Ir al contenido principal

Carta para alguien que aún no llega...


Aún eres muy pequeño para leer esta carta y tal vez tendrán que pasar algunos años para que puedas hacerlo por ti mismo; pero aún así, me gustaría contarte como fue el día en que Dios decidió que sin haber llegado todavía, tú eras ya un regalo de amor y de fe.

Tal vez dentro de algún tiempo (en un futuro no muy lejano); para dormirte, le pedirás a alguno de tus padres que te cuente, tan sólo una vez más, la historia de ¿cómo fue que llegaste hasta aquí?

Preguntarás muchas veces: ¿Por qué no recuerdas nada?, pero te dormirás imaginando... Tratando de recordar: ¿de qué tamaño eran tus alas?, ¿por qué no pudiste traerlas contigo? ¿o cómo se veían las cosas desde arriba?, en el instante mismo en que el cielo se abrió y esa escalera luminosa por la que tú bajaste; aquí sólo la vimos como un mágico rayo de sol.

En este momento, mientras tu duermes ya con el traje que en "el salón de las almas" te vistieron, desde un lugar seguro y cálido, esperas y sueñas todavía... Te escapas para seguir jugando a deslizarte sobre el cielo montado en estrellas fugaces; o recolectas para llevar como parte de tu equipaje, polvito brillante de los cometas, y que a tu llegada a la tierra (cuando ya seas un niño), se transformará en todo lo que quiera tu imaginación.

Por eso es importante guardarte una carta, aunque aún no llegues... Para contarte que mientras tú venías en camino, la sola idea de tu presencia, cambió el futuro en un instante.... Llenaste de fe lo que antes se veía incierto.... Te convertiste en punto de partida y en el motor más importante que dos personas tienen ya, para intentar cada día ser mucho mejores de lo que fueron hasta hoy.

Muchas cosas tendrás que aprender, pero para eso ya habrá tiempo... Por lo pronto te esperan las paredes de una casa nueva para que con crayones dejes indicio de la pequeña forma de tus manos, y también un perro noble e inquieto, que sin dudarlo, en cuanto te conozca será tu compañero y cómplice perfecto para idear travesuras.

Tú no lo sabes, pero serás capaz de darle forma a la ternura a través del brillito de tus ojos; tal vez quienes te esperan (y por cierto ya te aman aún sin conocerte); no imaginan todo lo que tú también serás capaz de enseñar y regalar...

Falta todavía algún tiempo para tu llegada... Pero mientras la espera transcurre y tú recorres el camino (de seguro tomado de la mano de tu abuela), es importante que sepas que aún sin haber llegado ya eres bienvenido, y además de tus padres, existe mucha gente que ya te está esperando aquí.


"Eres Todo Menos Azar" / Ciudad Acústica (2007) / Track 11.




"Eres Todo Menos Azar"
-Hernaldo Zúñiga-

No fue fácil de digerir
la noticia me dejó sin habla
nunca hay tiempo para elegir
si dos cuerpos buscan ser unidad.

Pasaron 36 semanas largas
poco a poco, te vi moldear,
los pechos y ese vientre suspendidos,
desafiando la gravedad.

Hubo noches que no dormí
tu venida la encajaba muy mal,
miedo a secas, miedo sentí
por ser débil y sin ganas de anclar.

Por fin en una madrugada fría
entre aguas te vi salir
mirar tu cara me aclaró la duda,
eres todo, menos azar.

Y la casa se nos llenó
de sonidos y olores nuevos
un milagro de leche y sol,
un planeta nuevo en el corazón.

(Coro)
Eres todo, menos azar.

Y de tu risa, niño, la ternura más brutal
y de tus manos, niño, la genuina libertad
y de tu llanto, niño, el amor sin remendar
y de tus ruidos, niño, música para gozar
y de tu aroma, niño, un imán que sé besar
y de tu tacto, niño, mi alimento natural.

Comentarios

M a r u dijo…
Que bonita carta martha, esa es la magia de cuando viene un bb en camino. Es hermoso. Saluditos
Ahhh... que bonita carta

efectivamente aun sin conocerlos ya se les quiere, y mucho, fijate que ahora en mi clase de quimica nos dijeron que no puedes amar algo que no conoces, pero si es posible, las madres que llevan vida en sus pancitas aman con todo su corazon a esos seres aun sin saber como son...

Sale martuchis, me retiro, cuidate muchote y pues seguimos en contactillo

byE°°!!
Vane dijo…
Uy como que estoy con un nudo en la graganta, por un momento creí reconocer a alguien, y por un momento no, no sé, pero es tan hermoso esto que escribiste, tan hermoso la verdad, tanto sentimiento, y vestido con semejante canción, la verdad que sin palabras, sólo un nudo en la garganta y una lágrima.

Un abrazo!
Sublime carta Martitha!y si, es que un hijo es la alegria de la vida de uno en cuanto se sabe que va a venir... es un milagro concebido, benditas las mujeres que pueden vivir esa experiencia de llevar en su vientre un nuevo y amado ser, y mira que soy hombre pero comprendo lo que es ser papá, mirar la sonrisa provocada por uno a su hija, a mi hija y que siempre me dija ven papi... un beso, cuidate mucho!
Victoria dijo…
me quede sin palabras... SIMPLEMENTE HERMOSO!