Ir al contenido principal

Citas en Azul y Rosa...

Otra vez cita contigo... No es la primera vez, pero los nervios se siguen haciendo presentes... Entenderás de eso cuando seas grande y espero que la vida te de la posibilidad de aprender de las cosas lindas que se sienten (pero no pueden explicarse) cuando se ha esperado algo que se quiere durante mucho tiempo.

Hoy fue un día de esos... Llegar puntuales a la cita... Presentables y expectantes no al encuentro de un ministro, un artista o un mandatario importante... Esto va mucho más allá de eso... y mientras los minutos en la sala de espera de un consultorio transcurren entre la mezcla de sentimientos encontrados, que van desde la incertidumbre y el temor a que no suceda nada que pueda afectar tu inminente llegada; la emoción por verte otra vez (aunque de momento sea sólo a través de un pequeño cristal carente de color), hace que las mariposas en el estómago -que ahora hasta tu percibes- se hagan presentes a través de una sonrisa, de miradas cómplices, del entrelazamiento de las manos de dos seres distintos que son quienes te regalaron el pase de abordar para esta vida...

Que con una acción tan simple, como lo es tomarse de las manos mientras esperan el turno para verte, demuestran todo lo que ya te aman sin conocerte; mientras al mismo tiempo sueñan y tienen la fe que tú les has devuelto de que todo puede ser mejor y va a estar bien...

No es la primera cita, pero a pesar de eso no deja de ser importante ni especial.... Es impresionante ver -pero sobre todo entender- como todo tiene su tiempo, has crecido tanto en la suma de unos cuantos pocos días, y hoy, la doctora quiere descubrir cuál será el color del que se pintarán nuestros sueños y tu vida.... Si serás un pequeño viajero que al salir de ese mundo cálido y seguro vendrá a mostrarnos una manera distinta de disfrutar y valorar las cosas más simples; o una pequeña princesita que pedirá una y mil veces que le lean antes de dormir el mismo cuento, ese que aún no se escribió...

Los minutos transcurren, y la doctora insiste en que reveles en el presente, lo que serás en el futuro... Pero tú no tienes prisa, aún no sabes lo que es el tiempo, ella no se rinde tan fácil, y te pide nuevamente que accedas con sutileza... Pero a ti no te interesa, creo que es mucho más hermoso para ti soñar y entonces optas por darte la vuelta y sumergirte de nuevo en ese sueño plácido y tranquilo dentro de tu pequeño y perfecto mundo, mientras acá afuera todos los que ya queremos conocerte nos damos cuenta de que la balanza sigue suspendida entre el azul y el rosa... Habrá que esperar todavía unos cuantos días más...

Comentarios

Ahhh que bonito!!!

^^

ME gusto mucho... algun dia algun dia (espero...mmm)

Sale pues que andes bien genialito, ya hasta se me antojo tener un hijo, pero... primero tengo que conseguir con quien y pues para eso falta muuuucho

Cuidaos

que andes bonito
Mr. Magoo... dijo…
Que bonito post Martha, por algo le llaman "la dulce espera" pero la manera en que lo plasmas es buenisima, casi podria decir que me hizo sentir esa incertidumbre, esa espera, las mariposas y todo el kit.
Saludos, aqui andamos de regreso.
Vane dijo…
Muy lindo el post, yo creo que al bebé le pueden pasar dos cosas: le gusta hacerse el dificilote, o es muy tímido y le da verguenza que lo anden espiando jajajaja. Pero lo más importante más allá del sexo es que venga con toda la salud del mundo, porque amor ya le sobra.

Perdón que me meta pero hay una canción de Rosana que se llama "respiras y yo" que es simplemente maravillosa y me gustaría que la escucharas y si te gusta la compartas con Claudia, o tal vez te pueda servir para darle música y vestir tus hermosos textos de la dulce espera.

Muchas felicidades.

P.D si queres yo te puedo pasar la canción, o un enlace donde Rosana la canta en vivo y a pura guitarra, te eriza la piel
Victoria dijo…
la espera mas linda es esta...
no importa el color.. pero si importa que llegue bien y que sea sumamente amado..
que bonito post!
me encanto