Ir al contenido principal

Día 39: Saga Dawa Düchen - El Festival de La Luna Llena.

 

En este día 39 la luna se pintó de un color diferente, y por coincidencia, casualidad o destino, esto sucedió en una fecha en que se lleva a cabo una de las celebraciones más importantes para el budismo: Saga Dawa Düchen, el Festival de La Luna Llena...

En esta mitad de semana las palabras no son mías, más sí lo es el aprendizaje en este camino y en esta página comparto (con quienes me regalan un poco de su tiempo), un extracto de lo que aprendí hoy:

Saga Dawa Düchen

Hoy es Saga Dawa, festividad que conmemora el nacimiento, la iluminación y el parinirvana del Buda. Se dice, en la tradición tibetana, que durante todo el mes de Saga Dawa los méritos acumulados se multiplican por 100 mil y que durante la luna llena (la de hoy) se multiplican por 10 millones, por lo que es muy propicio para hacer retiros, tomar preceptos, meditar y hacer acciones virtuosas.
Saga Dawa Düchen ས་ག་ཟླ་བ། significa literalmente “Festival de la luna llena de Shakyamuni” y es uno de los cuatro grandes festivales (Düchen) dentro de la tradición budista tibetana, los cuales conmemoran eventos importantes de la vida de Buda Shakyamuni (Nacimiento, Iluminación y fallecimiento). Tradicionalmente se dice que en este día tan especial, las semillas kármicas acumuladas, tanto si son negativas como positivas, son multiplicadas por  millones, de modo que es recomendable evitar todo acto negativo.

También se reflexiona en especial sobre la muerte, como un aspecto intrínseco de nuestra naturaleza humana.

Una parábola budista nos enseña a afrontar la muerte con ecuanimidad:

Un monje tenía siempre una taza de té al lado de su cama.  Por la noche, antes de acostarse, la ponía boca abajo y, por la mañana, le daba la vuelta.  Cuando un novicio le preguntó perplejo acerca de esa costumbre, el monje explicó que cada noche vaciaba simbólicamente la taza de la vida, como signo de aceptación de su propia mortalidad.  El ritual le recordaba que aquel día había hecho cuanto debía y que, por tanto, estaba preparado en el caso de que le sorprendiera la muerte. Y cada mañana ponía la taza boca arriba para aceptar el obsequio de un nuevo día.
El monje vivía la vida día a día, reconociendo cada amanecer que constituía un regalo maravilloso, pero también estaba preparado para abandonar este mundo al final de cada jornada.
La muerte no se rige de acuerdo a ciertas condiciones. No hay una hora o temporada en la que podamos estar seguros del cómo y el cuando este evento acontezca.
Valdría la pena entonces, tener presentes estas extraordinarias reflexiones sobre la muerte durante este día y tratar de mantenerlas en los posteriores. En este contexto, éste puede ser un tema de reflexión bastante sobrio y que puede llevarte, sin duda alguna, a contemplar la vida como algo sagrado. Con esto en mente, pregúntate:
Ya que algún día debo morir, ¿qué es realmente prioritario en mi vida? ¿De qué acciones puedo estar orgulloso en mi vida? ¿De qué me arrepiento? ¿Qué es lo que quiero hacer y evitar mientras viva? ¿Cómo puedo prepararme para morir?
Piensa que mientras estés vivo, el tiempo libre para practicar el Dharma es extremadamente limitado. Si vives 70 años, la mitad de ese tiempo la gastas en dormir, el resto trabajando, comiendo, peleándote, yendo de compras, viajando, viendo televisión, etc. Muy poco tiempo utilizas para practicar el Dharma. Cuando somos jóvenes, posponemos nuestra práctica del Dharma para más tarde. Cuando somos de mediana edad, estamos muy distraídos con otras cosas. Cuando somos viejos, miramos el pasado con arrepentimiento, al ver que no practicamos.
Hoy festejamos el Saga Dawa Düchen, hoy cuentas con una preciada vida humana, hoy puede ser tu último día sobre la tierra, así que aprovéchalo.
Marco Antonio Karam
-Presidente y Fundador Casa Tibet México-

¡Feliz Saga Dawa a todos!
Eclipse total de Luna. Malta. 15 de junio de 2011 - Foto: Universo Hoy.

“Así como una jornada bien empleada produce un dulce sueño, así una vida bien usada causa una dulce muerte”. 
-Leonardo da Vinci-

Comentarios

Waaaaa

yo queria ver el eclipse pero se me paso la noche menseando... no es cierto, solo unas horas platicando, ya sabes xDD


y cuando me asome por la ventana no se veia nada.. capaz que ni se veia desde aca

=/

cuidate
Vane dijo…
No lo vi, tal vez por esta zona no era la cosa en fin...ya tendremos oportunidad de otros.

La vida y la muerte es parte de todo, el inicio y el fin, a veces la muerte siente pena por la vida y se la lleva, porque la muerte es la puerta de entrada para conocer la paz infinita.