Ir al contenido principal

El Último Día de Tu Infancia.


Martuchis:

Este es el último día de tu infancia, la última oportunidad que tendrás para ver las cosas de manera simple y diferente; soñar despierta antes de que te conviertas en "grande" y crezca también ese disfraz en el que desde siempre vas.

Hoy es la última tarde que tendrás para jugar en el jardín de niños con los muñecos de color rosa, mientras Dios diseña tu futuro y tu vida entera sin que te des cuenta... La vida te tiene deparadas tantas sorpresas y experiencias, así que no llores tanto cuando veas a tu madre alejarse tras el portón de la escuela en tu primer día de clases; ni tampoco te asustes si es ella también quien prácticamente te deja olvidada en el penúltimo escalón para descender del camión.

Con mi tía Lupe... No se lo digan a nadie pero creo que ella es mi tía favorita hasta el día de hoy.

Tan sólo por hoy, no dejes de ser esa niña de 5 años que cree que todos los niños pueden volar a lugares lejanos, cuando los adultos no se dan cuenta, que la luna se puede caer o que cree también que los perros tienen la nariz de chocolate...

No dejes de jugar todos los días con 4 varones que al igual que tú están creciendo, pues aunque eso te ayudará a no ser una niña debilucha y delicada; no hará que dejes de albergar siempre en tu corazón un montón de ternura; tú no lo sabes ahora, pero el hecho de no tener hermanas, también será en el futuro -ese que todavía ni tú te imaginas- el parámetro que te permitirá valorar La Amistad como un lazo mucho más fuerte e indisoluble que el que se comparte cuando se lleva en las venas el mismo tipo de sangre.

Tú no lo sabes, pero aunque el tiempo pase y tu cuerpo crezca, seguirás siendo la misma niña que en lugar de poner atención en clases, siempre estará imaginando una historia totalmente distinta con tan sólo ver las ilustraciones en los libros de texto de primaria.

Tus días en la escuela pasarán entre la imaginación que te permitirá darle vida a un simple lápiz de cera y en color rojo, que se convertirá en una especie de personaje mágico, con el simple hecho de colocarle a manera de falda, la viruta extraída del saca puntas, y pasarte así media mañana imaginando que la parte baja del pupitre es un universo mágico capaz de albergar casi cualquier historia.

Mi primo Sergio, yo y mi hermano Jesús.

Serás afortunada, porque te tocará valorar y conocer en Cd. Juárez a una ciudad distinta a la que la gente verá en el futuro; tus tardes transcurrirán en casa de tu abuela y aún no lo entenderás, pero quiero decirte que serás muy afortunada porque convivirás un buen tiempo con ella, y más allá de disfrutar los desayunos con avena, las galletas caseras, los dulces de "diente de brujita", o las paletas de caramelo, a cambio de crecer, ganarás tiempo en valores y convivencia.

Esta foto me gusta mucho: yo con mi mamá, siendo ella muy joven.

Desde antes de que tengas uso de razón, serás una niña muy seria, tal vez demasiado observadora, soñadora en exceso, pero eso no te impedirá "derretirte" con cualquier cosa simple, y también divertirte jugando a crear casas de cartón con tus hermanos y tus primos, le pondrás al ratón tus dientes de leche, aprenderás a andar en bicicleta a los 6 años y a jugar con los mismos juguetes que usa un niño, a la par de los que son característicos de una niña también.

Mi primo Juan y Pancho, mis hermanos Benjamín y Jesús en un festejo de cumple.

Tu padre ni por enterado se dará, pero te regalará la posibilidad de un mundo fascinante desde la primera vez que te lleve al cine; de esas salidas en familia los Domingos, quedarán en tu corazón y tu memoria mil recuerdos, detalles que tal vez serán demasiado simples para una niña, que todavía en inicio de semana y en plena clase estará recordando las imágenes de personajes tan mágicos que a través de una pantalla conoció.

Desde entonces se nota que no me gustaba salir en las fotos...

En una carne asada en El Paso, Tx.

Serás alguien con mucha suerte, porque tus padres permanecerán contigo durante la mayor parte de tu vida. El verlos y recordarlos juntos desde que tengas uso de memoria, te permitirá entender el valor de la familia y creer que una pareja de verdad puede estar unida para siempre; y sin importar que "de grande" tu logres o no eso; ese será tu ejemplo más sólido para no dejar de creer en valores que con el tiempo se perderán para el común de las personas, pero no para ti.

Mis hermanos y yo con "Botoncito".

Crecerás muy rápido, pero te quedarás con miles de recuerdos; las tardes con tus hermanos en El Parque Borunda, los Domingos de ir hasta la orilla de la ciudad por tu bisabuela y de regreso las salidas al cine o al circo; los viajes a Chihuahua sobre el vagón de un tren (que según tú) viajará al revés... Las botellas de leche fresca en casa de una tía que jamás volverás a ver siendo ya grande; y también la tarde en que leyendo aquella enciclopedia que tu abuela guardaba en el buró, te enterarás no sólo de que el mundo es un lugar mucho más grande del que imaginabas, sino también que no es verdad eso de que "los niños vienen de París".

Recuerdo de La Primera Comunión.

Dejarás de tenerle miedo a la oscuridad, y conocerás de tal modo los rincones de tu casa, que no necesitarás encender la luz por la madrugada; tus temores no se irán del todo, pero no te preocupes... porque a pesar de que con el tiempo tu infancia se desvanecerá, en tu interior siempre vas a ser esa niña que se la pasará imaginando mil cosas, soñando despierta, que no dejará de creer en la magia de los sueños ni tampoco en las señales que van surgiendo en el camino.

Con mis hermanos en una visita al circo.

Tal vez lo tuyo sea contar historias y lo descubrirás a través de las letras... La tarde en que tu padre lleve a casa una radiograbadora definirá para siempre la vocación que te permitirá tomar una de las decisiones más acertadas en el futuro... Pues a los 8 años ya sabrás con toda seguridad lo que de "grande" vas a ser.

La graduación del Kinder...

Eres una niña y te convertirás en una mujer adulta... Pero en el futuro y desde un país distante aprenderás (de un ser más pequeño, pero a la misma vez: tan grande); que se puede volver a jugar siempre que quieras y a pesar de que cumplas y tengas ya todos los años del mundo... Este es el último día de tu infancia, aquí el boleto mágico que te permitió volver a tu infancia por un lapso de 5 días se vence; pero mientras todos esos recuerdos te acompañen y no olvides el punto donde iniciaste tus días, tendrás siempre, la posibilidad de volver a ser niña otra vez.

¡Feliz Día del Niño Martuchis!!!

Comentarios

Vane dijo…
Que lindo este post, me gusta todo lo que contaste acá, y quiero que lo recuerdes siempre, la bendición de una familia, tus hermanos, que tengas a tus padres, ay que dicha eso martu!!!!, que trabajes en lo que tanto te gusta, que tengas amigas que te quieran tanto, que vivas cosas hermosas que te las regala el día a día, como disfrutar de una grabación, soñar con un guión, o estar viviendo en este momento la llegada de un bebé especial, de la mano de su mamá que es muy especial para vos también, y tantas, tantas otras cosas que tenes, es como para salir y gritar: ay que linda que es la vida, que linda es mi vida!!!!

Seguramente todo lo que te resta -que es demasiado-, tendrá de todo, pero estoy segura que las cosas buenas serán muchas más, porque te lo mereces.
Aaahhhh en el post mencionas a la amistad como un lazo que sería igual al de llevar el mismo grupo de sangre, te acordas que vos y yo tenemos el mismo grupo, jajajaja que genial eso!!!!!

Por favor que esta semana dure mucho, te lo pido, tratá de que la niña de esta semana salga más seguido para matizar los días, porque desde esa perspectiva todo se ve diferente y un poco mejor.

Te dejo un abrazototototote, no te olvides que te adoro, y gracias por todos estos posts, de verdad fueron muy especiales para mí, y vos sabés bien porque.
Victoria dijo…
que interesante, me gusta desde que punto narras tu niñez tus vivencias y la mujer que eres hoy..
me gusto conocerte en fotos y con tus hermanos que aunque no les conozco se que tienen una relacion estrecha con esta soñadora empedernida!

feliz dia del niño Marthita!
Worale!!

Los recuerdos de la infancia siempre son la onda, ahorita que vi tu foto del elefante me acorde que una vez hace muchos milenios (bueno, milenios no... años) mi papa me llevo al circo y me subi a un elefante y se me enterro un pelo duro de elefante por alla y me dolio bien feo (U_U) que verguenza jajaja

ya pues, cuidate mucho, que andes bien genialito

ahh ya te sigo, gracias por decirme como porque ya tenia tiempo queriendo hacerme tu seguidora y pues... no podia

byE
M a r u dijo…
Que bonito post martha, me encantaron las fotos, que bonitos recuerdos, con tus hnos y todo, k lindo!!
Martuchis dijo…
VANE:

Es verdad todo lo que dices, tengo una vida padre y he sido afortunada, pero no te olvides también que en mi vida una parte muy importante eres también tú.

Si pensé en lo del mismo tipo de Sangre cuando escribí esa parte.

VICKY:
Precisamente eso era lo que quería reflejar, como fue mi infancia, que conocieran a mis hermanos y todo lo que viví y me convirtió en lo que hoy soy.

Gracias por decirme soñadora empedernida, eso es algo que tomo como halago porque precisamente la capacidad de soñar es algo que nunca quiero perder.

NEFERTITI:
Que risa con lo que me cuentas, sienmpre me haces reír muchacha... Ay Dios... Por otro lado lo que más recuerdo yo de ese elefante es la forma como se sentía al tacto su piel, era algo así como tocar un pedazo de cartón corrugado...

Gracias por pasar.

MARU:
Gracias a ti por pasar por aquí y en este post en particular darte el tiempo para compartir conmigo mis recuerdos.
Ericarol dijo…
yo siempre pensé que mi niñez era desteñida, pero viéndolo desde tu punto de vista, no tengo mas que sentirme AGRADECIDA Y FELIZ por todo lo que ha sido mi vida. una abrazo!
majana dijo…
Que padres recuerdos, no hay nada como eso, en verdad aunque el tiempo pasa, uno siente como que fue solo ayer... por eso nunca debemos dejar de ser niños. Que linda en todas tus fotos!!

Hermoso post!!

Un abrazo :D