Ir al contenido principal

La Noche de Sarah Brightman en La Frontera...

“Sous les nuages de la nuit, je marche vers la clairière. D'un éclat argenté je la vois, la lune… Elle porte les voiles de l'éternité, son auréole embrasse les étoiles, ma lune"...

-Obertura “La Lune” – álbum: “La Luna” (2000)-

Desperté al día siguiente con la sensación que te queda en el alma posterior a que has vivido un sueño... Apenas unas cuantas horas atrás, la noche había sido perfecta, el cielo había estado claro y despejado, y "La Luna", (sí, esa a la que ella se refiere en una obertura, o la misma a la que canta e idealiza en otra de sus canciones), se apoderó por completo del cielo, y se instaló en el lugar más alto, para desde allí brillar tan pálida como resplandeciente...

Nunca se movió ni por un instante, y hasta el viento, por una sola noche decidió quitarse el antifaz de otoño... Tanta quietud bajo una tierra árida y desértica daba la impresión de que la perfección se había apoderado de la oscuridad, para suspenderlo todo
-hasta los suspiros- en el lapso de tiempo en que esa mujer de profundos ojos celestes, abriera su voz para dejarse escuchar desde ahí.


Pendón ubicado en la Av. Lincoln y cartelera en la Av. Adolfo de la Huerta y Av. De la Raza.

Ya desde los días previos que se acumularon uno a uno; la publicidad (desperdigada por toda la ciudad), logró pintar de colores brillantes e intensos al eterno tono gris de lo cotidiano. Cuando el segundo día de Octubre llegó, las horas previas que antecedieron al concierto, se tornaron muy intensas… El día se esfumó como cosa de nada, en el intento por ayudar a los amigos que no tenían boleto (y decidieron de última hora que irían); así como entre los nervios padres, que experimentas cuando sabes que estás a punto de vivir algo muy, muy especial.


Yo llegué puntual a mi cita, pues para mi era importante ir por fin al encuentro de un día tan esperado. Cuando las manecillas del reloj marcaron las 6:00 pm, yo ya estaba ahí de pie, frente a los muros que resguardan el interior de El Estadio Olímpico Benito Juárez.


No era la única, mucha gente permanecía también ahí, y todavía más seguía llegando. Desde todos los puntos, y de forma incesante, personas y más personas hacían su arribo, algunos sabiendo quien era, otros sin conocerla, pero quizá atraídos por la idea de atestiguar lo que pasaría en un evento nunca antes visto en la ciudad.




Sentados sobre la banqueta, tirados sobre el pasto, o de pie, conversando para gastar el tiempo de espera junto a las puertas de acceso; me entretuve por un instante observando en silencio todo eso, tal vez sin darme cuenta que yo misma era parte de todo eso, y esperaba también.


Mientras la gente iba y venía, del interior de los muros surgió el sonido de varios instrumentos -ejecutándose al unísono- y mi corazón se estremeció al descubrir y reconocer que eran las primeras notas de “Fleurs du Mal” (“Flores del Mal”)…


El sonido era tan poderoso, que traspasaba hasta el alma… Y lo primero que se me ocurrió pensar fue que por la hora, era muy probable que el set de músicos que acompañan a Sarah Brightman en todas sus giras, estuviera ensayando con el ensamble de cuerdas de nuestra máxima casa de estudios (La UACJ: Universidad Autónoma de Ciudad Juárez)…


Así, mientras me imaginaba lo que para cada uno de esos jóvenes representaba el tener la oportunidad como músicos de acompañar a la mujer que está considerada como una de las mejores sopranos en el mundo… La voz principal que se revestía con la armonía de aquellas notas me hizo reaccionar.



¡Wow! ¡Era Sarah y estaba todavía ensayando!!... Al principio lo dudé, miré el reloj y traté de convencerme a mi misma de que por la hora, eso ya no podía ser posible… Mi mente intentó darle una explicación lógica, argumentando que era tan bueno el sonido, que seguramente tendrían puesto uno de los discos, pero conforme terminaba una canción y seguía otra; además de la emoción provocada por la convicción de saber que yo conocía cada tema a la perfección; me di cuenta que si, ¡de verdad era ella!...

Comencé a desesperarme… y ahora lo reconozco: también a enfadarme.. porque: ¿Cuánto tiempo llevaría ya ahí Sarah ensayando? (y yo por no haber llegado mas temprano ni enterada); mientras que por otro lado, yo tenía que esperar a una de mis compañeras de la revista para entregarle su gafete de prensa y también estaba la preocupación de que varios amigos y conocidos se encontraran en medio de tanta gente para después de varias llamadas y mensajes de texto a lo largo del día; poder obtener por fin su boleto de acceso al concierto.


A pesar de que cada boleto estuvo desde un inicio numerado, las filas en el exterior eran un verdadero desastre… Preguntabas sobre la ubicación de la puerta de entrada que suponías correspondía a tu ticket, pero conforme avanzaban los minutos, más gente llegaba y la confusión –al igual que las filas- se extendían más y más.

Por suerte, la fila designada para las personas que nos acreditamos como prensa, no se hizo tan larga hasta casi unos minutos antes de que las puertas fueran por fin abiertas. A pesar de que el acceso del todo el público estaba programado para las 5 de la tarde, todo se retrasó debido a que Sarah decidió dar por finalizado su ensayo general, cuando faltaba poco menos de 1 hora para que empezara el concierto.


El ánimo en general en esos minutos previos era de impaciencia por la espera… La gente seguía llegando, algunos reconocían a sus amigos formados en las filas y se detenían a platicar por un momento y a ponerse al día con sus vidas, con la idea que que si hacían eso, quizá el tiempo pasaría más de prisa y sin sentirlo.


Yo por mi parte, permanecí atenta a cada uno de los sonidos que provenían del interior del estadio y fue así como me di cuenta (por la cantidad de canciones que anoté) de que el ensayo general fue prácticamente como escuchar 1 hora de concierto completo.


Cuando la música cesó, la gente desde el exterior comenzó a aplaudir, como una forma de manifestar su impaciencia por entrar ya al recinto para disfrutar del concierto, que mientras los organizadores iban y venían con celulares y radios en mano, nos hicieron saber que nadie ajeno al staff de Sarah y de la gente de la UACJ que compartiría con ella el escenario, tuvo acceso a ese último ensayo general.


Una de las puertas de acceso al estadio, al fondo la estrella de La Montaña Franklin de El Paso, Tx.


Ahí perdí la noción del tiempo. Las puertas se abrieron por fin cuando la claridad de la tarde ya se estaba despidiendo. A pesar de la desorganización que imperó durante el proceso de entrada, nosotros nos libramos relativamente fácil del tumulto… Una vez adentro, el sonido inconfundible de los instrumentos, afinando, justo antes de empezar el concierto, me hizo recordar esa sensación tan mágica y tan indescriptible que siempre experimento desde que descubrí el fascinante mundo de la ópera; hace ya algunos años atrás.


En esta foto sale una "Fan Bloguera" parajeando (para variar),,,, Atínele dónde está.

Lo primero que encontramos cuando accesamos al estadio, posterior a haber registrado nuestros boletos y gafetes digitalmente, fue una impresionante alfombra de sillas de distintos colores que se extendía por todo el campo y más allá de lo que la vista permitía ver.


Panorámica de como lució la noche del concierto, El Estado Olímpico Benito Juáre, al fondo la montaña Franklin de El Paso, Tx.


El escenario (tal y como yo lo supuse) era muy austero… Sólo los instrumentos de la banda de Sarah Brightman, y los costados contiguos los músicos de la UACJ y un coro de voces… A pesar de que no era el montaje majestuoso que 1 año atrás yo había visto en la ciudad de México, mis expectativas –al igual que las de muchos que la verían por primera vez- sabía que serían superadas por completo.

Una vez más hubo que esperar, pero el paso del tiempo no me pareció largo ni tedioso… Si bien era cierto que tenía muchas ganas de que empezara ya el concierto; los minutos se me escaparon entretenida entre la charla y las ocurrencias de Diana, los mensajes de texto de amigos y conocidos que se encontraban en algún punto del estadio (y sabían lo importante que era para mi ese concierto); saludando a los compañeros de prensa que de tanto año de andar en lo mismo ya conoces, (porque siempre coincidimos los mismos en todos los eventos); y en general, disfrutando de la noche que prometía ser perfecta.


A las 8:55 pm las luces se apagaron y en medio de la penumbra, el sonido de campanadas fue preludio de entrada a una silueta que ya comenzaba a avanzar a paso lento desde el fondo del escenario… Cuando la luz se hizo presente, en la parte central apareció Sarah Brightman con ese impresionante vestido rojo, que para siempre será recordado como una imagen iconográfica del disco “Symphony”… Al igual que en ese disco, y que en el show de esa gira, “Fleurs Du Mal” fue el tema que Sarah eligió para abrir la noche…


“Buenas noches damas y caballeros, estoy muy contenta de estar con ustedes en ciudad Juárez, Chihuahua. Esta será una celebración de muchas canciones que he cantado alrededor del mundo y espero les traigan felicidad… La siguiente canción es de mi álbum “Symphony”…


Estas fueron las primeras palabras con las que Sarah se dirigió al público después de haber concluído la primer canción. Aunque con el peculiar acento de quien intenta expresarse en un idioma que no domina, ella hizo el esfuerzo por agradecer en español a las más de 30 mil personas que se reunieron en ese punto para ir a verla y que con ese detalle tan simple se rindieron ante la magia de su voz… El concierto había empezado por fin.


Los siguientes minutos fueron un intenso recorrido por la discografía de todos estos últimos años…Entre éxitos, los covers especiales de canciones conocidas que ha realizado a través del tiempo, intermezzos y oberturas de óperas conocidas que servían para causar expectación y darle pauta para ir y regresar con distintos vestidos (que como bien dijo Vicky) eran de ensueño; Sarah Brightman demostró con tan sólo abrir su voz ante el micrófono, porque le va perfecto el calificativo de “El Ángel de La Música”.


Detalles Memorables del Concierto...


• Lo chusco:
- El resbalón de El Gobernador del Estado de Chihuahua: José Reyes Baeza, quien en su discurso inaugural del evento, pronunció mal el apellido de Sarah Brightman.

- La parte del “Speech”, en la que “El Gober” dijo: “Ustedes no quieren escuchar un discurso largo, quieren disfrutar del concierto”… Fue el único momento en que logró captar la atención del público, que celebró con efusivos aplausos, que eso fuera lo más coherente que dijo en toda la noche.

- El público de las gradas contiguas al lado derecho del escenario, quienes abuchearon a la gente que llegó tarde y tuvieron la descortesía de pararse en los pasillos tapando por completo la visibilidad del escenario… ¡La porra los saluda!!!

Fue el grito espontáneo que a más de uno le provocó risa (¡Saludos Clau!). Por cierto, muy merecida la rechifla, porque es una falta de respeto muy grande, llegar a un evento tan tarde.


Para lo único que sirvió el helicóptero, fue para tomar fotos como esta (es impresionante como se ve desde el aire el estadio lleno de gente y la línea divisoria entre Cd. Juárez y El Paso Tx.)


• Lo criticable:
- La desorganización en la lógistica para coordinar la entrada de más de 30 mil personas en tan poco tiempo.

- La falta de pantallas que evidentemente hicieron muuucha falta, para que a las personas de gradas y de la parte más alejada del estadio, hubieran podido disfrutar mucho mejor del evento.

- El helicóptero sobrevolando sobre el estadio con su molesto ruido en pleno concierto.


• Lo memorable:
- El respeto del público durante todo el evento.

- El espectáculo de juegos pirotécnicos al final del concierto… Algo sorpresivo y que sin duda alguna nadie se esperaba.

- Que apesar de la violencia que azota a la ciudad, la noche fue tranquila… Cd. Juárez se merecía ya una tregua y una noche como esta.


• El Repertorio del Concierto:
- “Fleurs Du Mal” (Disco: “Symphony”).*
- “Symphony” (Disco: “Symphony”).*
- “Beautiful Day: (Disco: “Harem”).*
- Obertura - “What a Wonderful Life” (Disco: “Harem”).
- “Dust in a Wind” (Disco: “Eden”).*
- “Who Wants To Live Forever” (Tema del grupo “Queen” – Disco: “Time to Say Goodbye”).*
- “Hijo de La Luna” (Disco: “La Luna”).*
- “La Luna” (Disco: “La Luna”).
- “Gueri de Toi” (Disco: “Harem”). *
- “Anytime, Anywhere” (Disco: “Eden”). *
- “Nella Fantasia” (Disco: “Eden”).*
- “Canto della Terra” – Dueto con el tenor: Erkan Aki (Disco: “Symphony) – El dueto es original con Andrea Bocelli. *
- “Sara Qui” – Dueto con el tenor: Erkan Aki (Disco: “Symphony) – El dueto original es con Alessandro Safina. *
- “Nessun Dorma” – (Pieza de la ópera “Turandot”) – (Disco: “Eden”).


INTERMEDIO DE 20 MINUTOS

- “Harem” (Disco: “Harem”). *
- “Stranger in Paradise” (Disco: “Harem”). *
- Intermezzo Cavalleria Rusticana de la Ópera del mismo nombre.
- “Scarborough Fire” (Disco: “La Luna”).
- Obertura
- “He Doesn’t See Me” (Disco: “La Luna”). (Esta es una de mis favoritas y nunca la canta).

- “A Whiter Shade of Pale” (Disco: “La Luna”).
- “Pasión” – Dueto con el Contratenor: Fernando Lima (Disco: “Symphony”).
- “Ave María” – Dueto con el contratenor: Fernando Lima (Disco: “A Winter Symphony”).
- Obertura “El Fantasma de la Ópera”
- “Wishing you Were Some Here Again” (Disco: “The Andrew Lloyd Webber Collection”).
- “El Fantasma de la Ópera” Dueto con: Erkan Aki, (Disco: “The Andrew Lloyd Webber Collection”).*
- “Time To Say Good Bye – Con te partiro (Disco: “Time to Say Goodbye”).
- “Deliver Me” (Disco: “Eden”).
- “Question of Honour” (Disco: “Diva: The Singles Collection”).

*Canciones que cantó en el ensayo y al final del mismo, música instrumental de “Sanvean” y “Symphony”.

• El concierto en números:
- 1 hr. y media de ensayo
- 2 horas y media de concierto.
- 200 personas encargadas del montaje del evento.
- 8 cambios de vestuario (Los vestidos más impresionantes El rojo del final y el blanco con plumas). Era impactante también el vestido como de novia del siglo XIX que usó para “Nessun Dorma”.
- Voces: 1 Soprano + 1 Tenor + 1 Contratenor
- 6 músicos miembros de la Orquesta Sinfónica de Ciudad Juárez, además del Coro de la Licenciatura en Música de la UACJ.
- 26 canciones + 1 Intermezzo + 4 Oberturas
- Cerca de media hora de juegos pirotécnicos.
- Alrededor de 5 días en el montaje del escenario y toda la infraestructura que se montó para que el concierto se pudiera llevar a cabo (entre escenario, sillas, carpeta para cubrir el pasto de la cancha, sonido, etc).
- 2o Trailers para transportar todo el equipo.
- 30 mil personas asistentes al concierto: “Una Voz Sin Fronteras”.
- Apróximadamente 15 horas de ensayo previo al concierto (lo que demuestra el profesionalismo de esta diva del classical crossover).

Los Rumores:
- Se dice que Sarah arribó al estadio y se fue en Helicóptero.
- Estuvo hospedada en el hotel Camino Real de El Paso, Tx.
- Ella llegó a la frontera desde el Miércoles y estuvo ensayando desde ese día, bajo un fuerte dispositivo de seguridad. La única persona que logró colarse hasta backstage fue José Reyes Ferriz, (el alcalde de la ciudad) ¡Méndigo "Tomatito" que suerte tiene!!!!

Son muchas las cosas que podría decír de este concierto… Pero me limitaré a decir que me quedo con la imagen de un estadio lleno en su totalidad; con la expresión de un bebé de meses que dos filas atrás de donde yo estaba, observaba embelesado a Sarah…


Me quedo también con la buena impresión del público que guardó silencio y mostró un absoluto respeto ante la personalidad y la voz de esta mujer, que sin duda alguna posee el don de transmitir emociones y sentimientos a través de la voz.



Me quedo; con la majestuosidad de sus vestidos (me enamoré del vestido blanco y también del Intermezzo de La Cavalleria Rusticana), y del momento en que cantó “Deliver Me”, con las mismas alas negras que utilizó para esa interpretación en El Palacio de Los Deportes en Noviembre del 2008… Creo que eso tiene un simbolismo y para mi representa la dualidad que en nuestro interior llevamos todos los humanos.

La noche en la que una voz sin fronteras se dejó escuchar fue perfecta y la sola presencia y personalidad de esta soprano, fue suficiente para compensar las horas de espera y los pocos aspectos criticables, que evidentemente fueron reflejo de que no es común en nuestra ciudad presentar un evento de esta magnitud.


Una imagen histórica... Sarah Brightman teniendo como marco La Estrella de la Montaña Franklin... Un símbolo muy representativo de esta frontera.

Sarah Brightman le regaló a Cd. Juárez una noche inolvidable… Ese fue el pensamiento que me acompañó hasta la mañana siguiente, cuando desperté y el Sábado me sorprendió con un día lluvioso y gris… Parecía que el cielo no consiguió ser lo suficientemente fuerte para contener el sentimiento de nostalgia que queda cuando termina un concierto, y las gotas de lluvia, que durante todo el día cayeron, era similar a como si el cielo llorara por saber que será difícil volver a vivir algo así otra vez.


Gracias Sarah, por regalarle a Cd. Juárez una noche tan especial…


“Bajo las nubes de la noche, camino hacia la claridad, yo una explosión plateada, y la veo… La Luna…

Vestida con velos de eternidad, su halo envuelve...
Las estrellas, mi luna"...

-Obertura “La Lune” – álbum: “La Luna” (2000)-


• Fotos: Ricardo López - Fernando Aceves - Martha Mendoza.

Comentarios

Vane dijo…
Wow que gran noche vivieron los habitantes de cuidad Juárez, cuando leía el post pensaba: que habrán sentido los que no conocían su música, y sobre todo su voz?, yo creo que habrán quedado maravillados y al día siguiente seguro salieron corriendo a comprar algunos de sus cds, estoy segura de eso.

Los que sabían de ella también se habrán soprendido por verla cantar en vivo, y también se habrán marchado del estadio sintiéndose un poco más fans todavía.

Y para los que realmente son fans como vos la noche fue perfecta, Sarah no sólo estaba pisando tierra Mexicana, sino que estaba ahí cantando para vos en tu amada Ciudad Juárez, wow intento imaginar todo lo que sentiste pero seguramente nada se compara a la realidad y lo que viviste, la verdad me da mucha emoción al leer estas palabras tan expresivas y llenas de amor por Sarah y por tu ciudad, esa que te parte el alma cada vez que se pinta de rojo por la violencia.

Claro que si, Juárez se merecía un evento como éste, y que las tapas de las revistas y los periódicos estuviean llenos de fotos y palabras para contar lo maravilloso e inolvidable que fue ese concierto.

Desde que me presentaste a Sarah me gustó, pero cada vez me gusta más al escucharla y también vos me contagias el gusto por su música, su voz, y por todo su ser lleno de magia y arte, porque sin duda esta mujer es una GRAN DIVA y la palabra ARTISTA creo que le queda corta, tendría que exisitir otro calificativo para definirla.

Muy bueno el post, como siempre, y más cuando hablás de alguien que admirás, se nota el toque de fans que le das, y sumado a todo el trabajo que le pones da como resultado un gran post.

Me hubiera encantado estar ahí, pero siento que estuve, y gracias a todo lo que me has contado definitivamente yo estuve ahí, gracias por hacerme presente.

Te dejo un abrazotototote y no te olvides que te adoro!

P.D a mí también me fascinaron los vestidos.
Circe dijo…
excelentisima resena, amen de que disfrute cada una de las letras de tu post, recordando los momentos y casi volviendo a vivirlos, me diverti con tu comeentario, del mendigo tomatito jajajaja estuvo muy bueno.
saludos martha, coincido contigo y con vane respecto a los vestidos.
Pablo dijo…
Fue para mi una de las experiencias mas gratificantes el haber participado como cantante del coro al lado de una gran Señora como Sarah Brightman! la adrenalina de tenerla cerca, saludarla (mas no la de tomarme una foto con ella pk fue medio inaccesible apra eso je) een fin, la de salir a escena y ver un estadio completamente lleno, confieso ke se me hicieron "de chicle" las piernas jaja si, fue una noche maravillosa y la cual llevare en mi corazon siempre! gracias a los músicos por su sencillez y sus enseñanzas, musicazos! wow equipo de logistica excelente todo al 100 me diverti y creo que si era algo ke nosotros como juarenses necesitabamos entre tanto ambiente de...corrupción o como kieran decirle =) gracias! hermosa reseña eh!
Martuchis dijo…
PABLO:

No sabes que importante es para mi que una de las personas que compartieron el escenario con Sarah Brightman haya no sólo leído mi reseña, sino que me haya compartido su experiencia sobre el escenario, si los que somos fans de siempre de Sarah estuvimos emocionadísimos con su visita a Cd. Juárez, me imagino que ustedes estuvieron más emocionados aún.

Te agradezco muchísimo tu visita al blog y el comentario (Ojalá regreses y puedas ver que te respondí, pues no me dejaste ninguna dirección de correo a la cual enviarte mi respuesta) y pues bueno, en caso de que regreses, me gustaría pedirte un favor, si me puedes pasar el listado con los nombres correctos de los intermezzos y las oberturas que se interpretaron (ya que eso fue lo que me falló en la reseña un poco).

Que experiencia tan padre y que noche tan inolvidable nos regaló Sarah a todos los Juarenses, sin duda alguna ese concierto del 2 de Octubre será una de las mejores cosas del 2009.

Gracias por pasar por aquí.

MARTHA
Anónimo dijo…
Asi es un concierto de pronosticos reservados una artista con toda la extencion de la palabra, y el mejor recuerdo y la mas grata satisfaccion es que mi hijo un joven de menos de 16 años deleito con su talento tocando el violin..yo no escuche voz escuche la musica esa musica que mi hijo lleva en el alma, por que el toca con el corazon.