Ir al contenido principal

Una Página Olvidada En El Tiempo...

Hoy es un Domingo común, pero al mismo tiempo diferente, porque justo en este día se celebra una fecha de la que no suelo hablar.

Dentro de estas Páginas Sueltas y de Colores, existen hojas que llevan muchos años guardadas y por alguna razón nunca salieron a la luz... Tal vez en el momento en que fueron escritas no tenían ninguna otra intención más que expresar lo que sentía o algo importante que pasó en un día en particular...

A través del tiempo y una vez que ya un montón de hojas de papel se han acumulado encima de esa página con otras historias y otras vivencias; lo único que puede rescatarla del olvido es el recuerdo que se activa al ver una fecha en el calendario.

Por esa razón este Domingo es diferente y me ha hecho venir a plasmar algo en este cuaderno que resguarda algunas de las cosas más importantes de mi vida... Tal como si fuera un pasaporte mágico para viajar en el tiempo, de entre montones de hojas de papel, hoy he rescatado una que escribió una niña que en ese entonces tenía tan sólo 10 años.

La hoja se ve arrugada y amarilla, pero si con la magia de la imaginación pudiésemos transformar las letras que están escritas ahí en imágenes (para que se proyectaran igual como en una película); ustedes y yo veríamos la imagen de esa niña, una tarde de Febrero, cuando su padre llegó a casa después del trabajo y en cuanto entró le dijo a su hija que fuera a buscarle algo que se le había quedado olvidado en el carro.

Ella de inmediato obedeció; y salió de casa para cumplir con el encargo de su padre. Abrió la puerta del auto, y lo primero que vio en el espacio que existe siempre entre los dos asientos delanteros, fue, además del objeto que su padre le había pedido, una caja que contenía un audio cassete y que en la portada tenía la imagen de 3 chicas como en un set de fotografía; y que en la parte de arriba, con una letra muy lochochona y desenfadada se leía la palabra "Flans".

Ahí fue cuando comenzó la magia... Ella había pedido otra cosa, pero ese audio cassete, más allá de convertirse en un hermoso regalo de cumpleaños fue el boleto de acceso para que esa niña de 10 años comenzara a caminar sin darse cuenta hacia un futuro que en cierta manera ella misma ya había visualizado cuando jugaba con sus hermanos a grabar con una vieja radio grabadora lo que con mucha imaginación e ingenio eran grandes producciones radiofónicas.

Una semana después de haber encontrado ese regalo en el auto de su padre, esa niña ya se había aprendido todas y cada una de las canciones de ese cassete. A partir de ese año (1985), Ilse, Ivonne y Mimi, las 3 chicas que aparecían en la portada como en un set de fotos, se convertirían en personajes tan entrañables para esa chavita, que a pesar de tener ya una marcada influencia por la música que escuchó en casa desde que tuvo uso de razón; fue apenas hasta ese año, que empezó a definir lo que en sonidos sería su propia identidad.

Las páginas que se escribieron en el diario a partir de ahí, cuentan la historia de alguien que empezó a crecer mientras pasaba los Domingos en casa de la abuela pegando sobre un álbum todos los recortes y notas de revista que coleccionaba con el paso de los días... Escribiendo un cancionero con las letras de todos y cada uno de los discos de vinil que Flans iba produciendo; atrapando en una cinta magnetofónica, cada entrevista en la radio, y cuando surgieron las videocaseteras de VHS, todas y cada uno de las veces cuando Ilse, Ivonne y Mimi aparecían en los programas de televisión.

Después de 26 años, una pared tapizada de posters; algunos cassetes y discos, un álbum repleto de recortes y fotos desaparecieron y algunos cuantos sobrevivieron... Esa niña creció junto con ellas, siguiendo sus pasos (en especial los de Ilse); y además de empezar a escribir una novela y sus primeras notas como reportera refiriéndose e inspirada por ellas, decidió que quería estudiar Ciencias de La Comunicación.

En 1998, cuando ya estaba a punto de salir de la universidad, en su primer trabajo formal como comunicóloga dentro de una revista; en su primer día de trabajo encontró sobre el escritorio una edición que en portada tenía una foto de Ilse.

El grupo había dejado de existir ya hacía algún tiempo, pero de alguna manera siempre estuvo presente en la vida de esa chava, ya sea a través de la música o de los momentos que nunca quedaron en el olvido del todo.


Entre las hojas de diario que hay de 1985 al 2011, se quedaron atrapadas muchas anécdotas inolvidables que van de un concierto maravilloso un 13 de Diciembre con el cielo de Ciudad Juárez coloreado en tonalidades rojas, y una alfombra de nieve que subió hasta 5 pulgadas... Muchas tardes de música compartida con Lili (una amiga de toda la vida); y con el paso del tiempo, en el inmenso deseo que siempre tuvo de tener una amiga y hermana con la misma complicidad que siempre se vio reflejada entre Ilse y Mimi.

Ilse y Guillaume, con uno de sus dos hijos.
Está el recuerdo de los primeros pasos de alguien que aprendió las primeras lecciones sobre como llegar a ser un fan incondicional... De un reencuentro ya en el comienzo de un nuevo siglo durante una rueda de prensa muy divertida; siendo las Flans ya 3 mujeres casadas, (una de ellas ya con dos hijos); y la niña que creció con ellas, una profesionista.

A veces el presente no cobra valor hasta que ya se ha convertido en pasado... Las personas a veces no imaginan el eco que provoca su sonido en el alma de otras... y si después de tantos años, una página olvidada en el tiempo llegara hasta las manos de quien la inspiró; tal vez se sorprendería al descubrir todo lo que fue capaz de influir para que alguien más comenzara a trazar su camino.

Dentro de esa página amarilla estaría escrito también muchas veces un ¡Feliz Cumpleaños! para Ilse, cada 27 de Noviembre y a la distancia... 
Un poco tarde, 26 años después vengo para escribir sobre todas esas páginas amarillas la palabra: "GRACIAS"... Gracias a Flans por los sonidos y toda la magia que le imprimieron a mis años de adolescencia que ya pasaron, pero se quedaron impregnados en mis sueños... Gracias, porque con ellas aprendí lo que significa ser fan, y también no puedo evitar sonreír cada vez que las escucho y las veo; y a Ilse en especial.. Ella tal vez ni cuenta se dé; pero aún así, a través de una página olvidada en el tiempo yo no quería dejar de agradecer por el pasado en el presente, por haber contribuido en cierta forma y de manera muy directa, para que yo me convirtiera en todo lo que soy hoy...

Nota: Existen muchos videos de Flans, pero cierro mi página de este día con el de "Corre, Corre", una rola del disco "Alma Gemela", porque aparte de acordarme de la emoción que me daba verlo en la tele, a muchos años de distancia, sigo pensando que refleja perfecto lo divertido que era ver a estas 3 chicas juntas, y en especial a Ilse y Mimi, que tenían una complicidad perfecta...  

Comentarios

Vane dijo…
Había dejado mi comentario y blogger me dio error.

Lo que decía era más o menos esto:

Un lindo regalo de tu parte para alguien que te dio tanto, y que en algún mensaje tal vez disfrazado de canción entendieras que la comunicación era tu vocación y el camino a seguir.
No todos tienen la dicha de ver ese camino tan claro, otros si lo ven pero por diferentes motivos tienen que hacer otra cosa, y están esos que si lo ven y también tienen la bendición de hacerlo realidad.

Muy lindo el post, y felicidades a esa niña
Victoria dijo…
a veces uno piensa que los fans nunca accesan a su artista, que su artista tiene esa parte solo por glamour y no, es justamente la relacion que se crea entre fans y artista lo que logra grandes carreras
que padre que hables de la Flans
a mi me gustan un monton tambien y me parecen de lo mas talentosas
y que buena influencia para que fueras comunicologa Martha!
felicidades
te extraño
Mr. Magoo... dijo…
Muy padre post Martha, me gusta mucho como le das siempre se lado humando a tus investigaciones acerca de personajes o artistas. Yo fui fan de las Flans a mucha honra jejeje, de hecho me perdi un concierto de ellas por sonso pero esa es otra historia.

Felicidades por este post.
Saludos!