Ir al contenido principal

Meditación para los que se fueron...


En México hoy es una fecha importante: El Día de Los Fieles Difuntos. Como cada año en este blog ya es una tradición publicar algo alusivo a esa fecha, pero este año quiero compartir algo muy especial.

Se trata de una meditación que he aprendí a través del buen Morex, mejor conocido como Choco Buda; un chavo del que he aprendido tanto en estos últimos meses y desde el día en que lo encontré.

Me gustó tanto este ejercicio introspectivo, que le pedí que me dejara tomarlo prestado para en esta noche tan especial, dedicarlo de manera muy personal a la memoria de mi abuelita Luz, (sin dejar en el olvido a toda la gente que en vida me aporto algo y desde hace ya tiempo no se encuentran entre nosotros). También en forma muy especial para todas aquellas personas que al momento de escribir esto tal vez estén falleciendo, para que sin importar cuáles sean sus circunstancias, esto quizá pueda ayudar para se puedan marchar en paz.

En casa y desde siempre, todas esas personas tienen una luz encendida, porque sabemos que eso les alumbra el camino. Tarde o temprano todos nos vamos a encontrar con ellos. No sé si en otro lugar, o en otra vida, pero confío desde hace mucho tiempo en ello; y es por esa razón que más consciente que nunca del inmenso valor que tiene la vida, hoy hago lo mismo que todas las noches y les dedico con todo el amor del mundo una oración y además esta meditación que publico aquí por si alguien más desea llevarla a cabo.

Muchas gracias a Choco Buda por toda su ayuda para aprender la importancia de la palabra "soltar" (que en este caso no significa olvidar) y por dejarme compartir esto en mi blog.
********************
Meditación para los que se fueron.

Preparativos:

• Elige un tiempo del día en el que nadie te moleste y puedas estar en silencio. 
• 1 Vela pequeña 
Meditación:

•  Estira todo tu cuerpo. 

• Siéntate en una silla cómoda, con la espalda recta sin recargarla en el respaldo. Si puedes sentarte en el suelo en flor de loto o seiza, adelante. 

• Enciende la vela y apaga las luces. 

• Cierra tus ojos y respira profundamente, varias veces. Trata de tranquilizar y relajar todo tu cuerpo. No avances al siguiente paso hasta que todos tus músculos estén relajados. 

• Regresa tu respiración a ritmo normal. 

• Piensa en la persona que se fue y que extrañas mucho. 

• Date tiempo para recordar todos los buenos momentos, el aprendizaje, las risas y las lágrimas. Quédate en ese momento favorito, donde más disfrutaste su compañía. 

Esa persona te mira a los ojos por un largo momento. 
Con una voz tranquila y en calma te dice: “Muchas gracias por recordarme, eso me hace muy feliz. Tuve una vida llena de aprendizaje. Ahora estoy bien. No tengo hambre, frío ni calor. Por favor mira la llama de esta vela. Es brillante y genera un calor muy agradable. Va a brillar por un largo rato y luego se apagará. Esta fue mi vida. Así es la vida.” 

• Abre tus ojos y mira la vela. 

• Di en voz alta. “Muchas gracias por tocar mi vida, aprendí mucho de ti. Es hora de que descanses y que los dos seamos libres para seguir adelante. Adiós. Adiós. Adiós.” 

• Quédate en silencio observando la vela. Mira cómo se consume. Esa es nuestra vida. Esa es la naturaleza de las cosas. Todo se acaba, pero todo brilla y nos deja su calor. 

Esta meditación la aprendí hace muchos años y es una experiencia muy poderosa. Si la sigues al pie de la letra y la repites varias veces durante esta temporada de muertos, te ayudará mucho.

El objetivo primordial es que entiendas que todo termina y que entre más te aferres al recuerdo de alguien que murió, nunca cerrarás el ciclo y te causarás mucho daño. No serás libre para moverte a nuevas experiencias en tu vida.



Suelta a esas personas que se fueron. Este es tiempo para que tú escribas tu propia historia. Hoy es el tiempo en que debes hacer brillar tu propia luz y dar calor a los que te rodean.



Viaje eterno, rocío al alba, reencuentro.

Comentarios

Vane dijo…
No estoy preparada para esto, yo no sé soltar, no sé si pueda, tampoco se si quiero.
Martuchis dijo…
VANE:
Yo sé eso. Por eso en el post puse que era un ejercicio personal para quien lo quisiera hacer.

Gracias por pasar.
Victoria dijo…
me ha servido mucho este post este dia
tu sabes que tengo gente cercana que se fue
y es momento de dejarlos partir

te quiero
Mr. Magoo... dijo…
El ejercicio esta excelente, lo visualize asi en un rincon oscuro, y lo voy a hacer, me hace falta, tengo que soltar a los que se fueron, y seguir adelante, como bien dices, no necesariamente olvidar, pero soltar, aprender a soltar... pfff hasta de escucharlo lo siento dificil pero tengo que empezar... por el principio, y este ejercicio esta muy bueno para eso.
Gracias por compartirlo Martha. Saludos...
Elisa dijo…
Gracias por compartir éste ritual Martha, creo que lo compartiré con personas muy queridas que lo necesitan también.

Un abrazo