Ir al contenido principal

Carta de un Cachorro a su Dueño.

Tobías (†)
Tu eres mi amigo y sólo te pido amor.
Has decidido hacerte responsable de mi 
y me siento muy agradecido por tu determinación.

Existirá entre ambos un secreto pacto de confianza
que jamás será quebrantado por mi parte.

Debes ser comprensivo por algún tiempo,
acabo de separarme de mi madre y de mis hermanos,
me notarás desorientado, inquieto,
y algunas noches lloraré, pues los extraño.

Compréndeme, yo te comprenderé a ti por muchos años.
Seré tu mejor amigo, entenderé tus cambios de humor,
tus alegrías, tus días buenos y tus días malos, 
estaré a tu lado acompañándote en tu soledad y en tu tristeza,
te trataré siempre con el mismo amor, con la misma lealtad.

Lameré la mano con que me castigues,
porque mi capacidad de amar es infinita.

Pero no me castigues, enséñame.
Desconozco los detalles que pueden irritarte
y deseo complacerte en todo.

Deseo también que te sientas orgulloso de mi
cuando me veas echado a tus pies,
cuando camine a tu lado por la calle
como tu sombra fiel.

Quiero responder a ese ideal de perro que tienes,
pero depende de ti; seré el reflejo de tu modo
de educarme y tratarme.

Ayúdame, a no defraudarte.
Si me tratas con violencia, seré agresivo.

Háblame, entiendo cada una de tus palabras,
aunque no te conteste con el mismo lenguaje.

Aprende a leer en mis ojos 
y comprenderás cuanto te entiendo,
estoy seguro que me cuidarás con amor.

Poco a poco nos haremos grandes amigos,
durante más de 10 años estaré a tu lado,
creceremos juntos,
compartiremos tantas y tantas cosas,
y el día que me vaya a vivir a una estrella,
mira el cielo con frecuencia 
porque siempre te estaré contemplando desde allá arriba.

Roque.
Pero deseo pedirte algo:
entonces no dejes mi camita vacía, 
hay otro cachorro esperándote,
y lo llegarás a amar tanto como a mi.
Ahora ven a jugar conmigo,
tenemos muchos años por delante para hacernos felices.
-Aut. Cuidando sus huellas-
"Un perro es la única cosa en la tierra que te amará más de lo que tú te amas a ti mismo".
-Josh Billings-

Comentarios

Circe dijo…
que hermoso y real.
Vane dijo…
Me hiciste llorar y mucho, tu Tobías vive en mi Tobías y es algo parecido a lo que dice el texto, en casa no había una camita vacía, pero en la calle había un perrito esperando una cama caliente, y Tobías ahora tiene una familia que lo quiere, así como vos queres a esas hermosuras que tenes en casa. Las dos sabemos de sobra de que somos capaces por los perros, pero creo que ni imaginamos que tanto nos dan ellos a nosotras.

Hermoso el post!