Ir al contenido principal

Diseccionando El Enigmático Mundo de Guillermo Del Toro.


Hace algunos años atrás, durante una conferencia de prensa dentro de un festival de cine, me tocó escuchar a la directora de cine María Novaro, hablar sobre Guillermo del Toro.
En ese entonces yo todavía no sabía que "Cronos", (una película que me resultó impactante); era una de sus historias, porque en ese entonces muy poca gente lo conocía; y nadie se imaginaba que llegaría tan lejos a través del séptimo arte.
En esa ocasión que les comento, la famosa directora mexicana se refirió a él como uno de los pocos cineastas que en México se atrevía a realizar cine de ciencia ficción con muy poco presupuesto, y creando él mismo sus sets y personajes fantásticos.

Para muchos, la historia de este director de cine tapatío, comienza después del rotundo éxito de "El Laberinto del Fauno"; pero el mundo gótico y oscuro que caracterizaría -no sólo a su filmografía- comenzó a gestarse mucho antes de que aprendiera a manejar una cámara y el cine se convirtiera para él en una gran pasión.


Dicen que uno de sus primeros juguetes fue un hombre lobo de peluche, cosido a mano con la ayuda de una tía abuela. Existe una grabación en la que para una navidad, Guillermo pedía a los 5 años como regalo, una raíz de mandrágora. Ya siendo más grande disfrutaba leyendo cómics y disfrazándose junto con su hermana a quien le aplicaba maquillaje para fabricarle heridas falsas... Ya desde ese entonces Del Toro tenía una marcada fascinación por los monstruos y los vampiros, pero fue hasta los 8 años, cuando recibió de regalo una cámara Super 8; que comenzaría también a definirse con más fuerza lo que es hasta el día de hoy.

En 1993, durante la filmación de "Cronos".

Fue en su época como estudiante de secundaria, que realizó un cortometraje que trataba sobre un monstruo que se arrastra de un inodoro y va en búsqueda de seres humanos. Como buen apasionado de los efectos especiales, fue en ese entonces que empezó también a experimentar con maquillaje, hasta que en 1985 creó "Necropia", una empresa dedicada a los efectos especiales. El perfeccionamiento que adquirió durante todos esos años, se empezó a ver reflejado después, en su primer largometraje: "Cronos" en 1993.

Todo lo que sigue a partir de ahí, ustedes ya lo conocen: "Hellboy", "Mimic", "Blade", "El Espinazo del Diablo", "El Laberinto del Fauno", "El Orfanato" y este año "No le Temas a La Oscuridad"... Por mencionar sólo algunas de las más famosas que tiene dentro de su extensa filmografía y que sería tema para un post aparte; hablar a detalle de cada uno de los diversos personajes monstruosos que han aparecido en cada una estas cintas.


Tal como María Novaro lo decía hace más de 10 años atrás, los monstruos de Guillermo del Toro eran demasiado caros para el cine mexicano, y lo fueron en un principio también para el cine hollywoodense. Por ejemplo, cuando realizó "Mimic", cinta que fue financiada por Miramax; Guillermo decía que el presupuesto para crear todas esas criaturas era para "sustos baratos". Para producir "Hellboy" decidió quedarse sólo con la mitad de lo que iba a ser su sueldo originalmente; mientras que con "El Laberinto del Fauno", decidió donarlo por completo con tal de que pudieran costearse los efectos especiales que dieron vida a todas las criaturas que aparecen ahí.


Como dije al principio, la carrera de este director comenzó mucho antes de que ganara premios y tomara un curso de efectos especiales y de maquillaje con Dick Smith. y es precisamente a lo que me gustaría enfocarme en este post homenaje a la carrera de este director mexicano, y del cual tenía muchas ganas de hablar en el blog desde hace un buen rato.

Como estamos ya muy cerca de la celebración de Halloween y Día de Muertos, me pareció que echar un vistazo a lo que hay detrás de la creación de todos estos seres terroríficos, era lo ideal para el primero de una serie de posts especiales que les estoy preparando con temas alusivos a estas festividades.

Antes de dejarlos con las imágenes de los cuadernos de notas de Guillermo del Toro, sólo puedo decir que todo ese mundo fantástico que él ha creado y que nosotros conocemos a través de sus cintas, no es más que el reflejo de todo lo que él ha visto y vivido desde su niñez.


Por ejemplo "El Fauno", surgió del recuerdo que Guillermo tenía de la casa de su abuela, lugar en donde él pasó mucho tiempo de niño y como era una casa muy antigua, él imaginaba que ese ser vivía ahí. El monstruo que persigue a Ofelia (el personaje principal dentro de esa misma pelicula), tiene todo un simbolismo (la mesa con comida representa la gula, parte de la fisionomía tiene que ver con el propio sobrepeso de este director, y los ojos en las manos fueron inspirados en una pintura que a él le impactó).



Es bien cierto que todo lo que una persona vive y hace se ve reflejado a la perfección en lo que crea; y en ese sentido Guillermo del Toro es un claro ejemplo de eso, ya que la rigurosa educación que recibió en escuelas jesuitas, sirvió para que años más tarde él diera vida a la historia de "El Espinazo del Diablo", una de las pocas películas que realmente me han dado miedo y que al igual que "El Laberinto del Fauno" está ambientada durante la época de la guerra civil española.


Santi, el niño de la película "El Espinazo del Diablo"... ¿Se acuerdan de la escena donde se asoma por el ojo de la cerradura?... ¡Ay nanita que miedo!

En resumen, hablar de Guillermo del Toro, es trascender al director de cine; pues el talento de este mexicano, abarca la faceta de escritor (que por cierto tengo mucha curiosidad por leer su trilogia "Nocturna"), como guionista, dibujante e ilustrador... Tal vez más adelante hable al respecto y con mayor detalle, pero por el momento, y para iniciar esta semana terrorífica, los dejo con algunas ilustraciones y anotaciones de sus cuadernos personales y que hace casi 2 años formaron parte de la exhibición "Diseccionando Fantasías", exposición que se abrió al público en España y en el D.F. (en el famoso museo del Estanquillo); y que reunió además de objetos; también algunas de las maquetas de los monstruos que han aparecido dentro de sus películas más famosas.
****************
Cuadernos de Notas de Guillermo del Toro.






**************

Este es el primer post sobre el enigmático mundo de este famoso director de cine, en el que los monstruos representan una especie de ritual antiguo que nos lleva a entender nuestro propio cuerpo a través de las imágenes magnificas de la deformación... Espero que lo disfruten, así como todas y cada una de las cosas que ya les tengo preparadas y vienen en los próximos días.
¡Nos leemos pronto!


"Me encanta la creación de estas cosas, me encanta la escultura, me encanta el color. La mitad de la alegría es la fabricación de todo el mundo, las criaturas"...
-Guillermo Del Toro-

Comentarios

Vane dijo…
La verdad que es impactante las cosas que es capaz de hacer alguien con imaginación, el dinero es nada más para llevarlo a cabo, pero lo más importante es el talento y la creatividad.
Sin duda yo me quedo con el laberinto del fauno.