Ir al contenido principal

"La Alargada Sombra del Amor".

Crédito portada e ilustraciones: Random House Mondadori.

Este libro no sé como fue que lo encontré y lo terminé leyendo. Supongo que fue curiosidad...
Yo lo definiría como "un cuento para niños grandes"; es una historia muy, muy triste sobre un chavo que se llama Mathías, que acaba de perder a su madre; y empieza justo con la narración donde como en una especie de carta, él revive todo lo que siente y el ambiente dentro del hospital en el momento en que ella fallece, y los medicos le confirman el deceso. Entonces él, en medio de su dolor comienza a preguntarle: ¿cómo es todo ahora para ella?, mientras al mismo tiempo, también en su interior se cuestiona: ¿cómo será su propia existencia?, ahora que ella ya no esté.

Desde ese dolor Mathías se cierra a la vida, y se comienza a aferrar a todos los recuerdos que tiene de su madre. Describe como era su casa cuando ella vivía y como los aromas en la cocina, la forma como se veía la mesa y hasta la fachada exterior del hogar de esa familia, cambian con esa pérdida tan importante -lo mismo sucede con las vidas del padre y la hermana de Mathías- Entonces la ausencia se llena de oscuridad y de sombras que él odia, pero por más que él y su familia se esfuerzan, estas ya no desaparecen.

La noche en que sucede todo esto, Mathías espera a que su familia regrese de casa de traer ropa para su madre; y mientras espera sentado en el estacionamiento del hospital; tiene junto a él una bolsita con las pertenencias que en el hospital le entregaron de ella, y entre varios objetos personales, descubre un viejo reloj que se ha detenido a las 19:30 hrs... Hora exacta en que la madre de este chavo falleció, y que atrás tiene una leyenda que a él se le ocurre leer en voz alta y resulta ser una especie de "invocación" para llamar a un gigante llamado "Jack".

La leyenda resulta ser cierta y el gigante se le aparece ahí mismo en el estacionamiento a Mathías... Cuando lo ve por primera vez, a él le da un poco de miedo; pero a medida que lo va conociendo, se da cuenta que es un personaje muy peculiar, porque además de ser un gigante que tiene 130 años de edad, es experto en "Sombrología", tiene un tono de voz muy extraño (arrastra mucho las palabras, en especial las que tienen la letra "R"); le encanta cantar en inglés, lleva un caracol colgado en la oreja, y más allá de regalarle a Mathías un pedazo de su propia sombra y unos libros muy extraños -que según él- le serán de utilidad en ese trance; le ofrece la promesa de permanecer con él para ayudarle a superar el duelo por la muerte de su madre.

Mathías se queda asombrado y un tanto incrédulo, y aunque el gigante, cada vez que aparece logra distraerlo y hasta hacerlo reír, a él ya no le importa nada y su único deseo es volver a ver a su madre de nuevo a como de lugar; y está dispuesto a hacer lo que sea, con tal de lograrlo.

A medida que avanza la historia, aunque al principio le resulta muy incómoda; Mathías aprende a usar el pedazo de sombra que El Gigante le regala; y es él, quien también le enseña que "las sombras" son puertas hacia el país de los muertos.

Mathías Malzieu, autor de "La Alargada Sombra del Amor".

Al inicio del libro, la dedicatoria es muy obvia, y con ello uno se da cuenta que Mathías Malzieu, (el autor del libro); pasó por esta experiencia tan dolorosa y es eso lo que hace que la parte donde describe toda esa tristeza que siente, sea tan emotiva que te ensombrece por dentro. Como el autor en la vida real también es músico y forma parte de un grupo que se llama los "Dyonisios"; esa influencia musical también se ve reflejada en la historia a través de El Gigante (que como les dije le encanta cantar); y del propio protagonista que toca la armónica;  y presenta la música también como una estrategia para aliviar el dolor.

La parte más padre del libro es cuando después de tanto insistir, Mathías consigue que El Gigante Jack lo lleve por fin (camuflajeado con el pedazo de sombra que le regaló); al país de los muertos. Previo a esto, el gigante le explica como funcionan las cosas ahí y las consecuencias que tiene para una persona que no ha muerto, entrar en ese mundo.... Aún así Mathías decide arriesgarse y va en busca de su madre. La forma como describe todo el ambiente y las cosas que ve ahí es muy interesante; y pues les dejo en suspenso la aventura que ellos dos viven en ese lugar y también la respuesta acerca de si el protagonista de esta historia encuentra o no a su madre.

En lo personal fue una sensación muy curiosa la que me dejó este libro; porque me hizo pensar en muchas cosas que a la par he estado leyendo sobre budismo. Creo que la idea principal que define al libro, es muy similar a lo que se habla en "El Libro Tibetano Sobre La Vida y La Muerte" (que leí hace ya varios años antes de empezar a adentrarme en temas relacionados con el budismo); y también porque como simple lector se siente muy raro leer una historia que te deja un vacío por dentro y de pronto te hace reír... Algo similar a cuando lloraste mucho y te da sueño, y aunque logras "desinflarte", te queda un hueco, porque eso que te duele no se va, y entonces sientes como que te arrancaron algo del corazón (a mi no me gusta sentir eso).

En resumen, creo que eso es lo que plantea el autor, que entre más te aferras a una pérdida más la sufres y que la risa es una herramienta muy poderosa para afrontar el dolor.

El final es un poco extraño, pero en concreto es un librito muy corto y fácil de leer, con una historia medio rara pero nada aburrida (y que en lo personal a mi si me gustó). 
Sin embargo, creo que es importante decir también, que si en el momento en que lo lees, estás triste, el libro si te deprime todavía más (les hago esa advertencia por si deciden comprarlo y leerlo algún día). Sinceramente yo no se lo recomendaría a una persona que está pasando por un duelo o sufrió en el pasado una pérdida importante de algún familiar.

El arte del libro está muy padre (se me imaginan los dibujos tipo como "El Cadáver de La Novia" u otras de las películas de Tim Burton); y pues bueno, aunque no sé si más adelante leeré más cosas de este autor (porque si me dio curiosidad conocer más su trabajo)... Antes de que se me vayan los "deditos gordos" y termine por revelarles más detalles y el libro pierda su encanto; los dejo como siempre con unas frases de las más interesantes que me encontré entre las páginas de esta historia y un pequeño fragmento de uno de los capítulos que más me gustó.

Por último, gracias a los libros y sus autores, que siempre me rescatan y logran desprenderme del mundo real...


- "Se muere de ganas de contármelo, y me encanta la complicidad que tenemos cuando me cuenta historias, así que no me hago del rogar"... (Mathías hablando sobre el gigante cuando ya es su amigo y le cuenta una  historia que viene en uno de los 3 libros que le presta para sobrellevar el duelo).


- "Pequeñas victorias sobre lo cotidiano" (esta frase aplica para todo ¡y me encantó!).


- "Me gustan los libros que caben en los bolsillos, que se pueden acarrear, amar, prestar, doblar una esquina, dar, volver a comprar para leer los fragmentos preferidos. Para mi es un acto importante intercambiar un libro que quieres, como prestar tus zapatos".


- "Luchar contra la muerte no significa ir a verla de cerca. El único modo de matar a la muerte es seguir vivo. Mantente orientado hacia la vida".

FRAGMENTO DEL LIBRO:


—Vivo en tu sueño, nadie puede ver tus sueños. Y, aclarado esto —dice con su curiosa postura espalda encorvada y el índice apuntando al cielo—, debes seguir soñando con todas tus fuerzas...
—¿Soñar ahora?
—¡Ahora! Esa es tu magnífica arma para permanecer realmente vivo. Así es para todo el mundo, por otra parte. Sin embargo, teniendo en cuenta tu situación, ¡es una prioridad! ¡Sí, señor!
—¿Sí? No estoy seguro de saber aún cómo va eso de los sueños.
—Lee los tres libros que te he prrrlescrrrlito, te ayudarán a reactivar tu potencial onirrrlllico...
—¿Mi potencial onirrrlllico?... Me pongo en la misma postura de árbol muerto que él y trato de imitar su extraño acento escocés... Jack frunce el ceño y produce el mismo ruido que cuando vacías un vaso de agua en la hierba.
—¡Pues claro! Estás vivo, por tanto eres una máquina de sueños en funcionamiento. ¡Lo único que tienes que hacer es seguir accionando el mecanismo! La prueba de que tu máquina de sueños no está estropeada es que tienes a un gran gigante bobo que ha venido a darte un pedazo de sombra y a comer piñas a tu jardín, ¡eh!
—Es por el relojito, no dejo de leer la inscripción del relojito...
—Ese reloj funciona con sueños, con el hecho de creer, y únicamente con eso.
—¿Sí?
—¡Pues sí! No obstante tienes que volver a aprender a reír, a comer con gusto, ¡debes reeducar tu gusto! Utiliza la sombra, lee, sueña, descansa, diviértete, aunque eso te parezca tan imposible como el día en que trataste de hacer el primer acorde de guitarra. Todo te parecerá ridículo, pero no abandones nada. ¡No cedas nada a la desesperación! Usa tus sueños. ¡Y si están rotos, pégalos! ¡Frótalos con tu sombra mágica, ya verás, amigo! Un sueño roto bien pegado puede volverse aún más bello y sólido. Hasta el punto de hacer añicos los límites de lo real. —Lo dice con una sonrisa acuchillada en su rostro tan viejo, tan viejo, que uno pensaría que es más viejo que los muertos—. 
¡Ama las cosas! ¡Estás vivo! Y si te sientes muerto de tristeza, es normal, asúmelo. Sin embargo, no te dejes llevar, vamos... ¡Reivindícame un poco ese corazón!

"Los libros son accesorios para luchar contra la noche eterna. Duermen en mis bolsillos, sólo los despierto para prestarlos cuando parece que alguien los necesita".

"La Alargada Sombra del Amor"
Mathías Malzieu
Ed. Random House Mondadori.

Comentarios

majana dijo…
Se lee bastante interesante, me gusto mucho tu post! y si me dieron muchas ganas de leer este libro.

Por lo pronto ya te robe una de las frases porque es especial :)


Gracias por compartir que tengas bonito martes! :)
Martuchis dijo…
ALE:
Fijate que me pasó algo bien curioso, ayer en la noche cuando estaba revisando este post (para ver si no tenía errores de dedo), pensé en que este post si tú lo leías te iba a gustar, primero tal vez por las ilustraciones, que es el trabajo al que tu te enfocas y es de las cosas que yo sé que más te apasionan y mira, que chistoso, pensé eso y esta mañana me encuentro tu comentario aquí.

El libro está muy padre, el Gigante es muy divertido, y aunque tiene sus momentos en que te apachurra el alma, como dije en el post, tiene momentos que te dan risa -el gigante es muy ocurrente, me dio risa cuando le platica a Mathías de una chava de la que estaba enamorado y se la comió para que viviera dentro de él para siempre-

Y sip, antes de que me salga esto mas largo, son preciosas las frases de este escritor Francés, me encantó la manera como habla de los sueños.
Guadalupe dijo…
Hola Martha!
Como siempre excelente post!!!!. Tenía tiempo de no pasar por aquí después de algunos días complicados con el corazón un poco apachurrado y regresando me encuentro con este post! A veces también se me olvida que lo importante es seguir soñando, creo que buscare el libro también jeje :).
Te mando muchos saludos!!!! y que te encuentres muy bien :)
Vane dijo…
Yo creo que el libro a mí me va a pegar duro, pero a pesar de eso me parece maravilloso, nunca te lo dije pero cuando lo veía ahí en el costado derecho de tu blog, desde ese entonces me interesó, me atrapó el nombre, después la imagen, y ahora todo lo que contás.
Seguramente me voy a sentir muy identificada con casi todo el libro, y a pesar de ser triste valdrá la pena leerlo, tal vez me tumbe, pero de todo eso seguramente saldrá algo bueno.

Muy lindo el post!
Ŧirєηzє dijo…
magico libro verdad?...
me alegro mucho de que te gustara...
encantada de leerte
un abrazo
:-)