Ir al contenido principal

La Historia de Porque no Escribí un Post.

Mitad de semana, y no me dio tiempo para escribir un post...

Salí tarde del trabajo, era de noche ya, y en el camino me encontré a una mujer que caminaba a pocos pasos de mi.

Me llamó la atención, porque mientras avanzaba sin prisa, parecía que de los bolsillos se le iban cayendo pedazos de sueños... Pero no... Yo que iba a escasos metros de distancia, levanté uno del suelo, con la intención de alcanzarla para dárselo en la mano; entonces me di cuenta que había sido ella misma quien a medida que sumaba pasos, los iba depurando también; dejando los que servían y tirando los que no.

Llevaba una mochila atada a la espalda, que no tenía otra cosa más que un pequeño cuadernito con una mariposa dibujada en unas pastas gruesas que protegían a un montón de hojas todavía en blanco... Hojas impacientes por inundarse de letras, que contaran todas las historias que nada más existían en su mente y que el tiempo se encargaría de "materializar" en papel.

En los bolsillos del abrigo, no llevaba más que una moneda de diez pesos, una manzana verde (que sobrevivió a la hora de la comida); un juego de llaves que abrían un sitio que no era suyo; mientras que el resto del espacio, era ocupado por pedazos de ilusiones que a pesar de no saber si embonaban unas con otras, las llevaba siempre consigo, porque por el momento no tenía otro lugar en donde depositarlas.

Me fui siguiéndola, sin que se diera cuenta y por la forma en que caminaba (cansada y sin prisa), percibí que en esas calles a cada paso se iba reencontrando con pedazos de recuerdos, fragmentos de momentos, sueños que quizá en otro tiempo depositó en manos de alguien más; y ese alguien, se los guardó en el bolsillo por un tiempo y luego tal vez los tiró, para hacerle espacio a lo que realmente quería, o compartir todo eso, con los de otra persona más.

Pero eso ya no importaba... A pesar de que no me lo dijo, yo me di cuenta mientras la observaba con disimulo (en plena parada del transporte colectivo), de que a pesar de que eso ya no le dolía tanto como antes; si le había dejado una cicatriz profunda en el alma... Era evidente que ella llevaba muchísimo tiempo buscando ternura; pero en más de 1460 días le resultó muy difícil encontrarla en un una ciudad plagada de personas realistas...

La poca que le quedaba la encontró un día sin quererlo en un país distante; pero ahora ya no tenía casi nada.... La necesitaba tanto, pero sabía que cuando se agotara por completo la reserva que tenía dentro del alma, iba a tener que aprender a generarla por si misma o tal vez obtenerla a través de las cosas simples y que no le importaban a nadie más.

Ella no me lo dijo, pero yo lo noté en la forma como se recargó contra el cristal de la ventanilla (al abordar el camión) y por la forma como suspiró y entrecerró los ojos al pasar por el parque, me di cuenta que a pesar de que su camino se vislumbraba en solitario, aún tenía mucho para dar.

Yo iba en el asiento contiguo, y mientras ella buscaba algo en su mochila, descubrí que en la bolsita pequeña llevaba un ángel portátil (que alguien le regaló hacía ya más de 2 años), una pluma mágica que en el pasado escribió otras ideas, emociones y pensamientos, para luego viajar cientos de kilómetros y en el presente, -cuando no escribía otras historias nuevas- era como un amuleto que llevaba siempre consigo, porque además de ser un objeto de "Buena Suerte", le recordaba que los detalles más valiosos van más allá de todo lo que es material, y para sobrevivir en un mundo tan realista, ella necesitaba mucho seguir creyendo en la magia de todo eso.

Historias, historias... Eso era lo que ella más tenía... En el trayecto, en el lapso que el camión avanzaba por calles y avenidas, espié de reojo y la vi elaborar un escrito que de primera impresión me hizo suponer que era una carta en la que evocaba a todos los personajes que estaban por traspasar el límite de su mundo de fantasía, para vivir por un tiempo y a través de las letras, en el mundo real.

"El Cazador de Sueños", las cosas que suceden en la ópera, 3 chavas unidas por una misma persona; el destino de Margarita también estaba en juego, pero me quedé con las ganas de saber más porque el camión había llegado a su destino y en ese instante -incluída ella-, todos los pasajeros empezaron a bajar.

En el centro la perdí de vista... Supongo que siguió por un rumbo distinto al mío...

A pocas cuadras de mi casa yo pensaba en que ojalá vuelva a encontrarla pronto para saber que fue de sus historias; porque en esa noche las mías quedaron anuladas por centrarme en las suyas y ese es el verdadero motivo por el que en esta mitad de semana, no pude ya escribir un post.

Comentarios

Anónimo dijo…
Hace un par de semanas, yo tambien me la encontre. No me dio respuestas, no dijo nada, no respondio a mis dudas...
muy buen post marthita.
saluditos, cuidate mucho, no salgas tarde de noche
maru de chocolate
Vane dijo…
Eyyyyyyyyyyyyyyyyyy que interesante post wow! no sé hasta lo noté diferente a la hora de escribir, no es que yo me crea la gran escritora ni nada por el estilo, pero me identifiqué tanto con las frases, sabés que adoro las frases y acá encontré varias que me gustaron y dijé: será que mi amiguis de estar tanto tiempo en contacto conmigo va a dejar de ser rollera para escribir más breve y con hermosas frases?.

jajajajajajaja, pero en serio no sé, a mi me encanta tu blog, pero es la primera vez que siento un texto tuyo tan parecido a los míos, y hasta coincidimos con eso de los "disfraces", me quedé pensando quien sería esa señora que llevaba todo esas cosas y tanto te sorprendió, (lástima no tengo el diablito del messenger) jijijijijiji.

Wow mi chava me encantó, vos sabes que textos así me fascinan, donde se dice mucho en pocas palabras, pero hay que estar muy atentos para saber que tiene de 90 y que tiene de 10 vos me entendes no?.

Te dejo un abrazo de oso para el frío.
Victoria dijo…
lo interesante de esto seria ver el punto de vista de la mujer que lleva ese cuaderno... que escribira? que pensara??? cuando podremos saber que lleva dentro???
Victoria dijo…
lo interesante de esto seria ver el punto de vista de la mujer que lleva ese cuaderno... que escribira? que pensara??? cuando podremos saber que lleva dentro???