Ir al contenido principal

Sobre John Lennon y El Poder de Las Cartas...



Carta de Lennon llega a destino 

El ex Beattle escribió al cantante de folk Steve Tilston para animarlo por su precaria situación financiera
Londres | Martes 17 de agosto de 2010EFE | El Universal


Una carta enviada por el difunto Beatle, John Lennon, dirigida a un músico inglés de folk llegó a su destinatario con 34 años de retraso, según informa el rotativo británico The Daily Telegraph.


En la misiva, que también lleva la firma de la viuda de Lennon, Yoko Ono, el Beatle daba consejos al cantante de folk, Steve Tilston, apenas conocido, que estaba preocupado porque un hipotético éxito financiero pudiera arruinar las letras de sus temas.

Según parece, Lennon decidió dirigirse por carta a Tilston tras haber leído una entrevista que le hacían en una revista musical en 1971.

En la nota, que se ha hecho pública por primera vez, el Beatle le aseguraba que la fortuna no cambia las cosas importantes de la vida.

Esa carta fue enviada justo después de que el cuarteto de Liverpool se separara, en 1970, a las oficinas de la revista (ahora desaparecida) ZigZag, aunque no llegó a Tilston hasta que un coleccionista se puso en contacto con él hace cinco años.

"Ser rico no cambia tus experiencias en la forma en la que piensas. La única diferencia, básicamente, es que no te tienes que preocupar por el dinero, la comida, tener un techo, etc", decía Lennon en la carta enviada al cantante de folk.

El Beatle añadía que, "en cuanto a las otras experiencias: sentimientos, relaciones..., son las mismas que tiene todo el mundo" .

"Yo lo sé, he sido rico y pobre, al igual que Yoko (rico-pobre-rico). Así que, ¿qué te parece a ti? Con cariño, John y Yoko" , se despedía el músico, que incluía en la misiva el número de teléfono de su casa.

El citado rotativo señala en su versión digital que la japonesa Yoko Ono ha dicho que se acuerda del momento en que su pareja escribió la nota.

***********************

Este artículo que acaban de leer y que parece ser más bien para el blog de Tere, es una nota que este Martes me sorprendió y me conmovió por completo.

Desde siempre he creído en el valor tan especial que tienen las cartas, y de esta en particular me llama mucho la atención toda esa parte en la que John Lennon expresa lo que pensaba acerca del dinero y la fama, porque coincide con lo que siempre he creído acerca de que las cosas más valiosas son intangibles, y que lo único que puedes atesorar para siempre son los momentos especiales que te regalan las personas que para ti son importantes; pero sobre todo porque me lleva a reflexionar en lo que siempre pienso acerca de la fuerza que tienen las palabras y el poder que puede tener una carta escrita de puño y letra.

En lo personal adoro las cartas, porque en ellas puedes expresar todo lo que sientes y piensas, puedes materializar sentimientos a través de las palabras e incluso transgredir las barreras del tiempo.  Es muy especial dirigirte a alguien (aunque esa persona no esté presente), para contarle algo, porque al darte un espacio para  escribirle estás creando un momento único que te permite romper las barreras de la distancia, y porque el simple hecho de pensar especialmente en alguien para expresarle algo a través de letras, es ya algo especial...

Las cartas son mágicas, y por desgracia se ha ido perdiendo la costumbre entre nosotros de escribirlas, pero en lo personal me considero una chava afortunada porque algo tan simple como compartir algo en una hoja de papel, para luego enviarlo a la distancia es una costumbre muy arraigada en mi desde mi infancia (todas las personas que quiero y que para mi han sido importantes tienen cartas mías) y en esta etapa reciente de mi vida, tengo la suerte de poder contar con alguien a quien siempre tengo ganas de escribirle y compartirle cosas y que valora al igual que yo el encanto de la correspondencia que se envía por correo ordinario.

Me gustan mucho las cartas sin tiempo, que son las que yo defino como aquellas que prevalecen en el tiempo y que muchas veces, a pesar de que hayan sido escritas en una época distinta a la que tu vives, expresan palabras que reflejan lo que tú piensas y sientes en el presente; o mejor aún: Tienen la capacidad de contener las palabras impregnadas con la sinceridad necesaria para decir lo que una persona necesita exactamente para nutrir su alma, o que puede representar un abrazo en la distancia y todas esas ganas de decirle simplemente cuando más lo necesita: "Aquí estoy".

Por todas estas razones en este espacio siempre van a encontrar cartas, y me encantaría cerrar el post de esta mitad de semana preguntándoles: ¿recuerdan alguna carta en especial que hayan recibido?, si alguna vez a lo largo de su vida, en casa han atesorado alguna carta, que a pesar de que haya sido dirigida para otra persona, los haya conmovido.


O como siempre lo hago aquí, en esa eterna fijación que tengo por dejar cosas que a futuro puedan servirle a otra persona para darse una idea de cómo fue en realidad este tiempo que vivimos, si pudieras escribir una  carta "Sin tiempo" para alguien: ¿para quién la escribirías? ¿y qué sería lo que le contarías de ti?...

Existen cartas de todo tipo, y creo que a veces no es necesario esperar tanto tiempo para proyectar algún sentimiento a futuro... Quizá no importa que seas una persona de pocas palabras y que no esté acostumbrado a escribir o haya pasado mucho tiempo sin que le hayas dirigido algo a alguien, creo que el arte de escribir cartas es algo que se puede retomar siempre aunque sea una costumbre antigua y un tanto perdida, porque una vez que se recupera, el poder de la palabra escrita es mágica y especial.

Un abrazo desde aquí para los que escriben cartas, para los que hace mucho no lo hacen y planean retomar esa costumbre, para los que las reciben, para los que las atesoran, para los que en este momento les han dado ganas de correr a buscar papel y pluma para escribir alguna; para los que están en proceso de recibir una, o recibir muchas de golpe, para los que las entregan, para los que las reeleen mil veces y las disfrutan como si acabaran de extraerla del sobre; para los que las contestan, para aquellos que nunca recibieron una, pero alguien pensó en ellos alguna vez y les envió alguna misiva (que nunca recibieron o les llegó después de mucho tiempo -como en el caso de esta que inspiró este post); y por todas las que aún no existen y en un futuro no muy lejano se planean escribir y compartir.


P.D: Gracias a quien me permitió recuperar algo que yo creí que había perdido y disfruto tanto, y también porque siempre, siempre, me da el mejor pretexto para escribir.


¡Buena Mitad de Semana!

Comentarios

M a r u dijo…
Es cierto martha. A pesar de la tecnologia y todo, siempre sera una emocion especial poder recibir una cartt en el buzon de tu casa. Hace un mes recibi una carta de una amiga que quiero mucho. No la esperaba, pq ella y yo mas o menos tenemos comunicacion via msn o correo electronico. La lei y me emocione.
Ese sentimiento y emocion tienen las cartas. No deberia extinguirse su uso, definitivamente.
saluditos martha aki ando, no creas k no
cuidate
Vane dijo…
Las cartas son maravillosas, y yo soy muy afortunada porque en estos últimos 3 años he recibido muchas, y las guardo como un gran tesoro, las cartas siempre son motivos de inspiración, en las canciones se mencionan lo hermoso que es escrbir y recibir cartas, en un poema, en un texto, en una película que vi el otro día y se llamaba cartas para Dios, hasta me dieron ganas de salir corriendo y escribirle una, pero en fin...cartas cartas y cartas, como aquellas tan famosas cartas para Nicolas.

Gracias por tener tan presente el valor y el poder de la palabra y las cartas.

Te dejo un abrazo!
Tere dijo…
De visita y disfrutando de tus letras :)

Un fuerte abrazo y todo mi cariño.

Tere
Martuchis dijo…
MARU:
Sí, es lindo cuando encuentras en tu buzón, afuera de tu casa una carta. Yo también valoro mucho eso.

Gracias por pasar, yo sé que siempre andas por aquí, buen casi fin de semana.

VANE:
Eres la única persona que conozco en este momento, que valora tanto las cartas como yo... Por ti conocí también las cartas a Nicolás y me fascinó que me leyeras ese libro, mientra que por otro lado una de las cartas más hermosas que he recibido y que me hizo llorar de felicidad, la escribiste tú.

Gracias por estar siempre ahí.

TERE:
Es un placer verte por aquí, gracias por compartir esta nota desde ayer.
Victoria dijo…
le escribiria una carta a mi hijo, porque aunque aun no viene, se que estara en mi vida algun dia, le contaria de mi que he disfrutado cada una de las cosas que me han tocado vivir, que he tratado de adaptarme a las circunstancias, que no importa que tan adverso sea el horizonte, que respire! a mi me ha funcionado eso, respirar!, darme un minuto y respirar para cambiar todo lo que en un minuto parece negro.
le contaria que los seres humanos tienen un lado bueno y un lado malo, que es mejor apostar por el lado bueno siempre! porque aun la persona mas piadosa puede tener algo dentro que no nos guste o nos hara daño. Le contaria que en mi vida he corroborado por experiencia propia que se siente mucho mejor dar que recibir aunque parezca un cliche!, que se de la oportunidad de hacerlo, que se de de a mucho..

me encanto tu post Marthita!