Ir al contenido principal

"Mirada Mágica"


Yo siempre he dicho que los libros que llegan a tus manos, además de contarte una historia, pueden hacer que tú mismo cuentes la que te relaciona con ellos en el momento en que estos llegan hasta ti, y la mía con este libro (que siento fue más bien quien me eligió), empezó a finales del año pasado y a través de una persona que trabaja en el mismo lugar que yo.

Antes de entrar de lleno en el resumen, creo que es importante comentar que Apio Quijano, el autor de Mirada Mágica” fue uno de los integrantes del famoso grupo mexicano Kabah (es el hermano menor de Federica Quijano –a quien ya le dediqué un post hace un tiempo en la sección de Lunes de Compositores); y pues para no hacerles el cuento tan largo, después de 13 años de estar en el grupo (y creo que incluso antes), este chavo se dedicó a estudiar medicina alternativa y algunas otras disciplinas como la parapsicología, iridiología, programación neurolingüística, visión remota, y muchas otras técnicas que sirven para desarrollar las capacidades de percepción, psiquismo y clarividencia.

A mí en lo personal me llaman mucho la atención todo este tipo de cosas, pero para ser honesta, cuando escuché por primera vez hablar de este libro y de su autor, me causó un poco de extrañeza la idea de que un chavo que durante tanto tiempo se dedicó a la música y el espectáculo, pudiera escribir sobre todos estos temas. No quiero decir que no tuviera la capacidad para hacerlo, sino como que ambos campos son tan distintos como el agua y el aceite.

Aún con cierto escepticismo, pero al mismo tiempo otorgando el beneficio de la duda; acepté el ofrecimiento de la persona que decidió prestarme el libro para que lo leyera (la verdad creo que yo no lo habría comprado), y pues la verdad si me llevé una sorpresa muy grande, no sólo al descubrir todos los estudios que Héctor Quijano, mejor conocido como “El Apio” (desde su época de Kabah), ha realizado a lo largo de todos estos años y que son lo que le permitió escribir acerca de todo esto.

En el libro de Mirada Mágica” se abordan varias cosas: numerología, lectura del rostro, visión remota y cromoterapia (el estudio de los colores)… Toda la primer parte del libro está enfocada a la numerología, a través de la cual se puede saber cómo es la personalidad de cada persona, los karmas o defectos que trae arrastrando, y todo esto lo obtienes a través de ejercicios prácticos en lo que con datos tan precisos como tu fecha de nacimiento, y algunas formulas matemáticas que desarrollas partiendo de ese dato, elaboras una figura numérica que se define como “Diamante (que se conforma por muchos números que en el libro te dice cómo obtener paso a paso), y que una vez que queda elaborada sirve para saber cuáles son los números que te acompañan de por vida en todos los aspectos.

A través de ese diamante, puedes conocer cuál es tu color dominante, que característica tiene el número que te rige de por vida; etc… En pocas palabras, te salen cosas que si son muy acertadas (en cuanto a personalidad e incluso tus defectos y debilidades).

Vienen otros ejercicios con todas las letras de tu nombre completo, y todo está muy padre, hasta el punto en que quieres interpretar tus resultados; porque después de un buen rato de estar sacando fórmulas, ¿de qué me sirve a mi como lector saber que el número 7 corresponde a mi esencia y el 4 a mis defectos y karmas? si el libro sólo me da una explicación más precisa sobre el 2 y el 6 (y que obvio son los números del Apio), y por ende, de nada me va a servir resolver un test y sacar fórmulas, si al final no voy a poder entender mis propios resultados.

La parte de la lectura del rostro, está interesante, lo que me llamó la atención de ahí fue que muchos de los rasgos de la cara reflejan el estado en el que se encuentran algunos de los órganos a nivel interno (como el hígado), mientras que las arruguitas que se marcan alrededor de los ojos tienen que ver con los riñones y la forma como asimilamos las emociones que se presentan en nuestra vida…

Apio dice por ejemplo que las personas que tienen líneas de expresión marcadas hacia abajo, es porque han pasado por momentos muy difíciles o tristes y con mucho sufrimiento a lo largo de su vida... ¿Será?

Todo este capítulo del libro, aunque está muy padre,  creo que requiere de mucho tiempo y sobre todo mucha práctica, para que la persona que lee el libro (sin ser experta) aprenda a analizar y  descifrar la personalidad de cada persona, dependiendo de su tipo de rostro.

Respecto a la parte final de “Mirada Mágica”, que está enfocado al tema de Visión Remota, ahí si todo ese capítulo me pasó de noche… Vienen unos esquemas medio enredados, que creo que son poco prácticos para quien los lee; y aunque el tema es muy interesante y cuenta al inicio que esta técnica se utilizó en el pasado para localizar personas extraviadas o secuestradas, entrenamiento militar y UFO, pues creo que si se necesita de alguien que te asesore para poder elaborar tus propios esquemas en forma correcta; y sobre todo poder interpretar tus resultados en los ejercicios que vienen allí.

En conclusión, el libro en sí no es malo… La verdad yo no dudo de la capacidad de este chavo y sus conocimientos, pero siento que en algunos temas que ahí aborda, si nos queda mucho a deber. En lo personal, yo les recomendaría que si les interesa leer el libro, busquen mejor alguien que se los preste (como a mí), o si ya de plano les interesa demasiado el tema,  lo ideal sería mejor asistir a alguno de los cursos que da este chavo en el D.F o a través de otra persona que sea experta en estos temas, porque no es lo mismo, –por ponerles un ejemplo- si yo intentara explicarle por escrito “El Teorema de Pitágoras”, a alguien que en su vida ha abierto un libro de matemáticas… ¿Cómo que no verdad?... Bueno, aparte que no entendería tampoco, porque yo en matemáticas soy una verdadera “papa”…

Para finalizar les comento que para leer este libro lo tienen que hacer con papel y pluma en mano, tomarse su tiempo para poder hacer los ejercicios que vienen ahí y pues en la parte positiva, me quedo con la curiosidad que despertó en mi el tema de la “Visión Remota” y que como en este libro no entendí mucho, yo voy a tratar de averiguar por mi lado para ver si encuentro algo interesante que les pueda compartir… ¿sale?

***********

Por último les transcribo la interpretación de uno de mis números, el que corresponde a mi personalidad  (haber si quiénes me leen y me conocen opinan si es cierto o no); porque según Apio, yo soy así:

Personalidad: No 2 = El Conciliador


Aspectos Positivos: Pasivo, tranquilo, receptivo, amable, noble, sensible, adaptable, pacífico, le gusta servir a los demás; es el número de la pareja; unifica, sueña, es servicial. (¿O sea que eso significa que soy un bombonazo?).



Aspectos Negativos: Chantajista, víctima, mártir, miedoso, tímido, depresivo, cobarde, celoso, conformista; conflictos con la pareja, emocional, miedo a la muerte, miedo a la enfermedad, problemas de salud. Se llega a olvidar de sí mismo por pensar en los demás. (Este vato ni un paro hace... ¡Me cae!).


Cuerpo y Salud: Tiende a engordar, ya que retiene líquidos fácilmente; le gusta lo dulce, sobre todo el pan; caderas ligeramente anchas; su principal problema se encuentra en el sistema digestivo, mala alimentación. (No pos si, el pan si me gusta un buen...).

Trabajo: Psicólogo, médico, pediatra, cocinero, artesano, trabajos manuales… (aquí si le falló porque no le atinó en nada).

Amor: Fiel, entregado, enamorado, detallista, duradero, sabe perdonar. (Y bueeeeeno... Menos mal que con todo y mis defectos, reconoce que sigo siendo un bombonazo... jajaja).

Dinero: Dadivoso, generoso, sabe administrar el dinero sólo cuando hay personas a su cargo o es de su conveniencia, sino es así, le es fácil gastarlo. (¿Pos la lana pa' eso es no?, de que sirve guardada ¿no creen?).

Meta: Superar los miedos e inseguridades, creer en si mismo, trabajar su independencia, tomar decisiones y ayudar a que el mundo pueda resolver sus problemas sin pelear. (Es verdad eso, yo soy totalmente pacifista, me choca la gente que todo lo quiere arreglar a golpes).

*************
Lo más padre de este libro, fue que me entretuvo el Sábado pasado que yo estaba como gato enjaulado, por no tener conexión a internet... Cuando lo terminé de leer, me enteré de que El Apio tiene ya otro libro y este es como para sanar dolores físicos y emocionales... Me llama la atención, pero espero que no esté como este libro, haber si alguien lo compra y me lo presta... Ñaca-ñaca.... En unos días les cuento que rollo con el libro de Saramago, porque aunque los elefantes "rositas" me persiguen, ya casi lo termino y si se me ha hecho muy padre, pero luego les cuento ¿va?

“Mirada Mágica”
Héctor Apio Quijano
Ed. Vergara

Comentarios

Vane dijo…
De que sos un bombonazo si lo sos, de acá a la luna.

Hay muchas cosas para decir pero no acá, es para hablarlo, sería como un comentario hablado entre vos y yo.

En serio te choca la gente que quiere arreglar todo con golpes???. Qué hacemos con la rifa que te ganaste??? Te acordas qué tenías todos los números??? jajajajajajajaja
Martuchis dijo…
VANE: pos no podemos hacer nada, porque todos esos boletos de los que hablas yo ya los eché al agua... Juar juar...

Ya en serio, si detesto la violencia, he visto demasiadas cosas en mi vida, y el alcohol y los golpes sólo empeoran las cosas y dejan en las personas cicatrices muy profundas, desintegran familias, pero nunca resuelven nada.