Ir al contenido principal

Moda Espacial en "Los Cuernos de La Luna"...

¿Te imaginas que relación puede tener la NASA, la empresa fabricante de corsetería Playtex y los edificios diseñados con arquitectura inteligente?.... En apariencia ninguna, pero te sorprendería descubrir que las 3 cosas están relacionadas con el mundo de la moda...

En Junio de 1969, cuando Neil Amstrong y Buzz Aldrin pisaron por primera vez la superficie lunar, los trajes que llevaban puestos tenían una larga historia...

Esta comenzó mucho tiempo atrás de que el hombre pudiera salir de la atmósfera terrestre, justo cuando la NASA lanzó una licitación para el diseño de un traje espacial, y aunque muchas empresas participaron, Playtex, (la famosa empresa experta en la fabricación de corsetería), fue la compañía elegida, gracias a que logró entender el cuerpo humano como un ecosistema muy complejo, y eso fue lo que hizo la diferencia de los prototipos y diseños presentados por otras compañías contratistas, que sólo tomaron en cuenta la idea de "aislar" el cuerpo humano de un ambiente hostil en el exterior.

El traje espacial es una prenda que proporciona al astronauta una atmósfera similar a la de la tierra. Se compone de varias capas: En contacto con la piel lleva una capa refrigerada por agua para evitar el recalentamiento. Sobre esta, un resistente traje presurizado provisto de oxígeno al que se superpone otra capa, y un casco que protegen a los astronautas de la radiación y de las partículas espaciales.

Del diseño de Playtex, surgió la idea del traje espacial "Cyborg" que se utilizó en la película: Odisea del Espacio. Este traje tenía como fundamento la estructura articulada de un cangrejo, en la cual se introducía un ser humano, y la apariencia conformada por un casco tipo hormiga atómica, guantes y botas muy estilizados; que aunque si daban una apariencia muy fashion y agradable a la vista; el problema era, que para un astronauta que tuviera que usar ese tipo de trajes todo el día, era algo muy incómodo por el calor, la temperatura, etc... (eso sin contar los fluidos corporales y gases propios del cuerpo humano ¡iughhhhh!).


Playtex por su parte, siendo una compañía con muchos años de experiencia, y por lo mismo especializada en lo que podría considerarse como la cartografía del cuerpo humano, y cuáles son las necesidades exactas de humedad, temperatura, presión y absorción de cada una de las áreas que lo conforman; creó un prototipo de 21 capas de tela cosidas a mano, cada cual, con una función distinta, pero relacionadas entre sí, y hechas a la medida por costureras cuyo trabajo habitual estaba destinado a la elaboración de fajas y ropa íntima.

Esta famosa empresa, no sólo visualizó al cuerpo humano como una especie de planeta que se saca a otro lugar y que tiene que llevar consigo una serie de condiciones ambientales para poder sobrevivir... Por ejemplo: Un humano necesita diferente presión en las diferentes partes del cuerpo. En las piernas -una de las zonas con menos fuerza de gravedad- se requiere de más presión para mantener balanceada la circulación de la sangre.

Bob Smith con el traje de la Misión Apolo en 1968. Este traje introdujo muchos cambios, ya que los astronautas necesitaban un equipo que les protegiera de las temperaturas lunares, sin que les quitara flexibilidad para moverse sobre esa superficie. 

Pero no se trata sólo de confortabilidad, está también la cuestión de la temperatura, ya que en la superficie lunar, la diferencia entre el sol y la sombra son 400°; por eso, cuando Playtex diseñó este traje, consideró que tenía que tener por fuerza un sistema que permitiera la circulación para balancear esta temperatura.

Trajes utilizados para la misión del Apolo.

La base para que el diseño de Playtex fuera exitoso, tuvo que ver con el hecho de que por cada célula legítima nuestra en el cuerpo humano, existen otras 10 que no lo son... Esas otras 10 pertenecen a bacterias, hongos, virus, algas, erupciones de la piel, etc... que también tienen su propia fisiología, y están generando continuamente bióxido de carbono. Como los astronautas dentro del traje, no tienen contacto alguno con el exterior, todos esos gases se tienen que absorber en alguna capa y retenerse ahí, para evitar que el interior del traje se convierta en una atmósfera tóxica que ponga en riesgo la vida de la persona que lo está ocupando.

Con todas estas especificaciones, literalmente el traje espacial se convierte en un "mini planeta portátil", que tiene que controlar todo el balance de gases, temperatura, y tiene que cumplir además la función de aislar al astronauta de la radiación solar.


Toda esta investigación fue hecha por Nicolás de Monchaux, un arquitecto de Brooklyn, Nueva York, un hombre visionario, que cuando estaba buscando material para escribir su libro titulado: "Space Suit, Fashioning Apollo", se imaginó que existía una extensa bibliografía sobre la historia del traje espacial, pero resultó que no.... Toda la información estaba dispersa, y no había una historia lineal acerca de cómo el traje de buceo se convirtió en el predecesor del traje espacial que se usó en la nave Apolo.




Si partiendo de aquí, hoy en día vemos el concepto del traje espacial, y este lo aplicamos al diseño de un edificio, esto da como resultado muchas ideas de adaptación al ambiente... La mayoría de los edificios en la actualidad siguen el ejemplo del modelo Cyborg. Esto es, una estructura que recrea sus propias condiciones en el interior para estar confortables, y que al mismo tiempo aisla a quienes están ahí, del resto de la ciudad... De ahí la relación de los trajes, la moda y la arquitectura moderna.

Un diseño de traje de concepto artístico para futuras expediciones en el año 2020. A la izquierda el traje que se utilizaría dentro de la nave, y a la derecha, el prototipo para los paseos espaciales exteriores.

En la actualidad, los nuevos trajes espaciales diseñados para el retorno de la NASA a la luna para el año 2020; se prevé que sean mucho más sofisticados. Como trajes lunares de segunda generación, serán más sólidos y resistentes, más fáciles de manejar, y deberán ser capaces de reciclar recursos como el oxígeno y el agua.

La conclusión a la que podemos llegar es que el concepto de "Moda", va mucho más allá de la estética y las tendencias que año con año se presentan sobre la pasarela... Moda también puede ser aplicar algo que ya existe para un propósito, y utilizarlo también para algo totalmente distinto... Pero después de conocer este tema en el que 3 cosas que no tienen nada que ver en apariencia, se relacionan; nos damos cuenta que más allá de esa famosa frase que reza: "de la moda lo que te acomoda"... En este caso nunca sabemos el desarrollo de una tecnología, en donde pueda terminar...

Astronautas Gus Grissom y John Young, en su primer vuelo para la misión Gemini en Marzo de 1965. Estos trajes tenían aire acondicionado portátil.

Sin el traje espacial:
- La falta de oxígeno dejaría inconsciente a un astronauta en 15 segundos.
- La baja o nula presión atmosférica haría hervir la sangre y otros fluídos corporales y como consecuencia, la piel, el corazón y otros órganos internos se expandirían.
- Los astronautas quedarían sometidos a variaciones extremas de temperatura, exposición a la luz solar directa, temperaturas de 120° C y a la sombra tendrían que soportar un frío de -100° C.
- Recibirían el impacto directo de diminutas partículas de polvo interestelar que viaja a grandes velocidades.
- Los fluidos corporales hervirían y dejarían de mantenerse en estado líquido.  
- Los astronautas tendrían bajas concentraciones de oxígeno en la sangre y no podrían usar los mecanismos que limpian el aire y retiran el dióxido de carbono producido en la respiración.
- Se diseñan siempre de color blanco, ya que este repele las radiaciones solares. Además de que lo hace "más visible" para sus compañeros y resalta.
- En la última misión realizada por el transbordador Endeavour, La NASA tuvo que interrumpir una caminata espacial, debido a una falla en uno de los trajes de astronauta.

Y para cerrar con broche de oro...


Esta última imagen no es una broma o una foto sobrepuesta... Estos ositos de peluche que ustedes ven aquí, son parte de los 4 muñecos que viajaron hasta el espacio en diciembre del 2008, como parte de un experimento realizado por estudiantes de la Universidad de Cambridge en Inglaterra.

Los osos de peluche fueron elevados a través de un globo de helio a 30,085 metros sobre el nivel del mar y el objetivo era determinar la resistencia de los materiales de los trajes que llevaban, contra las temperaturas de -53° C. 

El objetivo de este experimento fue también darle la oportunidad a jóvenes estudiantes de formar parte de una misión real y demostrarles con ello que la ciencia es algo que está abierto para todo mundo.

**************
En conclusión sólo puedo decir que me vienen a la mente varias cosas... Dos recuerdos muy concretos de los trajes de astronauta y otros artefactos que se usan durante las misiones espaciales y que me tocó ver hace tiempo en el Museo del Espacio de Alamogordo, Nuevo México y en el observatorio Griffith de la ciudad de Los Ángeles, CA... Por cierto, en uno de esos lugares también me impactó la historia de "Laika" (que fue uno de mis primeros posts, cuando este blog empezó hace ya casi 7 años), pero antes de que comience a divagar, sólo puedo decir que la primera vez que vi un traje de astronauta tan de cerca, lo primero que pensé (mientras la chava que era nuestra guía en esa visita nos explicaba que esos trajes se hacen a la medida), fue que yo creía que los astronautas eran mucho más altos.

¡Uy! este post, de modo irremediable me trajo a la mente recuerdos de mi infancia que ya casi había olvidado... Por hoy creo que es suficiente, y aunque hablarles de manera más detallada sobre cómo funciona un traje espacial ya es tema para otro post, espero que hayan disfrutado de este kilométrico escrito en el que la intención fue explicar porque la moda está relacionada con la arquitectura y los trajes espaciales... Si ustedes son tan "curiositos" como yo, espero que esta Página Suelta les haya resultado interesante... ¡Buen inicio de semana!

Crédito Fotos: NASA.gov - Space Suit, Fashioning Apollo de Nicolás Monchaux - Osos de peluche: CU Spaceflight.

Comentarios

Vane dijo…
Me resultó muy interesante, y si yo te digo que además de la moda con los trajes relacionada con los edificios la nasa también ayuda con un producto o varios, yo al menos conozco uno porque lo consumí, lo que hace es impresionante y esa tecnología usada para la salud ayuda a muchas personas seguro tu curiosidad quiera saber más no???

Muy bueno el post