Ir al contenido principal

12 de Diciembre: Día de La Virgen de Guadalupe.


Décimo segundo día, del décimo segundo mes... Fecha que en el calendario marca el punto final del camino de muchos, quienes luego de varios días de recorrer a pie por caminos sinuosos, o quizá algunos oscuros en los que el miedo acecha; en ese punto final se detienen por un instante; para recobrar el aliento, sacudirse el polvo acumulado en el camino, antes de llegar para encontrarse con ELLA por fin.

En ese día su casa se llena de gente y el ambiente solemne se vuelve una gran fiesta... Como es una Reina, muchos entran hasta donde se encuentra "arrodillados"... Algunos van, le cantan, la cuTamaño de fuentebren con flores y los que menos tienen le ofrecen tan sólo lo que llevan dentro...

Otros, le exponen sus problemas y le prometen que si les concede alguna "gracia o favor" en particular, regresarán el próximo año con alguna prenda que simbolice su agradecimiento y comprometa el juramento eterno de propagar mientras vivan, su veneración y fe.

Si no eres mexicano y si tampoco eres creyente, tal vez no lo entenderías... Quizá todas esas manifestaciones (incluidas las que rayan en el fanatismo religioso), te parecerían exageradas, raras y hasta absurdas...

...Pero si fueras alguien, que simplemente tiene la convicción de que existe algo superior a todos nosotros y tuvieras la capacidad de escuchar y ver como lo hace ELLA, percibirías no sólo el llanto del hombre que agradece el haberse curado de una enfermedad que en apariencia ya no tenía remedio...

De la mujer que unas bancas más adelante ha vuelto por tercer o cuarto año consecutivo y llegó hasta ahí caminando, acompañada de su hijo; el mismo que apenas 365 días atrás, ella pedía con una fe inquebrantable lo protegiera de los peligros estando "del otro lado"; y lo regresara a casa con bien...

Pero no necesitas tener esa capacidad, puesto que aún con las limitantes que supone tu condición de simple mortal, bastaría con que entraras a cualquier templo donde se encuentre una imagen suya, para entender sin escuchar las plegarias... Para CREER SIN VER lo que es la fe.


Cada persona que le abre su corazón y pone su vida entera en sus manos sabe que tarde o temprano obtendrá una respuesta... Tal vez no en la forma como espera, pero ELLA mejor que nadie sabe y conoce lo que pasa en el alma y la mente de cada persona (incluso antes de que acudan a solicitar su auxilio).

Por eso, además de su propia casa en pleno corazón de la tierra Azteca, ELLA siempre tiene un espacio en las pequeñas capillas de los pueblos más remotos, hasta las grandes catedrales de las ciudades más cosmopolitas; en las que hombres y mujeres de todas las edades, sin importar el estilo de vida que lleven, ni la cantidad de monedas que guarden en los bolsillos, se postran ante su presencia por igual.

La Virgen de Guadalupe no necesita hablarnos de nuevo, para demostrar de lo que puede ser capaz el amor de una madre, nos cuenta a través de las cosas más simples todo lo que sucede a quienes confían y creen ciegamente en que bajo su amparo nada es imposible.

Yo misma he sido una de esas tantas personas que ha ido a buscarla; y estando ante su presencia se ha dado cuenta que las palabras resultan insuficientes, para poder describir la sensación que experimentas cuando parece que ella observa cada uno de tus movimientos con esa mirada tan llena de dulzura y amor.

Estar frente a ella, te lleva a sentirte más vulnerable y mucho más pequeño de lo que eres ante su grandeza, pero es esa misma magnificencia la que al mismo tiempo te hace saber que sin importar todas las veces que te hayas equivocado; ELLA estará ahí siempre para ti.


María de Guadalupe es la madre de todos los que hemos nacido en esta tierra... La tenemos presente a toda hora, y la llevamos además de en los tableros y cristales de nuestros autos, tatuada en el corazón...

Creo que todos los mexicanos podríamos contar por lo menos una anécdota o vivencia en la que ELLA se ha hecho presente, pues nuestra fe y confianza se pierden en el recuerdo de una devoción transmitida de una generación a otra, porque aprendemos a ser "Guadalupanos" mucho antes de que tengamos uso de razón, podamos decir su nombre o mucho antes de empezar a caminar.

El primer recuerdo que tengo de ELLA es muy impactante... Creo que yo tendría unos 4 ó 5 años, cuando un día llegó a mi casa una mujer con un bebé de pocos meses de nacido que estaba muy enfermo por alguna razón.

Si la tristeza y desesperación de esa mujer eran alarmantes, lo era todavía más la apariencia del niño. Tenía los brazos extremadamente delgados (como los de los niños de Camboya); apenas si respiraba; y su madre le suplicó a la mía con lágrimas en los ojos, que la acompañara a la iglesia para alcanzar a bautizarlo antes de que la muerte se lo arrebatara de los brazos.

Mi madre, que siempre ha sido una mujer muy creyente y de fe inquebrantable; no sólo se ofreció a amadrinar al bebé que se encontraba agonizando; sino que le infundió un poco de esperanza a la mamá del niño, al pedirle que dejara todo en manos de la Santísima Virgen, porque a través su intercesión divina todo estaría bien.

Lo siguiente que recuerdo es que con la premura llegamos a la única iglesia que a esa hora encontramos abierta (Cristo Rey), entonces el sacerdote que era párroco de esa comunidad, al ver las condiciones en las que el bebé iba, procedió de inmediato con el sacramento del Bautizo.

Eso sucedió en la pequeña sacristía, y detrás del recipiente improvisado que hizo de pileta de agua bautismal, había precisamente una imagen de La Virgen de Guadalupe.

Nadie sabría explicar ¿Qué pasó?, si la súplica de la madre era muy desesperada o la fe de la mía muy grande, que La Virgen escuchó a ambas y el bebé prácticamente volvió a la vida después de que el padre derramó el agua bendita sobre una parte de su cabeza.

Milagrosamente el niño no sólo salió de su estado de gravedad, sino que se recuperó y en la actualidad debe tener cerca de 29 años...

Desde entonces creo en ella; tengo muchos recuerdos de años enteros en que una tía rezó el novenario; y cuando fui más grande me concedió un par de deseos que fueron casi mágicos para mi.

Una y mil veces he acudido a buscarla... Algunas veces para contarle lo que me dolió en su momento, perdirle por una persona en particular o agradecerle por las cosas buenas y las que no han sido tanto, pero me han servido para aprender en estas más de 3 décadas en las que me ha permitido estar aquí.

En el 2008 pude estar frente a la imagen original, que tiene casi 500 años y a la par de cuestionarme ¿Por qué existe gente que se atreve a poner en tela de jucio su existencia?, (siendo su amor algo tan evidente), pedí por un sueño que al final si se cumplió, y también por una persona muy importante para mi, a la que justo a finales de este 2009 parece que por fin ha volteado a mirar... Entiendo bien que ELLA nos da no lo que pedimos, sino exactamente lo que necesitamos y en el tiempo adecuado... Ojalá que esta vez también haya decidido que sea así...

Por mi parte, sé muy bien que como miles de mexicanos, (que el día de hoy llegaron procedentes de todos lados hasta el templo que es considerado como uno de los santuarios más visitados del mundo); yo la seguiré buscando en los momentos difíciles, pero también en los de alegría o en los que en lugar de peticiones, mi corazón y mi mente estén llenos de gratitud...


Dicen que la fe mueve montañas, y la devoción por María de Guadalupe se extiende más allá de nuestras fronteras y a través los 4 puntos cardinales... Pues no sólo el 12 de Diciembre, recorremos un camino largo para llegar hasta su presencia... A diario somos peregrinos "Guadalupanos" y cada difícultad que afrontamos es una oportunidad para fortalecer nuestro espíritu... Ojalá que ELLA siempre nos acompañe en el camino y no permita que a pesar de todo lo que vemos a diario, se pierda nuestra fe...

Comentarios

Vane dijo…
Para mí también es un día especial, porque desde hace muchos años yo hablo con la virgen de Guadalupe, y llevo conmigo una imagen que me regalaron en la década del 90, y las que vos me diste también.
No soy Mexicana pero adoro tu país desde hace muchos años, y en ese cariño también esta la Virgen de Guadalupe, ahora me siento más protegida porque no sólo ella me cuida, sino alguién más pide por mí, y eso ya es muchisisisisimo.

Nada más le quiero agradecer a la Virgen por ayudarme en estos momentos, y pedirle nada más que me lleve por el camino correcto, y si ese sueño que estoy por alcanzar es lo mejor para mí que se haga realidad, y sino se quedará en una ilusión, lo dejo en sus manos.

Y lo más importante que todas las personas que quiero estén bien, siempre, siempre, y pido para esas personas que en el mundo la están pasando mal encuentren paz, y de una vez por todas la vida le de la recompensa por tantos años de sufrimiento.

Gracias por el post, yo lo necesitaba mucho.

Te dejo un abrazo
hola!!

bueno, pues yo asi que digas que soy creyente pues no, pero si se que la fe puede hacer muchas cosas, no soy de pedir favores ni de rezar asi mucho, pero he visto muchas personas que lo hacen y al parecer les da resultados, pero si pides ayuda si te va bien jeje, bueno algunas veces que he necesitado he pedido no rezando ni nada de eso pero he pedido, y si he visto resultados y rapidos, a lo mejor mi fe no es muy grande pero de que te ayuda te ayuda.

Ya pues, quien sabe que escribi... quien sabe si se entienda esque como que noto confuso y extraño mi comentario pero pues ya que jejeje

sale me retiro, cuidate muchote

byE