Ir al contenido principal

"Sueños de Sombra y Luz".



La oscuridad te envuelve, como la ausencia de luz a mi, ahora...
Y mientras poso mis manos sobre el muro de piel que moldea a su antojo la burbuja en la que te encuentras, pienso en que todos los días te hablo y te digo cosas; pero nunca te he dicho nada sin pronunciar palabras o más allá de la imaginación.

Sé que me escuchas y sabes que en este instante en ti estoy pensando; porque te mueves con cada sentimiento e idea que sin hablar expreso; y eso se da, porque aunque todavía no haya llegado el momento de mirarnos los dos a los ojos, la conexión que tenemos va más allá de un simple cordón fabricado con células que se entretejieron con amor.

En medio de la oscuridad te digo con la voz de pensamiento, que sé que el viaje que emprendiste hace más de 37 semanas ha sido largo, pues yo percibo tu cansancio. Pero a pesar de que tu travesía aún no termina, yo mientras me imagino todo lo que ya habrás visto en el camino; y entonces se me ocurre ponerme a pensar si tú sueñas al mismo tiempo que yo.

El punto donde tú estás ahora, está todo oscuro y en silencio, no sabes lo que es un aroma, pero respiras entre agua, tardarás algún tiempo en aprender a caminar y en tocar las cosas con tus propias manos; pero ya te deslizas adentro de ese pequeño mundo que desafía toda lógica existente, dentro de los principios de la ley gravitacional.

Mientras sueñas, pienso también que aunque tú no estás todavía para entender esas cosas, afuera del lugar donde hasta ahora has vivido, todos los días se da una vuelta completa el sol.

Tú nunca lo has visto, ni sabes que es de color amarillo, pero has percibido a través de mi, la intensidad de su luz y su calor.

Pronto lo verás, pero mientras, puedo contarte que él todos los días viene y se despide; va y atraviesa el océano para ir a llenar con su luz y calidez la vida de otras personas que no conocemos, pero sabemos que viven en otro continente.

Cuando eso sucede, la luna viene a acompañarnos, y yo me quedo como tú ahora entre sombras, me pongo a pensar en todas las cosas hermosas que he visto con mis ojos; y me dan ganas de escribir para contártelas, pero aparte de que no encuentro las palabras exactas para hacerlo; caigo en la cuenta de que a su debido tiempo aprenderás a ver todo por ti misma; y que todas esas cosas maravillosas que yo podría describirte, serán cosa de nada si se comparan con ese fugaz instante en la que yo apareceré en la primer página de tu historia, y tú vendrás a transformar en la mía, todo lo que ya se ha escrito, y se plasmará a partir de ti.

Mientras llega el momento de nuestro encuentro y tus Sueños son de Sombra y Luz, me pregunto si quedará en ti alguna reminiscencia de todas esas cosas que viste en el camino hasta acá, sin haber abierto los ojos todavía.

Sé que no has visto nunca un árbol, ni tampoco sabes de que tono de azul se visten todos los días el cielo y el mar; no conoces el tono amarillo que reviste a los girasoles; pero entre sueños ya percibes lo que se siente que alguien te ame, aunque ni siquiera te conozca, y hasta quizá siendo una personita tan chiquitita, puedas ser capaz de entender toda la luz que en medio de tanta penumbra eres ya capaz de irradiar.

Sigue soñando ahí con cosas que yo no conozco, o al llegar aquí olvidé por completo... Y aunque falte cada vez menos tiempo para llegar a nuestro punto de encuentro; tu viaje aún no termina, y en cada una de las noches que pasen a partir de este momento, te seguiré hablando sin pronunciar palabra alguna, y te daré también cada vez que el sol se despida, las gracias por materializar sin necesidad de ver, el futuro en mi interior.

Para Melissa que cada vez está más cerca...
Verano, 2010.

Comentarios

Claudia Monica dijo…
Hola Marthita!

Gracias porque estas semanas te has dedicado escribirle cosas a mi niña.

Estoy muy contenta porque ya pronto la conocere despues de todos estos meses de sentir que esta dentro de mi, que se mueve y que cada vez me doy cuenta de como ese ser ya te da amor, asi como tu ya sientes que lo amas desde el momento que supiste que ya estaba dentro de ti.

Tambien quisiera compartir con todas esas mujeres que en dado momento den con tu blog y vean este post, ellas estaran disfrutando estos momentos tanto como yo.

Gracias una vez mas por todo

Nos vemos pronto
Martuchis dijo…
Al contrario Clau, gracias por compartirme un momento tan importante de tu vida (nunca me había tocado tener contacto con una amiga cercana durante su embarazo), y pues fue lindo todo esto, desde que te enteraste y nos hiciste parte de todo este proceso (no nada más a mi).

El tiempo se pasa volando y Melissa cada vez está más cerca. Te vamos a dejar de ver por unos días y pues confiemos en Dios en que todo va a salir bien.

¡Saludos y nos vemos pronto!
Mr. fuser dijo…
hola

que excelente escrito para una personita que no lo ha de entender pero lo ha de sentir atraves de su madre y de la vida.

Sos una excelente amiga!!! tu amiga ha encontrado una minita de oro en ti ^^

cuidate y te mando un abrazo
Martuchis dijo…
Mr. Fuser:

Gracias por tu visita y tus palabras, no creo ser una buena amiga, soy simplemente alguien que está ahí y me toco estar en esa etapa de la vida de mi amiga.

Cuídate tu también. Gracias por pasar.
Victoria dijo…
Melissa es una niña afortunada por tenerte cerca
seras una Tia Martha excepcional no me cabe la menor duda

ya la quisiera conocer!