestas correctas, y donde cada uno de nosotros, a través de estas respiraciones y exhalaciones profundas, tenemos que encontrar nuestras propias conclusiones.

Sentados cómodamente, con las piernas y brazos relajados, dejando pasar todo lo que no sirve, en un intento por entrar a un estado de ánimo que te permita encontrar LO QUE SI QUIERES ENCONTRAR…

Empezando Con un Fin en Mente…

En esta siguiente parte de la charla, Alex habló sobre la importancia de estas preguntas:

• ¿Qué debo seguir haciendo con mayor firmeza?

• ¿Acerca de que debo buscar mayor claridad o aprendizaje?

• ¿Qué puedo descubrir que me hace sentir en calma?

• ¿Qué me da energía brillante y me conecta a la vida?

Seguramente después de leer estos 4 cuestionamientos, cada uno de ustedes ya tenga una respuesta en mente:

Las dos primeras preguntas se relacionan con aquello que descubres es lo que más disfrutas y podrías realizar incansablemente y hasta sin cobrar, mientras que las otras dos se refieren al hecho de buscar dentro de todos esos espacios de tensión las cosas que te tranquilizan, como puede ser hablar con alguien, ver a uno de tus hijos durmiendo, y que sobre todo en la ultima pregunta también habla acerca de lo que te motiva o es tu motor para continuar cada día, porque ese es precisamente tu “voltaje” y lo que te va a impulsar a hacer grandes cosas.

Después de explicar esto, siguió un ejercicio muy interesante que no voy a contarles en que consiste, porque es muy padre descubrirlo por uno mismo.


Tan sólo puedo decir que esa dinámica dentro de la conferencia es una analogía genial para explicar como cada uno de nosotros ve lo “que quiere ver”, en base a las creencias que uno tiene.

Muchas veces pasa, que ante alguna circunstancia o problema que se te presenta en la vida tu ves nada más una sola solución posible; y en ese sentido él lo comparaba con el hecho de que para un Alpinista, cuando está escalando, se apoya en “El Piolet” (esa herramienta en forma de hoz que sirve para enterrar en las rocas de nieve para apoyarse e ir ascendiendo) y que muchas veces, durante esas escaladas sobre esas montañas tan altas, le llegó a pasar que el miedo se apoderó de él, al grado de paralizarlo y no poder sacar El Piolet de la nieve para poder avanzar.

Así pasa con muchos de nosotros, el miedo nos limita a realizar cosas, a ver más allá de la perspectiva que obtuvimos en base a las experiencias de vida que hemos pasado y es aquí donde vale la pena reflexionar: ¿Cual es tu montaña? (en el sentido de definir que es eso que verdaderamente deseas alcanzar para tu vida), ¿Qué estás sintiendo o pensando en este momento?, acerca de eso, que es lo que te paraliza, que mantiene tu “Piolet” trabado y no te deja avanzar, y sobre todo ¿Cuál es tu campo base?


En El Everest, al punto donde todos los alpinistas llegan y montan su casa de campaña, justo antes de ascender, se le conoce como “Campamento Base” y aplicando esta analogía, convendría cuestionarte: ¿Cuál es tu campamento base?, en qué o en quiénes te apoyas para poder escalar hacia tu meta, para poder ascender y conquistar la cima de tu Everest Personal.

El chiste es TENER ESPERANZA, saber que hay un futuro al que conviene llegar, que existe también una ruta para poder hacerlo y que tú tienes todo lo que se requiere para poder llegar… Así que ¿Cuáles son tus apoyos y como los usas en este momento?

Mucha gente pasa su vida buscando o tratando de encontrar, ¿para qué tiene talento? O quizá invierte gran parte de su vida pensando que lo correcto es buscar cuál es la fórmula para hacer dinero más fácil, pero para poder alcanzar tu cima, no se requiere de talento, si no de corazón… Así que pídele a la vida o al de al lado que te ayude a descubrir: ¿Qué es lo que realmente te apasiona? ¿Qué cosa podrías hacer incanzablemente y sin que te paguen?, porque una vez que logras definir eso, y apasionarte con algo, la vida te puede sorprender. El reto es nada más saber hacia dónde vas.


Alex compartió que ir a la montaña es ir a celebrar la vida, pero al mismo tiempo estando ahí la puedes perder; ya que además de la falta de oxigeno, de las rafagas de viento que te pueden tirar, del frío que puede ocasionarte la muerte por hipotermia, el 80% de las muertes en El Everest suceden durante el descenso.

La meta de él ahora es escalar las 14 montañas más altas del mundo (lleva apenas 3) y en ese sentido, aunque alguna de las metas que tu te propongas pueda parecer inalcanzable, no debes conformarte nunca con menos de lo que te mereces.

Para poder lograr tu meta necesitas únicamente:

- Confianza: Cree en las bendiciones y privilegios que tienes, y sobre todo creete por lo menos una vez que eres eso que quieres llegar a ser.

- Liderazgo: Este punto se refiere a que no se vale llegar alto y fallarle a todas esas personas que alguna vez creyeron en ti, no dejar “Espacios Vacíos”, porque si no de nada te va a servir llegar a la cima.


En el siguiente cuadro, se representa como es la vida y como se da el aprendizaje cuando este es por elección voluntaria. Debajo de la línea roja, están algunas de las razones que te impiden alcanzar lo que sueñas y que muchas veces se convierten en los pretextos que llegas a utilizar para justificar el fracaso… Lo ideal es vivir por encima de la línea azul.

En conclusión: ¿Cuál es tu vida hoy, aquí, con lo que tienes? ¿Y qué puedes hacer para mejorarla todavía más?

Una vez que definas eso, esto te va a llevar a tu “Everest Personal”….

Esa fue la forma como concluyó esta conferencia tan padre, en la que me encantó la analogía de El Everest aplicada a la existencia de cualquier persona normal.

Yo dije al principio de este post (kilométrico como siempre) que había algo con lo que logré identificarme de todo lo que se dijo durante la conferencia. A la par de explicar todos estos principios tan básicos y que en cierta forma ya todos conocemos, me encantó cuando Alex contó todo lo que le costó llegar hasta esa montaña que no es más que un montón de rocas y hielo que dividen a El Tibet de Nepal; la cantidad de puertas que tocó, que no le importó hasta endeudarse para pagar ese viaje que lo llevaría hasta donde él soñaba llegar y me encantó que dijo que cuando iba en el avión hacia allá, él llevaba su diario y cuando miró por la ventana y vio las nubes dijo: ¿Qué he estado haciendo todo este tiempo? ¿Cómo fue que dejé pasar tanto tiempo y me perdí de todo esto? (me sentí muy identificada con eso, porque algo similar pensé yo de camino hacia Uruguay)… Suspiro…

Esa ha sido una de las mejores cosas que me han pasado en la vida… Saber lo que se siente y todo lo que puedes llegar a hacer para perseguir un sueño... Recordar eso fue lo más chido que me quedó de esta conferencia.

Enlace
¿Qué decisión necesito tomar para que mi vida sea una aventura y me ponga en alerta las 24 horas del día?... Creo que de eso se trata la vida...

Más información sobre Alex Villarreal:

www.alexvillarreal.com

www.aprendizajeodisea.com


P.D. ¡Muchísimas Gracias a Clau por haberme invitado a la conferencia!

Comentarios

Vane dijo…
Muchos han escalado varias montañas, pero no todos se toman el trabajo de llevarlo a una experiencia más allá de haber escalado, y este señor tiene doble merito, porque además de cumplir un sueño puede ayudar a muchas personas con estas conferencias.
Pensé en muchas cosas cuando leía, me acordé de Soraya cuando decía que si respirabas profundamente y te dejabas llenar de toda la energía te ibas a dar cuenta de que habías perdido tus otras respiraciones, porque las habías dejado pasar como algo que hacés para vivir, y es más que eso y ella lo sabía apreciar muy bien.
También pensé en que tiene mucha razón, y que a veces somos conscientes de que somos afortunados pero aún así buscamos motivos para quejarnos, a veces esos motivos tienen razón de ser, pero en definitiva la diferencia entre otras personas es que tienen solución y a veces nos dejamos vencer por algo que no está tan mal como nosotros lo vemos.
Estoy de acuerdo con él cuando dice que a veces no sabemos mirar, o vemos lo que queremos ver, yo opino igual y trato de aplicarlo a mi vida, antes de cuestionar algo, o de juzgar me pongo en el lugar de la otra persona, o si se trata de una situación buscarle el lado positivo, para tratar de no dar por hecho cosas que no son así, o para evitar que algo se convierta en grave cuando no lo es, así se pueden evitar males mayores.

Estas charlas y estos ejercicios pueden ser muy buenos, pero realmente son positivos cuando los aplicás, los mantenés presentes, y que no quede como una conferencia que te sirvió durante el tiempo que duró, que te pareció buena y te hizo pensar, tiene que ir más allá para que realmente logre el objetivo en el cual fue inspirada, digo esto porque a mí también me ha pasado de escuchar, ver, o leer algo que me pareció importante y digno de admirar y aplicar, y después todo se queda en un intento, y lo que pareció al inicio algo que me iba a ayudar después quedó en nada.
Si vos crees que algo de lo que escuchaste y viste te puede servir porfa tomálo en cuenta y aplicalo para tu vida, o si tenés ganas de hacer algo no lo dejes pasar, tal vez es tiempo de hacer algo pendiente que te gusta mucho.

Creo que ya dije suficiente, y todo está en el post, y en el trabajo de este señor que repito es doble su merito, porque no todos hacen de una experiencia personal algo que le pueda servir a los demás.
Muy bueno tu post, y cae perfecto en este domingo gris y frío en el otoño Uruguayo, a mí me gustó mucho leerlo, estás cosas te hacen parar un rato y cuestionarte un montón de cosas, pero si realmente lo aplicás como tiene que ser habrá valido muchísimo la pena.

A mí me queda agradecerte y no sólo por subir un post como este, sino por otras cosas que tienen que ver con ayudarme a mí con tu apoyo.

Te dejo muchos abrazos de oso, y no te olvides porfa que sos muy importante para mí y que te adoro.