Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de enero, 2010

"Domingo de Perros"

Estos 3 bodoques son la "Felicidá" de mi hogar y ya hablando en "serio" quienes me dan el amor más incondicional.
Pues hoy es Domingo, mañana es día festivo (al parecer no trabajamos) y mientras se cocina el post del próximoLunes, les dejo unas fotos de mis cachorros, para que vean como ha crecido "Roquecito Rococó"(como le digo yo de cariño para que se "vuele" todo).
En todos estos meses en general han estado bien, sólo "La Negra" está enferma de los ojos... Ojalá se aliviane porque si me preocupa mucho y ya no sé que hacer (ya he visto 3 veterinarios distintos y nomás no le atinan).
El caso es que estas fotos son para complacer a los fans (o sea los 3 lectores del blog) quienes desde hace tiempo me pidieron que subiera fotos de estos 3 bodoques gordos y orejones que son la alegría de mi hogar....
Padre e Hijo en la hora de los "arrumacos".
¿Me rascas la panza?...
"Fumando espero"... haber a que hora te dignas ¿eh?...
¡Ar…

"Dios Vuelve en Una Harley" (intento de audiolibro)...

Este es un libro que lleva conmigo muchos años... La primera vez que supe de su existencia, fue a través de Tere, una de mis amigas de toda la vida. Creo que fue en alguna ocasión en que íbamos de camino a casa de otra amiga en común y en el trayecto ella me empezó a hablar acerca de lo que trataba esta historia.
De entrada, lo primero que me llamó la atención fue eso, que hablaba de Dios, como un personaje más real y cotidiano, una manera muy parecida a la que desde siempre me ha gustado imaginarlo a mi.
Aunque el título nunca se me olvidó, pasaron algunos años, y el libro lo encontré un día en Sanborn's(una tienda que tiene librería y a la que disfruto mucho ir)y sin dudarlo, en cuanto lo descubrí en el estante, lo compré.
Dicen que los libros te llegan, cuando lo que contienen es algo que necesitas y es el momento adecuado para que tú lo leas... Pues bueno, al poco tiempo conseguí la segunda parte y desde entonces las dos partes de esta historia escrita por Joan Brady han sido bás…

Carta para alguien que aún no llega...

Aún eres muy pequeño para leer esta carta y tal vez tendrán que pasar algunos años para que puedas hacerlo por ti mismo; pero aún así, me gustaría contarte como fue el día en que Dios decidió que sin haber llegado todavía, tú eras ya un regalo de amor y de fe.
Tal vez dentro de algún tiempo (en un futuro no muy lejano); para dormirte, le pedirás a alguno de tus padres que te cuente, tan sólo una vez más, la historia de ¿cómo fue que llegaste hasta aquí?
Preguntarás muchas veces: ¿Por qué no recuerdas nada?, pero te dormirás imaginando... Tratando de recordar: ¿de qué tamaño eran tus alas?, ¿por qué no pudiste traerlas contigo? ¿o cómo se veían las cosas desde arriba?, en el instante mismo en que el cielo se abrió y esa escalera luminosa por la que tú bajaste; aquí sólo la vimos como un mágico rayo de sol.
En este momento, mientras tu duermes ya con el traje que en"el salón de las almas" te vistieron, desde un lugar seguro y cálido, esperas y sueñas todavía... Te escapas para s…

"Remembranzas Fantasmagóricas" (Parte XIV).

Faltaba un cuarto de hora, para que dieran las 7:00 am; cuando unos pasos enfundados en unas zapatillas negras cruzaron el pasillo central de marmol de la Catedral de Puebla.
A pesar de ser las primeras horas del un día ordinario, algunas de las bancas del templo ya se encontraban ocupadas por feligreses, quienes arrodillados en los reclinatorios de madera, buscaban una solución a sus problemas terrenales en forma de respuesta a sus plegarias.
Adentro de ese recinto, todo era silencio; así que por eso eran perceptibles en todos los rincones, los sonidos que caracterizan a un inicio de día: El trinar de los pájaros que anidaban en los árboles y recovecos cercanos, así como la segunda campanada en señal de preludio de la primera misa de esa mañana.


Pareciera que no, pero a esa hora, las aflicciones del alma también apremian; por eso, la poseedora de esas zapatillas de raso oscuro atravesó el camino central a toda prisa, y tras detenerse tan sólo por un instante frente al altar -con la únic…