Ir al contenido principal

Lunes de Compositores (con Sabor a México): Lila Downs.


"Todas las mujeres tendemos a facilitar las cosas en la vida, somos como conductoras de información. En cierta forma, soy una curandera por medio de la música y del mensaje que doy a conocer en el camino".

La primera vez que yo vi a Lila Downs fue un Domingo.... Creo que era Noviembre, estábamos en el pasillo que conduce a uno de los salones del hotel Holiday Inn (hoy Ramada en Cd. Juárez) y de repente apareció una chava morena, no muy alta y con unas trenzas entretejidas con un hilaza de color amarillo, que de primera impresión se me hizo muy chido como se veía la combinación de sus jeans de mezclilla con una chamarra gruesa de color amarillo, (similar a las que usan los marineros en los mares donde las aguas son muy frías), además de un montón de pulseras tejidas (como las que tanto me gustan) y unos aretes como los que usan las mujeres indígenas, que hacían juego con el resto de su atuendo, y que en pocas palabras la hacían lucir como una mujer para la que era importante sentirse cómoda, pero que al mismo tiempo, con todos esos elementos autóctonos se proyectaba ante quien la viera como alguien que no necesita disfrazarse ni de grandes pretensiones en su imagen, precisamente porque es "muy ella".

En esa ocasión yo todavía no la conocía, pues yo estaba ahí para cubrir de última hora (y porque nadie más pudo ir) la convocatoria a una rueda de prensa por parte de la fundación Mascareñas, que cada año realiza un evento que se llama "Matices Culturales" y del que en ese año Lila era el plato fuerte.

Me acuerdo que esa vez yo llegué demasiado temprano y por eso cuando Lila entró en el pequeño salón, yo tenía ya un disco de ella entre las manos que me había regalado la chava que en ese entonces era algo así como la directora de relaciones públicas de la fundación, y así, mientras yo veía la foto en la portada del disco en el que ella aparecía de pie con un guiro en las manos y recargada en una pared grafiteada, la rueda de prensa empezó.


No sé si fue porque era Domingo o porque la rueda de prensa se organizó de última hora; pero el hecho de que hubiera muy pocos reporteros (incluída yo), propició que tuviera oportunidad de realizar una mayor cantidad de preguntas de las que habitualmente se hacen cuando cubres un evento como esos.

Por desgracia ya no conservo el audio cassete con esa mini-entrevista de la que recuerdo a una Lila muy sencilla y accesible, que me dijo con una gran sonrisa que le gustaban mucho las películas de Pedro Infante.

Ese fue mi primer acercamiento con ella, el encuentro con su música vendría horas más tarde, en el teatro del Centro Cultural Universitario, donde su música y la manera como el público proveniente de muchos lugares del estado de Texas, me impresionó como se rindió por completo ante su arte y su talento... Eso fue creo que en el año  2001, y así comenzó mi admiración por esta gran embajadora de nuestra música llamada Lila Downs, quien es la figura ideal para cerrar esta etapa de este blog en el que ustedes me acompañaron durante 6 años.



Sobre su Formación Musical:

La historia de Lila Downs parece de película, ella nació en 1968 en Tlaxiaco, un pequeño poblado de Oaxaca; es hija de una cantante indígena y de un pintor y cineasta estadounidense, lo que desde un inicio marcó una infancia muy peculiar dividida entre dos culturas.

Desde niña entonaba canciones rancheras de su pueblo natal, cantaba en las fiestas patronales con los grupos de la zona mixteca como Los Cadetes de Yodoyuxi y fue corista también de la trova serrana.

Su adolescencia transcurrió entre el estado de Oaxaca y el Estado de Minessota y a la par de sus estudios de canto en Bellas Artes y el título de antropóloga que obtuvo en la Universidad de Minessota, comenzó a cantar en los clubes y bares de Oaxaca y Philadelphia. Fue en esa época cuando conoció a Paul Cohen, un saxofonista norteaméricano que con el paso del tiempo se convirtió en su marido y en su director artístico desde entonces. 

Esta especie de doble nacionalidad es lo que le ha permitido crear un estilo muy peculiar en el que lo mismo interpreta música tradicional mexicana, rancheras, cumbias, pero todo esto mezclado con toques de jazz, hip hop y huapango, y aunque en un principio no sabía en que idioma debía cantar, al final decidió mezclar ambas raíces, lo que la convirtió en una artista muy versátil, quien tal y como lo reza la tradición, siempre regresará a sus raíces, ya que al nacer, su abuela enterró su cordón umbilical en la sierra Oaxaqueña, lo cual -según la tradición indígena- garantizará siempre su regreso a ese lugar.

"Uno de los temas que más me interesa es pensar que podemos seguir retomando la cultura indígena y, al mismo tiempo, vivir una realidad moderna.

Discografía:

"Ofrenda" (1994), "Azulao" - En vivo con Lila Downs (1996), "La Sandunga" (1999); "Trazos" (1999); "Árbol de La Vida" (2000); "Border" (2001); "One Blood" (2004); "La Cantina" (2006); "Lotería Cantada" (2007); "El Alma de Lila Downs" (2008); "Ojo de Culebra" (2009); "Lila Downs y La Misteriosa en París Live a Fip" (2010); "La Chacala" (2010).


¿Cuál es su Canción Más Conocida?
El hecho de que Lila interpreta muchas canciones en distintos géneros ha hecho que su repertorio musical sea bastante extenso y reconocido, por eso, entre las canciones que nunca pueden faltar en sus conciertos están: "Naila", "Llorona", "La Iguana" (esta última la canta ¡padrísimo! y se transforma en el escenario), y "La Cumbia del Mole", por mencionar sólo algunos de sus temas más conocidos.

Sitios en Internet:
- www.liliadowns.com
- www.facebook.com/pages/Lila-Downs

Datos Extras:


- De pequeña le daba vergüenza que su madre hablara en mixeco en público, se sentía incómoda con su orígen indígena e incluso llegó a teñirse el cabello de rubio.

-En su adolescencia perteneció a una secta (la introdujo un antiguo novio), y estuvo durante algún tiempo siguiendo a la banda hippie: Grateful Dead.


- La tesis que la llevó a obtener el título de antropóloga fue un estudio sobre los tejidos de las mujeres oaxaqueñas.

- Su música, al igual que su vida, se caracteriza por mezclar sin pudor alguno todo tipo de ritmos y estilos: rock, folk, blues, jazz, ranchera, boleros, lo que da como resultado una cumbia que incluye sonidos de guitarra eléctrica o un son jarocho con coros de hip hop.

- Su banda "La Misteriosa", está integrada por músicos colombianos, chilenos, etc, lo que contribuye a darle un toque todavía más peculiar a su música.
.
- En el año 2002 participó cantando en la banda sonora y con una pequeña aparición dentro de la película "Frida", protagonizada por Salma Hayek.





- En el año 2003, Lila interpretó junto a Caetano Veloso el tema central de esta película "Burn it Blue" en la 75ava entrega de los premios de la Academia de Artes y ciencias (Oscar), el disco que contiene esa canción (además de otras de Lila), obtuvo una estatuilla dorada en la categoría de mejor banda sonora de película.

- En la ceremonia de entrega de ese año, Lila declinó el ofrecimiento del famoso diseñador Roberto Cavalli, para vestirla con uno de sus diseños, y prefirió usar un tradicional huipil oaxaqueño para la presentación.

- Su disco "Ojo de Culebra" está dentro del top 10 de los mejores discos a nivel mundial.

- Lila Downs colabora con el Fondo de Becas Guadalupe Musalén, del grupo de estudios sobre la mujer Rosario Castellanos, con sede en Oaxaca. Entre las funciones de Lila como parte de este grupo, ella dona recursos recabados durante sus conciertos y este dinero sirve para apoyar a niñas indígenas de escasos recursos con becas.

- Dentro de esta fundación también hay una casa hogar en la que las niñas que terminan el bachillerato reciben comida y apoyo para estudiar una carrera universitaria, y como parte del consejo, Lila proporciona ideas para financiar la fundación, ayuda a encontrar donantes, además de ceder parte de los ingresos recabados con la venta de sus discos y regalar constantemente artículos autografiados para que la fundación los comercialice.

- Recientemente grabó un tema al lado de Benny que se titula "Calaveras" y que fue compuesto especialmente por Benny para ser interpretado a dueto con ella, y se incluye en el disco: "La Marcha de La Vida".

- En cine ha participado cantando en la película "Los Tres Entierros de Melquiades Estrada" (con la canción "¿Dónde Estás Papá?"); y en "Fados", del director Carlos Saura; en la que Lila colabora con reconocidos músicos como Caetano Veloso y Chico Buarque.

- En la actualidad trabaja en la composición y arreglos musicales de la puesta en escena del musical "Como Agua Para Chocolate" de Laura Esquivel. 


**********

Hasta aquí este Lunes de Compositores con el que me despido de ustedes por un tiempo, creo que la mejor manera de agradecerles a todos y cada uno de los que me leyeron en este tiempo es dejando un trocito de lo más representativo de la música de nuestro país. En el caso de Lila, sólo puedo cerrar el post diciendo que para quienes somos mexicanos, es un gran orgullo alguien como ella nos represente en escenarios de todo el mundo, donde su música y su propuesta ha trascendido las barreras de la cultura y el lenguaje.

Para quienes no son mexicanos y alguna vez se enteran de que Lila pasará por alguno de sus países, les recomiendo acudir a verla, ya que sus espectáculos valen mucho la pena... Por cierto nosotros tendremos oportunidad de verla en el marco del 6to. Festival Internacional Chihuahua, en un evento magno titulado: "Voces de América para Juárez" y en el que compartirá el escenario con Silvio Rodríguez y Willie Colón.

La cita ya está agendada para el próximo 17 de Septiembre, pero mientras los días avanzan y esa fecha se llega, los dejo con una de sus mejores canciones: "Mi Corazón Me Recuerda", cuya letra es un poema de Jaime Sabines, y que he elegido primero porque es una de las canciones que más me gustan de ella, y después, porque siento que es uno de los temas que refleja a la perfección lo que es la propuesta musical de esta gran embajadora de nuestra cultura a nivel mundial.

Gracias de corazón a todos los que me acompañaron en este tiempo en estas "Páginas Sueltas y de Colores", no les digo adios, porque quedan un par de historias sin concluir (Las Remembranzas y la última historia de Cronovisor) y que aparecerán tal vez más adelante, pero por lo pronto, para mi es necesario tomarme un respiro, y creo que lo minimo que puedo hacer es avisarles y sobre todo darles las gracias por cada parte de su tiempo que me regalaron a través de sus visitas, lecturas y comentarios; y pues esto no es una despedida, seguramente después de un tiempo, nos volveremos a encontrar por aquí.

¡Gracias por todo! 

"La idea de la fama es una cosa que no me viene bien. Me hace sentir insegura y me quita el tiempo".


Comentarios

FRANCISCA MEDINA R. dijo…
GRACIAS A TI POR MANTENERNOS INFORMADOS Y RECORDARNOS EN FORMA TAN BELLA NUESTRAS RAÍCES!!!