Ir al contenido principal

Pensamientos de Corazón...


El día de ayer un amigo al que tenía algún tiempo sin ver me preguntó mirándome a los ojos: ¿Cómo está tu corazón?....  Y aunque era un cuestionamiento que yo no me esperaba, (porque nadie te pregunta ya ese tipo de cosas); me conmovió mucho el hecho de que a él realmente le importara saber como estaba yo por dentro.

A pesar de que yo le respondí de una manera muy escueta, pero al mismo tiempo tan sincera (porque no era el momento ni el lugar para hablar de eso); él se dio cuenta de como estaba en realidad; puesto que al no poder sostenerle la mirada mientras le daba una respuesta tan breve, él solo sacó sus propias conjeturas y me dijo las cosas tal cual han sido de algunos unos años a la fecha.

No puedo negar que su pregunta me sacudió por dentro, pero lo relevante aquí no es eso, sino que todo eso se relaciona con cosas en las que yo he estado pensando en los últimos 4 ó 5 días. 
Al inicio de semana, mientras hablaba por la mañana con alguien a quien quiero mucho sobre los resultados de unos exámenes médicos, me pasó algo muy curioso, mucho rato después de que terminó la llamada y de camino al trabajo me hizo muy feliz imaginar su corazón (tal cual es como el órgano más importante del sistema circulatorio), y saber que estaba bien, me hizo pensar en que tiene el presente en sus manos y todo un camino por recorrer y eso es lo que cuenta.


No es sólo un corazón que funciona a la perfección, ni un músculo que bombea sangre a todo el organismo; ni tampoco es nada más un pedazo de carne cubierto de venas y arterias, es algo que va mucho más allá de eso, es lo que mantiene con vida a alguien que para mi es tan importante, y un electrocardiograma nunca podría ser capaz de reflejar todo lo que esa persona es, los sentimientos que tiene, las cosas que han moldeado su caracter, y la esencia tan especial que le dejó alguien a quien yo no conocí (más que sólo a través de una fotografía sobre un mueble que me dijo mucho).


La mañana que imaginé eso, me sentí muy afortunada, feliz de que esa persona a quien yo quiero tanto, viviera y de que se hubiera cruzado en mi camino. Algo medio le comenté al respecto, y no sé si me entendió -la verdad yo creo que no- porque se lo dije a medias y además ese tipo de cosas nada más a mi se me ocurren. La onda es que me puse a pensar también, en si para el común de la gente será fácil imaginar no sólo como es en realidad el corazón de quienes quieren; sino de valorar lo importante que es si funciona bien; puesto que de otra forma esas personas ni siquiera podrían formar parte de su vida.




Me quedé pensando también en que no le respondí a mi amigo como debiera, pero él supo encontrar solo la respuesta; pero unos cuantos días atrás, yo me estaba imaginando una vez, que mi corazón era como un edificio de condominios. Lo califico así no por enamoradizo, ni por tener la capacidad de albergar ahí a muchas personas al mismo tiempo; sino porque me di cuenta que si de verdad todo el amor que siento por las pocas personas que están a mi cercanas pudiera representarse de modo tangible como si fuera un edificio, el mío sería un condominio de 3 niveles ocupados en su totalidad por mi familia, mis perros y no más de 5 personas con las que a pesar de que no me une un lazo de sangre, son una parte muy importante de mi vida, porque son quienes han estado muy cerca de mi.


Creo que en esa ocasión mi imaginación voló demasiado, porque así como el edificio que representa a mi corazón  está lleno de amor y por ende de ventanas llenas de colores para cada una de esas personas especiales, en el plano sentimental hay una parte de mi corazón que también podría ser como un edificio contiguo, que lleva mucho tiempo abandonado y en el que el último "inquilino" que estuvo ahí decidió irse porque lo que había ahí no le gustó o simplemente no se sintió cómodo y desde entonces ese lugar ha permanecido cerrado...


Esa es la parte "oscura" que a veces alberga el corazón de una persona. En mi caso, a pesar de que entrar a esa parte del edificio ya no me causa el mismo dolor que antes, tampoco me invita a volver a entrar, porque aunque abandonadas, muchas cosas se quedaron ahí.


Es como cuando las personas que tienen varias propiedades, de pronto hay alguna por ahí con la que no saben que hacer, porque aunque nadie la ocupe, está llena de cosas de las que no son fáciles deshacerse o desprenderse de la noche a la mañana.


En esa parte del edificio también están todos mis miedos y mis confusiones, los grandes defectos que tengo como ser humano, y que a veces son visibles porque se cuelan por las rendijas y se escapan para exhibirse desde la azotea... Aún con todo y eso, hay días en que no pierdo la esperanza de que un día "El Edificio Contiguo" cambie, justo cuando llegue alguien que quiera empezar de cero, escombrar los pisos y paredes para pintarlos con colores nuevos; entonces, al cambiar los objetos viejos e inservibles por nuevos, se sienta tan en paz y confortable, que eso propicie que se quiera quedar a vivir ahí.


A veces pienso -y casi estoy segura- que ese edificio ya no va a volver a ser ocupado por nadie y que ese trabajo de "remodelación" lo tengo que hacer única y exclusivamente yo... Tal vez, aprovechando que hay cosas que ya no me duelen, un día tengo que entrar ahí para juntar una por una todas las cosas que dejó ahí la última persona que habitó ese edificio, y guardarlas de una vez por todas adentro de una caja, para luego "resanar" los agujeros que quedaron en los muros cuando se quitaron los cuadros con las imágenes de momentos que ya no son más que recuerdos y a mi ni a nadie más le sirven; para luego empezar a pintar lo que se decoloró, reparar lo que esté destruido, porque tal vez hasta que para mi ese edificio vuelva a ser un lugar habitable, podré invitar a alguien más a entrar...


Creo que así sería mi corazón si pudiera representarse como un edificio... Seguramente para ti, que en este momento estás leyendo esto, ya te imaginaste todas y cada una de las cosas que tienes en el tuyo. Yo no te conozco o tal vez si, pero me imagino que al igual que yo tienes personas alojadas ahí y que para ti son lo más importante, y tal vez no cuentas con un edificio contiguo abandonado, pero tal vez tienes un sótano repleto de cosas a las que a nadie muestras, y tal vez llevas años guardando en cajas sentimientos y rencores, miedos, dudas o incertidumbres de las que no sabes como desprenderte... No te preocupes, porque eso tampoco tiene nada de malo, y tal vez en la lentitud del proceso de saber como lograrlo, está el secreto de lo que nos hace no apartar los pies del suelo y al mismo tiempo ser mas humanos...


Como decía al inicio, en los últimos días he estado pensando mucho en cosas y cuestiones relacionadas con el corazón... No sé a que se deba, pero también en esta etapa reciente de mi vida, he estado recordando cosas (sobre todo relacionadas con mi niñez) que ya había olvidado por completo. Las imágenes de momentos o de situaciones muy específicas me llegan como "flashazos", y para concluir con estos pensamientos del corazón, transformo en letras un recuerdo especial, antes de que el tiempo y el olvido se lo quieran llevar otra vez:


Hace muchos años, cuando yo era todavía muy niña, para una tarea escolar de ciencias naturales, me encargaron como parte del proceso de empezar a conocer el sistema circulatorio, realizar un dibujo de un corazón para presentar el Lunes en clase.


Yo hice mi tarea llegando de la escuela y me olvidé por completo del asunto durante todo el fin de semana, pero el domingo en la noche (que casi siempre regresábamos tarde a la casa, porque salíamos en familia al cine o algún otro lado); a mi papá se le ocurrió revisarme la tarea y se llevó una sorpresa muy grande cuando descubrió que mi dibujo del corazón era muy similar al de la imagen que aparece al inicio de este post (era un corazón rojo, grande y redondo, sin los parches porsupuesto).


Fue muy chistoso, porque en ese entonces yo pensaba que el corazón humano tenía esa forma; y por eso me pareció muy extraño y confuso cuando mi papá me mostró en un libro como era en realidad ese órgano humano.
Esa noche, él se quedó despierto hasta muy tarde, dibujando en mi cuaderno  el corazón humano más bonito que yo haya visto en mi vida en una ilustración. Recuerdo que lo hizo súper detallado y lo pintó con colores de madera en tonos rojo y azul.


En ese entonces yo no tenía la capacidad para apreciar cosas como esa; pero si hubiera sido un poco más inteligente, habría buscado la manera de conservar ese dibujo (que estoy segura en la escuela no fue muy difícil que se dieran cuenta que una niña de esa edad no podía haber sido capaz de dibujarlo con tanto detalle y grado de perfeccionamiento)... Sea como sea, ese recuerdo se quedó conmigo para ser desempolvado con el tiempo, y aunque hoy sé que los corazones no son rojos ni redondos; si sé que pueden albergar muchas cosas que ni la anatomía ni los aparatos modernos pueden reflejar...


Le agradezco a Dios por todo lo bueno y lo malo que he experimentado a través de mi corazón, por todas las personas que viven ahí y son los pilares a los cuales me aferro y me sostengo.


Tal vez nadie te lo haya preguntando nunca, pero yo si quiero hacerlo hoy porque sé que es importante:


¿Cómo está tu corazón?

Comentarios

Claudia Monica dijo…
Muy buena pregunta.

Pero yo diria que tu solita ya deberias de ir "limpiando " ese edificio contiguo para que la persona que llegue encuentre todo bien y se quede a vivir ahi.

Es dificil dar ese paso pero no imposible, ese es mi consejo.
Vane dijo…
¿Cómo está hoy mi corazón? Yo creo que bien, igual como te pasa a vos, o a mucha gente, con espacios enormes o reducidos pero de alguna manera u otra todas las personas que quieres dejar entrar seguro tendrán un lugar muy cómodo, en mi caso me pasa como a vos, son poquitas las personas y tan maravillosas la que ocupan mi entorno, ese entorno que yo llamo: los amores de mi vida, sabés bien quienes son.

Es curioso un inquilino que hace más de ocho años intenta ser propietario de una de esas partes especiales que tengo para cada amor de mi vida, cuando le di la llave para que entrara, cerrara la puerta y se quedara se fue, ¿es raro no?, alguien que quiso tanto algo por mucho tiempo cuando lo tiene lo tira, yo creo que esa persona no sentía por mí eso tan grande que tanto me expresaba a diario, porque no hubiera salido corriendo cuando lo tuvo.

No tengo mucho más para decir, sólo pedir que mi corazón siga sano y fuerte para seguir queriendo aún más a los amores de mi vida, y que el corazón de esos amores también lata muy, muy fuerte para que yo pueda vivir al ritmo de todo ese amor que me regalan.

Muy lindo y nostálgico tu post.
Como esta tu corazon? mmm nunca me han preguntado eso, y no se, no me gusta hablar mucho de esas cosas, bueno que me pregunten o así, cuando andaba con mi antiguo falso esposo no le dije a nadie, y luego me decian en la escuela, pues que no estas feliz, porque no nos dijiste? y pues no, si estaba feliz pero como que no se me da contar esas cosas

quien sabe yo creo que mi corazon esta muy encerrado (ni cerrado, ehh encerrado!!)

bYE
Martuchis dijo…
CLAU:

Si yo también me empiezo a convencer de lo mismo, y créeme que he seguido tu consejo al máximo.

Gracias por pasar, un beso para Melissa.

VANE:
(Suspiro y agarro aire porque es mucho lo que siempre te tengo que decir a ti).
Creo que conozco muy bien tu corazón, incluso desde antes de que viera por primera vez reflejado todo lo que eras a través de tus ojos y pues bueno, respecto a esa persona de la que tú hablas sabes bien lo que pienso, pero tampoco soy nadie para juzgar y sólo puedo decirte que tal vez no lo ves así ahora, pero no siempre le entrega uno la llave a la persona indicada... Yo no te sé decir eso, pero lo que sí sé y precisamente en base a lo que te quiero y te conozco, es que en ese aspecto tú te mereces vivir sin dudas, y teniendo al lado alguien que se enamore de ti viendo todo lo que eres tú en libertad y esté a tu lado para complementarte y compartir tus sueños. Yo no sé si una persona así exista (pero pienso que sí), y no se ni como ni cuando, pero si Dios que ha pospuesto para "después" muchas cosas en tu vida, quizá con esa persona también lo ha hecho, creo que es tal vez para que una vez que ese alguien llegue, te des cuenta que todo este tiempo, quizá fue una preparación, para que y así tal y como tu eres, cuando eso suceda te des cuenta de que tal vez eso que te duele ahora no va a ser nada comparado con lo que alguien más va a tener para compartir contigo.

Sé que yo te dije que ya no te iba a hablar más de las cosas que deseo de todo corazón que te sucedan, pero en el fondo de mi alma algo me dice que aunque no sepa ni como está la onda, pienso que así va a ser... Yo no sé que planes tenga Dios para tu vida, pero lo que si sé es que ese corazón tan especial del que yo hablaba en el blog tú lo conoces muy bien (y por suerte ¡Yo también!), y una de las razones por las cuales me dio tanta felicidad imaginarlo latiendo y llenando de vida al máximo a quien lo posee, es precisamente porque gracias a eso, existe una vida que yo valoro muchísimo y que en este momento, sin importar lo que no haya sido, ni lo que haya hecho falta en el pasado, tiene el presente y un mundo de infinitas posibilidades para tener una vida plena y feliz...

Con toda mi alma y el gran amor que te tengo, deseo que tu corazón se llene de colores, de ventanas abiertas que dejen al descubierto todo eso tan padre y hermoso que llevas dentro, y ojalá que yo siga teniendo un espacio para compartir todo eso contigo y verte feliz.

TQM
Martuchis dijo…
NEFERTITI:

Tú y yo somos muy parecidas en ese aspecto. Pero pienso también que nos convertimos en seres tan cerrados, precisamente porque nadie te pregunta ese tipo de cosas, es como cuando alguien te pregunta simplemente: ¿cómo estás?, pero la mayoría de las veces pocas personas ponen atención a tu respuesta o se quedan ahí para esperar la respuesta.

Yo soy de las que piensan que tu vida personal y tus afectos o sentimientos más sinceros y profundos, sólo deben de ser del conocimiento de las personas que para ti son importantes y sobre todo cercanas; pero también (tengo vaaarios años más que tú), y puedo decirte que es muy lindo cuando llega alguien que propicia que todo ese hermetismo que siempre has mantenido, cambie por completo y te vuelvas la persona más abierta y quieras compartir hasta la cosa más insignificante que te pasa con esa persona.

Pero bueno, no te quiero marear con tanto rollo, sólo contestar tu comentario, agradecerte la visita y decirte que ya entenderás todo esto que te digo cuando conozcas a alguien así.

Es muy lindo abrir tu corazón también. Ya verás que sí.

Gracias por pasar.
Mr. fuser dijo…
son de esas preguntas que haces flaquear hasta el mas feliz, porque siempre el corazon es un lugar misterioso, casi para nosotros, donde no hay nada que se le escape..y nos duele recordar sufrimientos y dolores o recordar alegrias y risotadas...

y con una oracion puedo definir como esta mi corazon: mi corazon esta reinventandose cada dia :D
Martuchis dijo…
MR. FUSER:
Me encantó eso de "Reinventándose", yo creo que todos, apesar de los descalabros y de tener el corazón descarapelado, deberíamos tenerlo también así, con esa capacidad de reinventarse siempre.

Gracias por pasar.
Victoria dijo…
que hermoso post
y la respuesta a tu pregunta en lo que a mi concierne
mi corazon esta esperanzado... temblando de miedo ante un futuro cercano, pero cicatrizando las heridas que tiene no por ser amado o por estar roto por alguien, sino por la falta de FE, por el miedo... pero Gracias a Dios esta sanando

del estudio medico
salio algo bueno en tu corazon?

te quiero Marthita
Martuchis dijo…
VICKY:

Yo creo que lo padre es eso, saber exactamente cuáles son las cosas que llevamos y sentimos en el corazón, y darnos cuenta que a pesar de los matices, todo eso es lo que representa nuestra vida y nos hace sentir que estamos vivos.

Por otro lado, yo no fui la que se hizo un estudio médico, hablaba con alguien muy importante para mi que fue quien se realizó ese examen y me imaginé su corazón latiendo y lleno de vida y eso me hizo muy feliz porque me di cuenta de lo afortunada que soy de tener a esa persona en mi vida.

Ojalá las heridas sanen y pronto el corazón de cada una de nosotras pueda ser como esa imagen llena de ventanas resplandecientes y llenas de luz.

Gracias por pasar.