Ir al contenido principal

50 Días de Cosas Positivas.

Esta foto que ven aquí, tiene casi 6 años y es la primer foto que tomé del famoso parque del que siempre les hablo, y en este inicio de semana, me pareció que sería muy simbólico "desempolvarla", para ilustrar con ella un post que escribí el año pasado en Verano, y que era como una especie de introducción a un experimento que se me ocurrió un día; y por muchas razones postergué y ya nunca lo publiqué.
Hace poco, buscando otra cosa, di con el borrador de ese escrito, y me pareció que tal vez ahora era el momento adecuado para compartirlo en el blog; pero en una de esas tantas noches en las que antes de dormir pienso en un montón de cosas; caí en la cuenta que sería bueno agregar algo que hiciera todavía más especial, todo eso que escribí el año pasado.
Primero que nada debo decirles que la idea 
de este experimento surgió no sólo de las ganas que tengo de que en otros lados se perciba distinta, esta ciudad que por tantos años ha sido mi casa; y aunque en cierto modo, eso es algo que siempre he hecho a través de estas páginas; también hoy quiero más que nunca, que mi blog sea un lugar donde encuentren cosas que de verdad les aporten algo, que ojalá puedan servir también para que además de distraerse en el ratito de su día que me dedican; logre hacer que ustedes mismos vean su propio entorno de una manera distinta; ese ha sido siempre el objetivo y mi intención en cada post que he escrito a lo largo de estos últimos años.
Ya van a entender de qué trata mi 
experimento cuando lean el post; por lo pronto en esta especie de "Intro"; les comparto que de las cosas que se me ocurrieron mucho después, estuvo el hecho de que en los días en que aparentemente no suceda nada; yo voy a tratar de compartirles algún recuerdo bonito que venga a mi mente en ese día y de manera espontánea; pero de corazón espero que en los 50 días que están por venir, eso no sea ni siquiera necesario y encuentre muchas cosas positivas para comentar con ustedes...


Les confieso que estoy un poco nerviosa, y estoy consciente de que va haber días en que el tiempo me coma, otros en los que tal vez pase algo que me agüite -porque soy como cualquier persona normal- pero precisamente se trata de que pesen más las cosas buenas, y por eso tengo que estar muy atenta, para poder atrapar de cada día lo que en verdad valga la pena.
El experimento quiero hacerlo, más que nada, porque este tipo de cosas a mi me ayudan mucho y alimentan mi espíritu; y pues de eso se trata. Ustedes saben que en este espacio es donde yo sueño y los invito a todos ustedes también; pero para poder mantener esa esencia en estas "Páginas Sueltas y de Colores", siempre intento hacer cosas nuevas, y esta es una de ellas... 
¡En fin!, sin más rollos, espero que me acompañen en esta aventura y pues... ¿haber que sale no?...

**********
Lunes 14 de Junio, 2010.

Otra vez en el parque en inicio de semana, y luego de muchos días en que por diversas cuestiones (relacionadas con el trabajo no había podido venir).

Los Lunes siempre son especiales, porque representan el inicio de todo, porque tengo 2 horas libres a la hora de la comida, y este Lunes 14, quiero dedicar este tiempo para desde este lugar (que para mi es especial porque guarda muchos momentos de mi historia personal), escribirle a Dios.

Hace un rato, de camino hacia acá, venía pensando un poco en el post de inicio de semana que subí al blog, que una vez más habla de esa eterna necesidad mía de saber cómo poder hacer a Dios, parte de mi vida, y al mismo tiempo en el propósito original que tuvo este nuevo cuaderno de diario, al que yo decidí titular "Bitácora de Un Nuevo Comienzo", y que haciendo un balance rápido del 2 de Enero a la fecha, creo que no hay atrapado nada entre las páginas de todo eso que yo me imaginaba esa tarde de vacaciones (de principio del 2010); cuando fui a comprar este cuaderno.

Pero no todo está dicho hasta aquí, quedan todavía muchas páginas en blanco para esta bitácora, lo cual me indica también que siempre existe la posibilidad de rectificar el camino.

A esta hora del día y por primera vez, mis pensamientos y atención no están enfocados en ninguna persona (ni siquiera en mi misma), no están proyectados tampoco a futuro, no se orientan a la búsqueda de la fórmula más viable para resolver algún conflicto o problema; se centran solamente en esas ganas de comprometerme conmigo misma a tratar de aprovechar la cuota de vida y de salud que se me regala cada día, para hacer de este cuaderno algo distinto, llenarlo con cosas que cuando lo abra en un futuro distante o lejano, otra persona (que desconozco quién será), así, al igual que yo lo he hecho con este lugar, encuentre en estas páginas un boleto de acceso para entrar a un lugar tranquilo, el pase de abordar para viajar a través del tiempo y del espacio, para conocer una historia; (que he descubierto en el presente a través de las letras se puede lograr eso), y que además de ser un lugar agradable, siempre, siempre, tenga ganas de regresar.

El camino empieza a partir de este punto, pero... Quiero creer que tengo un cómplice... El más grande que existe, y es quien desde allá arriba está "soplándome" ideas al oído y en el alma para hacer de esto algo distinto... Creo que sí, siempre se hace presente de muy diversas formas (sólo que yo "me hago pato"), pero me acabo de dar cuenta, que quiere jugar a que yo descubra: ¿en qué forma se materializa cada día?...

O.k. ¡Va!, me agrada su propuesta y le entro a su juego.

Durante 50 días de mi vida voy a estar muy atenta y voy a anotar aquí lo que valga la pena de cada uno de esos días, y que obviamente sólo si tengo los sentidos muy abiertos voy a lograr descubrir.

La vida no es fácil para nadie, y el mundo está de cabeza desde hace mucho, (incluso desde antes de que yo llegara a ocupar este traje de ser humano que me envuelve), y aunque viva en la ciudad que para todos es la más violenta, ¿por qué no atreverse a mirar con otros ojos todo lo que hay en este lugar que por tanto tiempo ha sido mi casa?

Acepto este primer reto de compartir 50 días, en los que estoy consciente podrán haber problemas, podré enojarme; algún sentimiento negativo podrá dominarme momentáneamente, pues a final de cuentas soy una mujer de carne y hueso con esa esencia tan "falible" que todo humano no deja de tener.

El reto aquí es rescatar lo que valga la pena del día, intentar (por lo menos) transformar en interesante lo ordinario, y tener algo distinto para compartir con quien llegue hasta aquí.

Por lo pronto, de este primer día, además de la posibilidad de un nuevo comienzo, surge la idea para rescatar lo más positivo de cada día, y si alguien quiere subirse a este barco y jugar el mismo juego desde su pequeño y personal mundo, pues bienvenido sea... Haber que nos depara esta aventura.

Gracias Dios por este día y ojalá salga un aprendizaje padre de aquí.

Comentarios

Vane dijo…
Yo me sumo, aunque siempre he hecho eso de ir por ahí buscando los postivo y agradable dentro de este mundo loco en el que no sabemos donde estamos parados, pero quiero creer, y pensar que todo va a salir bien.

Vamos por los 50 Días!!!
Martuchis dijo…
VANE: Yo sé que tú siempre has sido así. Este reto está más bien enfocado para quienes viven demasiado inmersos en la realidad y a veces dejan de soñar porque los problemas cotidianos los absorben....

Esto se trata también de jugar a ver de una manera distinta lo que siempre vemos y sobre todo documentarlo para no olvidar que hasta en los días ordinarios hay cosas que valen la pena.

¿Qué hace despierta Gudizita? Espero que ya te puedas dormir y sueñes cosas muy lindas.
Vane dijo…
Viste, cuando era joven me encantaban las madrugadas, y ahora de viejita parece que volvimos al los viejos amores y las desveladas rutinarias de la gente que le gusta y se inspira por esas horas.

Un abrazo!
Martuchis dijo…
Mi Chava:

Sigues siendo joven y mientras tu seas feliz, eso es lo que cuenta. Yo quiero verte feliz siempre.

Un abrazo para ti también.
Victoria dijo…
me gusta muchisimo este ejercicio
creo que ademas de que hacerlo te traera cosas buenas creo firmemente que el escaparte de la cotidianeidad y atreverte a ver lo positivo te cambiara el switch y te dara ideas maravillosas
te seguire muy atenta en esto Marthita
muy atenta