Ir al contenido principal

Otra Vez de Sueños y Personajes Extraños...



Tuve un sueño muy raro, donde veía al mismo tiempo el pasado y el futuro...

Estaba como en una especie de casa muy, muy grande y salía por una puerta enorme que iba a dar a una bajada desde donde se ve mi casa.

Cuando te paras en ese punto de la calle, ves todos los caminos y hacia dónde conducen. Uno te lleva hacia la montaña, otro hacia la zona centro de la ciudad, y el de enfrente, (que es el que da hacia mi casa); una o dos cuadras más adelante de donde yo vivo, te conduce hacia la iglesia que está sobre una avenida bastante larga.

Dentro del sueño, detrás de mi, estaba la puerta de madera de esa edificación enorme de la que yo salía; pero lo extraño era que en lugar de los caminos que en realidad existen en las calles contiguas, de lado derecho había un callejón que conducía hacia una cuadra repleta de edificios antiguos (como de otro tiempo) y de lado izquierdo sólo se veía un camino muy largo sin nada en los costados. Mientras que al frente, como siempre se veía mi casa, pero de camino hacia ahí, había dos rejas o cercos por los que tenías que a travesar antes de poder llegar.

Mi casa ya estaba muy distinta a como es ahora. Estaba pintada totalmente de un color claro, tenía otra vez la entrada principal donde una vez existió, y una ventana.

A lo lejos se alcanzaba a ver que mucha gente entraba y salía, aunque a tantos metros de distancia no se alcanzaba a distinguir quiénes eran.

Ahí entendí, la visión que tenía frente a mi era el futuro. Por eso los dos barandales a tan poca distancia uno del otro a modo de reten.

Era evidente que yo no tenía permitido el paso, mientras que las opciones que estaban en los lados eran el presente y el pasado, que a diferencia del futuro se veían desiertas porque hasta ahora nadie se quedó ahí, todo mundo tomó su propio camino.

En eso estaba yo cuando detrás de mi salió mi madre, y al verla yo le pedía que se acercara para que viera como estaba yo visualizando el futuro. Le señalaba la casa, pero por su expresión no me entendía mucho que digamos (algo similar a cuando intentas explicarle algo que imaginas o sueñas a alguien y esa persona no lo entiende).

Ella se aburrió y volvió a meterse a través de la puerta de madera, mientras yo me quedaba de pie en el presente, pensando en si con el paso de los años seré yo la única persona de mi familia que se quedará viviendo sola en esa casa... Es curioso, porque a pesar de que he vivido toda mi vida ahí, ese lugar ni siquiera es mío.

Siempre me pasa que si es un sueño que anteriormente ya había tenido, cuando lo vuelvo a soñar, por más que haya pasado mucho tiempo, lo recuerdo. La última vez que me visualicé en ese punto fue hace muchos años y en aquella ocasión fue un sueño muy angustiante porque estando en ese mismo sitio, yo veía muchas casas idénticas a la mía yo era una niña en ese entonces y no sabía ni como regresar.

Cuando estaba recordando eso, de pronto vi que por la calle que conducía al futuro, un personaje extraño comenzó a avanzar en dirección hacia donde yo estaba.

Llevaba una especie de túnica roja con una franja de color blanco que le bordeaba las orillas y como la tela le cubría por completo y todavía le arrastraba a varios metros de distancia mientras caminaba, parecía que su andar era muy lento, pero no, comencé a alarmarme cuando me di cuenta que estaba cada vez más cerca y venía directo hacia mi.


Me metí de nuevo al edificio, cerré la pesada puerta lo más rápido que pude y atravesé un cerrojo enorme de madera. Como la puerta estaba muy desgastada por el paso de los años, tenía una fisura en medio por la que fácilmente se podía asomar al interior.

Yo sabía en el fondo que fuera lo que fuera ese personaje no era nada bueno, ni tampoco una pesada puerta iba a detenerlo, y lo último que recuerdo fue que dentro del sueño fui a buscar a mi mamá para salir lo más pronto posible de ahí...

Hasta ahí es todo lo que recuerdo, la última imagen que tengo es de un cielo repleto de aviones de guerra y la gente asustada corriendo, intentando inútilmente resguardarse adentro de casas que ni siquiera eran suyas. Pero esa es una imagen recurrente en mis sueños también.

Creo que todo está muy claro, no tiene vuelta de hoja, el pasado ya quedó atrás y por eso las calles se veían desiertas, al futuro no tengo acceso y el presente es lo único que puedo ver con claridad.

El personaje oscuro y las imágenes de la guerra representan mis propios conflictos internos y son cosas que nada más yo puedo resolver o si no lo logro, por lo menos no debo permitir que interfieran en mi forma de interactuar con la demás gente, sobre todo las personas que más quiero y están demasiado cerca de mi.

Después de haber plasmado este sueño, siento que esta es una página de un color extraño, tal vez no debería haber escrito al respecto, pero aparte de que necesito analizar todo cuanto me rodea, de otra forma no habría podido sacar todo esto, más que escribiéndolo y creo que aunque haya sueños extraños que te produzcan sensaciones raras, -al menos yo- si no escribo al respecto, corro el riesgo de no volver a recordarlo y creo que hay cosas que es importante tenerlas presentes y no olvidarlas.

****************

Por otro lado y totalmente fuera de contexto, van dos películas viejitas (de esas que ya todo mundo vio, menos yo), en las que por casualidad me ha tocado ver el personaje de Frankenstein.

Robert de Niro, el mejor Frankenstein de la historia del cine.

Para ser sincera, yo tenía una idea muy oscura y por completo equivocada sobre este personaje, pero viéndolo en dos historias tan diferentes, me dejó totalmente intrigada y fascinada el hecho de como Mary Shelley, pudo crear en la época que le tocó vivir, un personaje que tiene tanto de la esencia humana... Frankenstein no era malo, y creo que en el fondo todos tenemos un poco de él, esa eterna dualidad de maldad y de bondad...

Casi 200 años de distancia y llevo varios días pensando en que es una historia muy actual... La verdad, tengo mucha curiosidad de leer el libro original, y estoy segura que me va a fascinar como el de "Drácula" de Bram Stocker, que cuando lo leí me dio mucho miedo, pero al mismo tiempo ha sido de los libros que más me han gustado...

Creo que esta página ha sido medio extraña, pero en la vida no todo es siempre de color.

P.D. Aprovecho para pedir una disculpa por haber desactivado la cajita chismosa y el apartado de los comentarios, vi una aplicación para ponerlos más "nice" y quise probar, pero mis conocimientos en código HTML son bastante limitados y aparte de que no me gustó como se veía, me terminé peleando como siempre con ese lenguaje blogueresco y al final no me funcionó... Ni peks, quien me manda andarle moviendo a lo que no sé ¿veda?

Comentarios

Hola martuchis!!!

¿Cómo estas? espero bien bonito

oie pues interesante el sueño, quien sabe si querrá avisar algo de la vida, en el mundo de los sueños nunca se sabe vdd

de lo que comentas de frankestein a mi se me afigura que es como cuando dios creo a la humanidad, no se, como que se me hace que es algo asi como una analogia, tu como ves?

ya pues, me retiro byE!!

Cuidate muchote
Martuchis dijo…
Nefertiti:

Pues de que tiene significado, lo tiene, muchas veces uno refleja lo que trae a través de cosas simbólicas en el mundo de los sueños.

Sobre Frankenstein, pienso igual que tu, como lo mencionaba ahí, él tiene mucho de esa dualidad que tenemos los humanos, es como "El Caín y Ábel" biblícos, que la esencia humana tiene mucho de eso también.
Vane dijo…
A mi me dio miedo esto, no sé una sensación rara, yo no creo en el significado de los sueños, al menos no interpreto los míos porque nunca recuerdo bien lo que sueño, cada tanto si tengo alguno que me impresiona con la claridad que lo veo y lo siento, pero no le doy más importancia de la que tiene un sueño cuando dormís, los más importantes son los que se sueñan despiertos, esos son sanos, te llenan el alma, y te dan motivos para seguir.

No analices tanto las cosas y menos un sueño, hay que vivir sin tanto equipaje y sobre todo no cargar tanto la cabeza con cosas innecesarias, el camino puede ser triste, y duro por darle fuerzas a cosas tan negativas, mejor llenarte de otras que te pueden dejar como saldo algo que valga la pena.

Si te acostás pensando en cosas feas seguro tus sueños serán así, mejor leer un buen libro, escuchar esa música que te da paz y así te dormirás en paz y por ende tu cabeza va a descansar, porque ni dormida le das vacaciones.

Te dejo un abrazo y de verdad te deseo los más bellos sueños de acá en adelante, cuando dormís y cuando estás despierta, mucho de eso depende de vos.