Ir al contenido principal

2 Años Con "Roquecito Roco-có"...


Hoy este cachorro panzoncito y peludo cumple 2 añitos... Es el más "peque" de mis perros, y por ende el más travieso y "destroyer".

Me acuerdo perfecto la tarde que nació, y aunque yo moría de ganas de quedarme con un cachorro (creo que él fue la segunda camada de 3 que tuvo "La Negra" antes de cerrar la fábrica o "retirarse con estilo" -como diría alguien que conozco); mi mamá no quería ya otro perro (porque ya teníamos dos en casa), pero luego, ya que regalamos a todos sus hermanos -que gracias a Dios quedaron en buenas manos- yo me hice pato para no regalarlo, y Roque se fue quedando y quedando, hasta que mi mamá se resignó y fue cuando se convirtió en la tercer mascota de mi familia.

Seriecillo por estar atado después de bañarse y ya casi seco.

La verdad si es una responsabilidad tener un perro... Además de la friega que es tratar de tener limpio el espacio donde comen, juegan y duermen, (que para muchas personas esa es la parte "desagradable"), escarban, muerden las plantas (la eterna pesadilla de mi mamá)... ¡En fin! los que tienen 1 ó más perros en casa, entenderán de lo que hablo, y también me darán la razón cuando diga que todo eso es poco y vale la pena comparado con el amor tan incondicional que un perro te da.

En esos 2 años conviviendo con Roque (y con sus papás: "Poncho" y "La Negra"), he comprobado 2 cosas muy importantes: La primera es que cada perro tiene su propia personalidad, y la otra es que un cachorro se hace de la manera en que lo tratan en su casa.

Roque es todo un personaje, es muy amoroso, no es nada agresivo (eso sí, es bien celoso, siempre quiere toda la atención para él... Por algo dicen que todas las cosas se parecen a su dueño ¿no?)... Le encanta jugar con las cacerolas y las rompe (si son de plástico), y cuando le compramos de metal y vio que ya no las podía destruir, ahora lo que hace es que termina de comer y las avienta por la escalera (por eso lo tengo que amarrar a la hora que come, porque sino también le da por molestar a "La Negra" y a "Poncho", aunque él ya tenga su plato de comida servido).

Desde bebé le encanta mordisquear las orejas de otros perros, una vez se cayó hasta abajo de la barda y desde entonces le tuvo miedo a los escalones altos, y ahora de grande, aunque esté la puerta abierta, no baja nunca por la escalera...

No le gusta bañarse tampoco. Si aguanta en la tina y se deja tallar y hasta se acomoda y reposa en el agua tibia, pero una vez que sale de la tina... ¡Dios nos libre y nos guarde!.... Se retuerce por todo el suelo como si tuviera ataques epilépticos o estuviera poseído como en "El Exorcista" y llora peor que si lo estuvieran ahorcando o apretándole el cuello con unas pinzas...

Es bien chistoso que cuando muerde algún objeto y no quiere que se lo quites, va y lo mete hasta el fondo de su casita para que no lo alcances. Eso sí, a mi mamá es a la única que se le "cuadra", y le hace caso. Por eso, cuando ella lo regaña, va y se resguarda, pero también es a ella a quien le hace muchas caravanas cuando sale a barrer para que juegue con él.

Le fascina meterse a la cocina cuando no lo ve mi mamá, porque sabe que si ella no está y yo si, él, siempre saldrá de ahí con una salchicha o algo comestible entre los colmillos. También, (como a todos los perros) le encanta que le rasquen la panza y es tan chantajista que no te puedes resistir a hacerlo por mucho que lleves prisa...

En resumen, estos 2 años con él han sido una bendición porque me alegra las mañanas, (en cuanto escucha mi voz, llora o se para en la puerta), cuando regreso por las tardes, me ve desde lejos y la forma como me recibe hace que se me olvide cualquier bronca, y en general me gusta mucho en la última parte del día o los fines de semana convivir un ratito con él y con los otros dos gordos...

Aunque se ha enfermado, gracias a Dios parece que su hermano Tobías lo cuida desde el cielo, y de algo sirvió también ponerle ese nombre que tiene, porque San Roque es el santo patrono de los perros, así que por protecciones celestiales no paramos.

Me gustaría tener más tiempo; porque hay veces en que siento que podría cuidarlo y darle atención y cariño de una mejor manera; y han habido ocasiones en que me da miedo que pase algo, porque él y mis otros dos perros dependen totalmente de mi y sé que nadie los querría o cuidaría igual que yo.

Pero bueno, antes de empezar de chiple, mejor cambio la palanca, porque de lo que se trata hoy es de agradecer por 1 año más de vida de Roquecito Roco-có, y que mejor manera de hacerlo, que con algunas imágenes de este cachorro panzón que espero Dios nos permita convivir con él durante más tiempo todavía, y ojalá en todo este tiempo que ha vivido ya, haya sido un perro feliz y haya recibido además, la mitad del cariño que él nos regala todos los días a nosotros.

Enojado, porque no le gusta que me acerque tanto con la cámara.

En uno de sus ataques "chantajistas"

Con su lengua de "corbata" que parece que está sonriendo.

**************

¡Feliz Cumpleaños Cachorro!

Comentarios

Vane dijo…
Felicidades a Roquecito!!!!!!, me matan sus patitas cortas, jajaja es petiso!!!! y hermosoooooooooooooooooooo!!!!

Obvio que es un perro feliz, y obvio que sabe cuanto lo querés sino no sería tan pegado a vos.

Yo entiendo perfecto todo lo que dice el post, tengo 4 perros jajajajajaja que relajo!!! pero eso si mucho amor!!!

Feliz cumple!!!
Dunia dijo…
Ay este peludito me tiene el corazón robado jejejeej... Me parece una monada este perro. Y no me extraña que sea algo irresistible acariciarle cuando se espatarra delante de ti. Me acuerdo lo de Tobías y fue un shock cuando lo leí. Me apenó mucho... pero como bien dices, seguro que es el ángel de la guarda de Rococó :)

He leído también el comentario de Vane y que tiene 4 perros!!! De verdad que envidia que me dais!! Con lo que adoro yo a los perros... pero es imposible que yo tenga uno ya que vivo en un piso y tendría que estar casi todo el día solo ya que trabajo. Aunque quién sabe si en un futuro me van las cosas bien y me compro una casa, así seguro que tendría un par de estos amigos de 4 patas :)

Besos desde el otro lado del Atlántico