Ir al contenido principal

"La Reina de Los Elefantes" (Capítulo IV).


Seguimos inmersos en este viaje por la India... Ya conocimos el aspecto espiritual que rodea a los elefantes y el lugar tan preponderante que estos animales tienen en la cultura y la religión de este país... Pero más allá del misticismo y la espiritualidad, los elefantes son parte de una problemática social y víctimas al mismo tiempo de la inconsciencia e ignorancia del hombre... En esta parte del recorrido con La Brigada Magnificent Mal Bazar, descubriremos junto a Mark Shand la razón por la cual los paquidermos pueden volverse demasiado peligrosos...


"Sentí tristeza y desesperación. Era la primera vez que veía a estos animales majestuosos, reducidos al nivel de ladrones comunes y bastante torpes. Primero, despojados de sus junglas y ahora de su dignidad, corrían como conejos asustados ante las luces del camión"...




Comentarios

Vane dijo…
Esta parte del cuento apachurra el corazón, y esa foto uy la verdad que me dio mucha tristeza, me mata ver animales maltratados...

Pero eso lamentablemente es cosa de todos los días, y el libro es tan mágico por la otra parte,la de enseñarnos a conocer de una forma tan especial a estos enormes, gigantes kilos de ternura.

Gracias!
Martuchis dijo…
VANE:

A mi también me dan tristeza ese tipo de cosas. En ese capítulo del libro (y ya desde el anterior), el autor habla de lo peligroso que puede ser un elefante enojado, pero aclara que muchas veces ese tipo de cosas suceden porque aparte de que el hombre ha terminado con los lugares que eran su habitat natural, existe mucha ignorancia y la gente los provoca y en su ignorancia los agrede y obviamente los elefantes responde defendiéndose y tratando de proteger a sus crías.

Lo padre del libro es eso, que mienras por una parte te enseña lo nobles que pueden ser estos enormes animales y la importancia que revisten para la religión y la cultura de un país, en la otra cara de la moneda está todo lo lamentable que sucede en realidad.
Martuchis dijo…
P.D. Me encantan los elefantes rosas voladores sin importar que sean "Gays"