Ir al contenido principal

Harry Potter y Las Reliquias de La Muerte (Parte II).

Neville Longbotton, Hermione Granger, Ron Weasley y Harry Potter.
Fotos: Warner Bros. ©
Hace ya casi dos semanas se estrenó la última parte de Harry Potter y Las Reliquias de La Muerte, Parte II. Tal como yo lo había planeado, se me hizo verla en el cine. Aunque este post no es una reseña, ni tampoco una crítica de la cinta (para eso ya están muchos otros sitios web); yo no quise dejar de escribir al respecto en mi blog, porque es en este espacio donde además de las cosas que vivo, siento y pienso, publico todo aquello que me gusta, o simplemente me llama la atención.

La película se estrenó un Viernes, pero desde algunos días antes los boletos ya estaban agotados, así que mi "Plan B" fue lanzarme justo el mismo día del estreno para tratar de conseguir boletos para la función del  Domingo de esa misma semana y poder ir con mi familia.

Yo tenía muchas ganas de ver esta película, y no sé si fue la espera de más de 6 meses entre la última película y esta parte final, o la fiebre del estreno, lo que hizo que ese día me sintiera contenta y hasta emocionada por verla. De camino al cine el último día de la semana, estuvo padre, porque hasta un tigre me tocó ver y tocar en el camino (pero bueno eso es tema de otro post). Volviendo al tema, puedo decir que mientras iba con rumbo al centro comercial donde está el cine; experimenté una sensación muy parecida a la que te da cuando vas a la tienda a comprar un CD nuevo o un libro padre que se lleva mucho tiempo esperando.

Mi mamá y mi sobrino Chuyín (que juraba que el popote de su vaso era una "varita mágica").

Mi sobrino que está en la edad de que cree que está igual de "ponchado" que todos los súper héroes.

El fin de semana llegó por fin, llegamos exactamente a la hora en que empezaba la película, y aunque mi idea era buscar un display o algo que hubiera allí para tomar algunas fotos para luego subir al blog, tan sólo por tratarse de la última parte de Harry Potter; pero en el cine no había nada; y mi sobrino hizo que me botara de la risa, porque en cuanto llegamos al cine y vio que había displays de Linterna Verde y Transformers, todo "divo" me pidió que le tomara una foto. Pero la risa comenzó, cuando le tocó el turno al súper héroe verde, y entonces Chuyín se ponía en la misma posición que estaba él.

Para él fue su primer película 3D. Un domingo antes, descubrí que era tan fan como yo de Harry, porque nos aventamos juntos el maratón que pasaron en tele de la cinta 1 a la 6. Yo pensé que en el cine no iba a aguantar, ni 1/2 hora sentado sin pedir que lo llevara al baño o algo por el estilo... Pero para mi sorpresa la película le encantó y aunque estaba pregunté y pregunté cosas y hablaba como guacamaya; disfrutó la película de principio a fin.

Harry, Hermione y Ron.

Ahora si, entrando de lleno a lo que fue para mi la última parte de esta saga, quiero decir que de la alegría por el estreno, (hasta el momento mismo en que escribo esto), pasé a tener un montón de sentimientos encontrados.

La película me encantó, yo sabía que no me iba a defraudar, que iba a llenar todas las expectativas que yo tenía sobre el cierre de una de las historias más fantásticas que me haya tocado ver en el cine; pero sobre todo leer en un libro (a excepción de esta última parte, que es uno de los pendientes que tengo por leer).

A diferencia de otras veces, no voy a reseñar tampoco de lo que trata la película. Primero porque sé que la mayoría de la gente ya la vió y hay otras a las que ni siquiera les interesa eso; y a pesar que ya pasaron dos semanas desde el estreno; yo lo que quiero dejar plasmado aquí es todo lo que como fan me produjo ver en el cine una historia fascinante, más en esta parte final.


Harry Potter y Las Reliquias de La Muerte, Parte II; me fascinó porque fue cerrar con broche de oro una historia tan mágica que yo asocio con mi sobrina, con la forma como ha ido creciendo, con la espera cada año de una nueva película, de todas las veces que las vimos en la tele, de las cosas que salen en los libros y el cine no alcanza a reseñar. Y en el momento presente; porque esta última película tiene momentos que te hacen reír porque son muy divertidos; y otros en los que la ficción te hace pensar en cosas que son aplicables al mundo real (es ahí donde admiro y valoro mucho más el trabajo literario de J.K. Rowling).


El dragón antes y después de escapar de El Banco de Gringotts.

Al principio del post, les decía que esta película me produjo tantas emociones encontradas; porque a la par de disfrutar tanto el estarla viendo, ahí mismo en la sala de cine, me dio mucha nostalgia de saber que ya era la última película.

Me encantó que es una historia que a pesar de ser fantasía, refleja muchas cosas que son inherentes a nuestra esencia como humanos; porque en esta última entrega, hay personajes malos que no lo son tanto, otros que de plano no pueden escapar a su destino; los villanos no son invencibles y lo padre es que percibes su vulnerabilidad y su miedo; además de que la historia te hace reflexionar sobre las cosas que alguien puede ser capaz de hacer por amor o simplemente para proteger en lo que cree y a las personas que quiere.

Alumnos y maestros de Hogwarts; encabezados por la Profra. Minerva McGonagall después de la batalla final.

La película tiene escenas espectaculares que te ponen la carnita de gallina de la emoción; la producción es impresionante (claro es una cinta con mucho pre$$$upuesto); y lo que me encantó también fue que Harry Potter, luego de toda la odisea vivida y de haber tenido los 3 elementos que podrían haber hecho de él el mago más poderoso del mundo (la capa de invisibilidad, la varita de sauco y la piedra filosofal); decidió deshacerse de eso (a excepción de la capa que fue un regalo de su familia), para vivir simplemente con lo que ya era él por si mismo y tenia; precisamente porque el poder más grande que una persona tiene, reside en su alma, de la fuerza que le da el cariño de las personas que para uno son importantes, sin importar si están cerca o por cosas del destino tuvieron que partir. 

Harry Potter en el famoso "Cuarto de Los Menesteres", un lugar de Hogwarts que sólo aparece cuando se necesita.

Poquito antes de que la película terminara, me puse a pensar en: ¿qué sentiría J.K. Rowling en una sala de cine viendo la historia sobre le mundo tan mágico que ella imaginó un día en un tren?... Me imagino que emoción ¿no?... 

Cuando la película terminó, la gente reunida ese domingo en la sala aplaudió; y se me hizo padre, porque eso fue como una respuesta a lo que yo estaba pensando en ese momento... La gente disfrutó la película y quedó satisfecha con el cierre que pone fin a una historia que surgió en 1997 en letras y en 1999 fue llevada a la pantalla grande.

Después de aquí, al parecer ya no habrá más películas. No tengo ni la menor idea de que planes tendrá en mente J.K. Rowling después de que el joven mago ya le ha dado dinero suficiente para dedicarse a cualquier otro proyecto durante lo que le resta de vida... Pero bueno, los fans quedamos más que convencidos y satisfechos con esta última parte de la saga; y mientras a mi me falta leer el último libro y ustedes descubren si Harry Potter se muere o no; yo me pongo un pedazo de cinta adhesiva en la boca para no contarles el final de la historia; pero les dejo como siempre fotitos de algunas de las escenas más padres, otras de detrás de cámaras; y para no perder la costumbre de las reseñas kilométricas de los post donde como especadora hablo de cine; unas cuantas notas de producción... ¡Ah! además de 2 videos de Making of...  

Este es el final del post (¿Ora si?), pero les advierto que a pesar de eso, cada vez que encuentre o me siga sorprendiendo algo relacionado con este fascinante mundo mágico, Harry Potter, en este blog, tendrá siempre un lugar especial....

Esta escena fue una de las que más me gustaron...

"Piertotum Locomotor" el hechizo que le dio vida a las estatuas de Hogwarts para usarlas y defender el castillo.

Hagan lo que sea necesario, ¡protejan el castillo! (esta escena me puso la carne de gallina).
Lord Voldemort.
La batalla final en las ruinas de la escuela de magia de Hogwarts.
Una de las escenas más divertidas: Ron y Hermione con "la poción multi-jugos" que le permitió convertirse en Bellatrix Lestrange.
Harry a punto de desenmascarar a Severus Snape, director de Hogwarts...
Los Creativos Detrás de La Producción de Harry Potter y Las Reliquias de La Muerte, Parte II.
David Barron, Productor.

David Heyman, Productor.
David Yates, Director de la película con Daniel Radcliffe.

Notas de Producción
-Daniel Radcliffe usó 160 pares de lentes durante todas las películas, y entre 60 y 70 varitas a lo largo del rodaje de todas las películas de la saga de Harry Potter.

-Muchos de los lentes se utilizaron sin vidrio, ya que estos constantemente reflejaban las cámaras.

-La famosa cicatriz de Harry fue colocada en la frente de Daniel Radcliffe unas 5,800 veces.

-Se confeccionaron más de 600 uniformes escolares para los estudiantes de la escuela de Hogwarts. En esta última película fue en la que un mayor número de extras y actores requirieron vestuario; además de los profesores y los mortífagos en la escena de la batalla final.


-Uno de los primeros sets que se crearon fue El Gran Salon, que como su nombre lo dice, es bastante grande. En él podrían caber 22 autobuses de 2 pisos, y se necesitaron más de 90 toneladas de yeso para construirlo, así como el trabajo de 30 hombres a lo largo de 18 semanas para poder crear el set.

Genial la actuación de Helena Bonham Carter, nadie mejor que ella para dar vida a Bellatrix Lestrange.

-Las mesas de El Gran Salón fueron hechas especialmente para la cinta, y fue la parte de la escuela de magia que salió en absolutamente todas las películas. Este gran comedor que siempre recibe a los estudiantes, se extiende sobre un área de 121 metros con el doble de bancos, y durante los últimos 7 años, los actores que participaron en cada una de las películas han ido grafiteando cada uno de esos muebles que fueron diseñados por Stuart Craig.

Ralph Fiennes y David Heyman.

-Más de 25 mil piezas de ropa se han utilizado dentro de la filmación de todas las películas de Harry Potter.

-El bar propiedad del hermano Aberforth Dumbledore, en el pueblo de Hogsmeade, tiene en su interior una cabeza de cerdo que fue creada en animatronic.



-200 Criaturas mágicas se han creado para toda la serie de películas. En esta última parte se creó el dragón que resguarda las bóvedas en El Banco de Gringotts, pero se han utilizado también otros personajes como "Aragog" la Acromántula (araña gigante) que aparece en la película 2. Este personaje tenía una separación entre las patas de 5.48 mts, además de que 250 animales "no robóticos " han sido fabricados también. El más grande que se creó fue un hipopótamo; y el más pequeño un cienpiés. 

Sirius Black (Gary Oldman) con Remus J. Lupin (David Thewlis) y el productor. 

-Alrededor de 588 conjuntos fueron creados a lo largo de todas las películas, 58 personas del Departamento de Arte, trabajaron en su elaboración de tiempo completo.


-Varios de los sets fueron construidos en los terrenos de lo que antiguamente fue un aeródromo y se convirtió en los estudios Leavesden; donde se crearon 80 casas de estudio de más de una hectárea, y que da lugar a una plataforma para volar escobas. 

-Las escobas fueron hechas de titanio de la misma calidad que se utiliza en la aeronáutica. 

Duendes de El Banco de Gringotts con el Director David Yates.
-La escena en esta imagen, muestra una parte de las 529 toneladas de escombro que se transportaron en camiones para ser utilizadas en las escenas de el interior de la escuela de Hogwarts después de la batalla final.

Por último, gracias a J.K Rowling y a toda la producción que participó a lo largo de toda la saga de Harry Potter, por emocionarnos con tanta magia y hacernos soñar.

¡Hasta siempre Harry Potter!

Videos de Making Of:
"Las palabras son la mejor magia: son capaces de influir en todo".

Comentarios

Jajaja la foto de tu sobrino con los super-héroes es la mera ondita

*O*

xDD

ahh yo le perdí la pista a harry potter después de la de... el prisionero de azcaban


D:

y eso que a cada rato sale en la tele e___e

Sale me voy

cuidate
Vane dijo…
Yo no puedo hablar nada de la película porque no vi ninguna de las anteriores, pero no es que tenga nada en contra, es más, después de ver el señor de los anillos empecé a ver y respetar muchísimo este tipo de ciencia ficción, así que supongo que si algún día se me da por empezar a ver todas las películas de Harry voy a pasar un buen rato.

Acá lo importante es que a vos como seguidora te haya gustado el resultado final, a veces puede pasar que seguiste todas las partes de una película, estás detrás de todos los detalles y justamente la última parte defrauda comparada con las anteriores, parece que este no fue el caso, e inclusive antes de verla ya estabas emocionada con el día de la función. Además compartir algo así con parte de tu familia lo hace más especial aún, te fuiste con dos generaciones distintas: tu mamá y tu sobrino, me pareció absolutamente hermoso eso.

Así que mi chava nada mejor que disfrutar de un buen momento para después dejarlo en el recuerdo en tu blog.

Te dejo un abrazo!