Ir al contenido principal

Las Cosas que Aprendí de Tí...


Vane:

Hoy, hace exactamente 4 años, recibí el primer mensaje que me enviaste; y aunque sin saberlo yo, tenías ya tiempo pasando por estas Páginas Sueltas y de Colores, en aquel entonces yo no imaginaba todo lo que iba a suceder, ni lo importante y especial que te ibas a volver para mi.

Hace algún tiempo, en alguno de esos tantos correos que van y vienen, yo te escribí de madrugada que podría hacer una lista con todas las cosas que yo aprendí de tí, desde el instante mismo en que decidí responder a ese primer mensaje tuyo (sin importar que no tuviera remitente).

Aunque es muy probable que muchas de ellas ya las sepas, a fuerza de repetirlas yo tantas veces; aún así, me gustaría transcribir hoy aquí esa lista, para que por medio de las letras no se pierda en el olvido y a pesar de los errores que he cometido, y los muchos defectos que propiciaron que muchas veces yo no fuera la amiga que necesitabas; me gustaría que esta lista sirviera para recordarte, que la Amistad siempre es más grande que cualquier error, y la forma tan especial con la que tu imagen se refleja ante mis ojos, nunca va a cambiar pase lo que pase.

De ti aprendí:
- A ser más expresiva y a volver a jugar como cuando era niña.

- A diferenciar los satélites de las estrellas y a pedirle deseos a las que también de pronto aparecen en el cielo y son fugaces.

- Que el cariño y la amistad que sientes por alguien siempre pesan más que cualquier enojo o el orgullo.

- Que los sueños y los planes a futuro también pueden compartirse con alguien que sea un gran amigo.

- Que las canciones cursis y rositas muchas veces también aplican en el contexto de amistad.

- Que los kilómetros y la distancia pueden acercarte mucho más a una persona.


- Lo padre que es cuando encuentras alguien que se emociona de la misma forma que tú cuando escribes, y entiende a la perfección lo que se siente crear algo.

- Que los regalos más valiosos son los más simples y a veces pueden elaborarse con las manos.

- Que una simple carta escrita de puño y letra puede hacerte recordar lo hermoso que se siente en el alma, cuando lloras de felicidad.

- Que escuchar de madrugada la voz de tu mejor amiga al otro lado de la línea, puede eliminar en cuestión de segundos los miedos más arraigados durante toda una vida.

- Que hablar con la verdad y de frente, siempre es mejor...


- Que aunque el punto anterior a mi no siempre me salga; aún así Dios sabe bien que a ti nunca te mentiría, pues a pesar de que no haya sido de la manera correcta, contigo no tengo ningún secreto y tarde o temprano, aunque sea muy a mi manera, siempre te termino diciendo la verdad.


- Que puedes darte cuenta de lo valiosa que es una persona con tan sólo mirarla por primera vez a los ojos.


- De ti aprendí también lo hermoso que se siente cuando abres tu corazón por completo y confías sin tener miedo.


- Lo padre que se siente cuando crees con fe ciega y absoluta en el trabajo y el talento de alguien, y en todo lo que esa persona puede ser capaz de lograr.


- La sensación que experimentas en el alma cuando encuentras alguien que disfruta de las cosas sencillas del mismo modo que tú.


- De ti aprendí a conocer la música de Rosana, Alberto Plaza y hasta un poquitito de fútbol.


- A conocer la historia de Uruguay y amar ese hermoso país como si fuera mi segunda casa.


- A hablar con "acentisho Uruguasho" y que con respecto al dulce de leche a mi ya no me "chamaquean" digo: "versean".


- A que cuando estás demasiado cerca de alguien, tus pocas virtudes se magnifican, pero tus más grandes defectos también.


- Que aunque te nazca del alma querer proteger a quien quieres con el alma, eso no siempre es lo adecuado; porque por mucho que te duela hay cosas que no está en tus manos resolver, y aparte esa persona necesita equivocarse para vivir y crecer por si misma.


- De ti aprendí y sigo aprendiendo las lecciones más grandes e importantes sobre paciencia, desapego y tolerancia.


- Que se puede intentar permanecer más cerca y ser más amigo en los momentos cuando a una persona que quieres las cosas no le van tan bien.


- Que las despedidas duelen.... ¡Y un chingo!!!!


Todas estas son sólo algunas de las cosas que me vienen a la mente ahora, pero seguramente en estos 4 años de camino recorrido, muchas otras aprendí también... El caso es que yo no quería que una fecha tan importante pasara como si fuera un día como cualquier otro.


Los errores cometidos en el pasado ya no los puedo remediar, las cosas no siempre son fáciles, pero sabes que todo lo que soy y lo poco que yo tengo siempre lo pongo en tus manos, por si te puede servir, y aunque yo no sé lo que pase más adelante, -te confieso- hay días en que tengo mucho miedo de no volver a verte nunca, pero también confío en Dios, y en que sabes bien que siempre voy a estar ahí para ayudarte en lo que pueda y me permitas; porque de antemano sabes bien el lugar tan especial que tienes y siempre tendrás en mi vida...


Hoy le agradezco a Dios por haber respondido contigo a mi pregunta; a Soraya por haber sido cómplice y estar siempre presente, y a ti Vane, por estos 4 años de amistad y aprendizaje; pero sobre todo, por haber decidido un día aparecer en mi vida y elegirme como tu amiga.


¡Te quiero mucho, gracias por estar siempre ahí!

Comentarios

Vane dijo…
Chale -yo también aprendí a hablar con acento juarisquillo-, como uno se repone después de esto, lo digo en el buen sentido, del lado de lo emotivo, a veces pienso que no soy ni la 1/4 parte de todo eso que ves en mi, ni tampoco soy esa persona tan especial que describen tus letras, pero yo te quiero mucho y de verdad, y creo que el impulso que me llevó a escribirte era el resultado de una amistad agendada a futuro y así ocurrió.

Te faltó poner las groserías que te enseñé, las maravillosas películas que te compartí y todavía no te diste cuenta que son hermosas, aaahhh lo dejaste afuera a Ismael Serrano, a nuestro gran Artigas y a los 33 orientales, pero y bueeeeno se te perdona todo.

Gracias por todo y sabés de sobra que te quiero mucho, pero como hay que decirlo ahí va otra vez TE QUIERO MUCHO MARTHA MENDOZA!
Martuchis dijo…
VANE:

Eres todo eso y mucho más ¡Y te callás! (¿ves como me sale mi acento Uruguasho).

Por otro lado ¡Yo sabía que me iban a faltar cosas!, pero los 33 Orientales y Artigas entran en la parte donde puse la historia de Uruguay y todo lo que se me olvidó, queda dentro de lo que mencioné en la parte final que se me podía haber olvidado.

Es mucho lo que tú me has dado Vane y aunque a veces tenemos broncas como todo mundo, con este post la intención es que siempre tengas presente (sobre todo en esos momentos), lo especial que eres para mi y que el cariño tan inmenso que te tengo, siempre va a estar antes que todo.

¡Yo también te quiero muchisisissimo a ti!
:O

4 años... es mucho

e___e

bueno, la verdad no es tanto

sabes hablar con acento uruguayo (yo no digo como tu porque yo no se xDD)

eso es todo!

Sale me retiro... cuidate muchote