Ir al contenido principal

Carta Para Melissa...



Hoy por fin terminaste un viaje, recorriste la distancia que existe entre la eternidad y el cielo para llegar hasta aquí.

Seguramente estarás cansada, y todo mundo querrá ir a conocerte, y mientras yo espero mi turno y sin tomar mucho en cuenta que a tu llegada seas demasiado pequeñita para comprender lo que te escribo, aún así hoy te dejo como regalo entre la pasta y la primer hoja todavía en blanco del libro de tu vida, una carta; que más allá de ser una bienvenida, ojalá en el futuro te sirva para entender cómo sucedieron las cosas, el día que tú llegaste.

Yo no te voy a contar como es el mundo, porque eso lo vas a ir descubriendo poco a poco por ti misma y de la mano de tus padres... Pero puedo intentar atrapar trocitos de tiempo (que más adelante, cuando te dé curiosidad y quieras descubrir todas las cosas por ti misma), podrás ver como fotografías; en las que descubrirás las imágenes de tus padres siendo un poco más jóvenes, y cargando entre sus brazos a una niñita que desde antes de llegar, a ellos ya les había cambiado el mundo por completo.

Si quieres podemos jugar a imaginar que estás leyendo el principio de una historia que sucedió al poco tiempo de que comenzara el otoño. Un día normal de entre semana, en que afuera del lugar en que te dejó Dios, el cielo estaba azul y despejado.

También hacía un sol esplendoroso, el viento era cálido y luego de toda una noche en vela, creo que tu papá tuvo que apresurar y posponer algunas de sus actividades, para luego de manejar entre el tráfico y una larga fila de autos, subir y bajar un puente, para acompañar a tu mamá y estar los dos a tiempo, en la cita más importante de sus vidas, esa que sirvió para irte a conocer a ti.

Pero tus padres no eran los únicos que esperaban con impaciencia tu llegada. Todos los que estábamos a su alrededor nos imaginábamos que llegarías al marcar el calendario la segunda semana del mes de Septiembre. Pero no, a pesar de que tuviste a tu mamá muy nerviosa durante varios días, con esa determinación (que era ya parte de ti desde antes de que te conociéramos), dijiste: "No", y como Dios decidió apoyarte con ese argumento de que sus tiempos son perfectos, todos tuvimos que esperar todavía una semana más.

El día en que naciste, fue para todos una sensación muy curiosa, porque a pesar de que podías llegar de un momento a otro, era muy linda la idea de saber que por fin conoceríamos la carita de un ser tan pequeño, que en medio de tantos problemas y tensiones; con su inminente llegada (después de haber esperado tanto), nos estaba regalando algo muy especial, pues era como descubrir un pequeño, pero muy luminoso destello de luz, justo en medio de una oscuridad muy densa.

Previo a tu arribo, la luna estaba a la mitad y el cielo se veía hermoso, adornado con estrellas, pero la primer noche que pasaste fuera de ese mundo mágico del que venías, el astro más grande que ilumina la noche no estaba, dejó a las estrellas solas, cuidando un ratito el cielo, y yo me imagino que se escapó un ratito para irte a conocer.

Llegaste cuando Dehesa, Saramago y Benedetti ya se habían ido; pero me imagino que en el camino, (en esa escalera luminosa que de repente se abre entre nubes y por la que las almas van y vienen); te encontraste con muchos otros ángeles que al igual que tú al llegar a la tierra, dejaron las alas. En la misma fecha que tú veniste al mundo, llegó también otro bebé, que un país distinto nació estando su madre, conectada a la vida de manera artificial.

Eso no lo entenderás hasta que seas grande, y puedas darte cuenta que aunque el mundo es un lugar difícil, tuviste mucha suerte, porque desde el cielo no pudiste haber elegido mejores guías para acompañarte en esa maravillosa aventura que sin duda será tu vida.

Te esperan muchas cosas grandiosas y quizá en un futuro no muy lejano, tu madre te cuente una y otra vez (y antes de dormir); cómo fue el instante en que tu mirada y la de ella coincidieron… Es muy probable que sientas la calidez de su mano sujetando la tuya, de la misma manera que estoy segura, recordarás era similar a la de esa mujer de mirada dulce que permaneció contigo durante todo el tiempo que duró tu viaje, y de haber podido se hubiera quedado más tiempo; pero su lugar ya no estaba en este mundo y tan sólo cumplió con la promesa de cuidarte y encaminar tus pasos, para que tú llegaras con bien.

 Ya estás aquí y esta primer noche tienes que descansar, porque a partir de aquí te espera todo un universo distinto, en el que cada color, aroma y sonido será para ti como descubrir cada día una historia nueva.

Esta noche no importa a qué hora regrese la luna, ni tampoco que el dólar se haya cotizado a $ 12.50; ni tampoco que el mundo esté lleno de musulmanes, darketos, artistas, políticos y ecologistas… Todo eso se convierte en irrelevante en el instante mismo en que alguien tan pequeñito es capaz de detener todo a su alrededor, para demostrar por que vale la pena estar aquí.

Este es el primer día de toda tu vida... Así que bienvenida.


          

Comentarios

Ah las florecitas son la onda

Que bonito, me recordo cuando mi sobrinito nacio y yo no lo vi porque estaba en la escuela haciendo examenes y cosas feas...

mi hermana dice que ya le dice "ma" jiji me pregunto que se sentira cuando tu hijo te diga mama...

^^
byE

Cuidate
no puedo imaginar una forma mas bonita de que te reciban al venir al mundo..
me has emocionadooooo...
que lindo martuchis...

un abrazo fuertote para ti...y otro para melissa
Mr. fuser dijo…
hola

muy bien martuchis, muy bien por las personas que encuentran las palabras exactas en el momento exacto, porque las palabras son armas con gran tino, y tu has atinado a elogiar a una pequeñita, seras un buen ejemplo para ella...

cuidate y que grandes sentimientos tienes
Martuchis dijo…
NEFERTITI:
Yo también cuando nació mi sobrina Evelyn no la pude ir a ver hasta que salí del trabajo (me acuerdo que ese día estaba lloviendo).

Yo creo que se debe sentir hermoso que un niño te diga Mamá, supongo que ha de ser una de las cosas más bonitas que le pueden pasar a una chava, igual que verlos nacer. (me imagino).

Gracias por pasar.

FIRE:
Pues llevo un tiempo escribiendo cosas para Melissa, es la primera vez que me tocó estar tan cerca de alguien en su embarazo y esta carta la escribí pensando en que a uno siempre le gustaría saber cómo fue el día en que nació o qué cosas pasaban en el mundo en ese entonces y pues como toda la gente cercana a Melissa seguramente andará vuelta loca (porque nos tuvo en suspenso mucho tiempo), me puse a escribirle esa carta de bienvenida, para que si un día le da curiosidad saber, al menos sepa que alguien le contó como fueron las cosas ese día.

Gracias por tu comentario. Saludos para ti también.

MR.FUSER:
Gracias por tus palabras y por seguir pasando por aquí.
Claudia Monica dijo…
Martha

De verdad me sacaste las lagrimas por esta bienvenida q le haces a mi bebe, soy inmensamente feliz con ella. No puedo explicarte lo que siento ahorita, verla dormir, q me mire, q me toquen sus manos, es algo que Dios me ha mandado demostrandome su verdadero amor.

Mil gracias por este detalle y no que quede duda que un dia esto lo va a leer.
TQM
Martuchis dijo…
CLAU:

Pues me da muchísimo gusto que ya estés en casa con tu "querubis" al lado después de todos estos días en suspenso y en los que no nada más tu estuviste muy nerviosa.

Creo que acabas de vivir una de las experiencias que me imagino deben ser de las cosas más hermosas que puede vivir una mujer y pues a partir de aquí empiezas otra etapa, pero más que eso un viaje maravilloso guiando a esa pequeñita y de quien seguramente tu vas a aprender mucho más.

Tal como puse en su carta de bienvenida, ese fue el primer día de toda su vida, que Dios los llene de bendiciones, les aligere el camino, y pues no me queda más que agradecerte por haberme hecho parte de una de las etapas más importantes de tu vida, sabes que como cronista, medio escritora y con este medio título que me adjudiqué de "vocera oficial" de Melissa, seguramente ella nos dará mucha inspiración y muchas cosas sobre las cuales escribir y contar.
melissita dijo…
que linda persona que quiera mucho a una persona con mi mismo nombre pero no importa lo que importa es el amor que uno siente hacia a alguien