Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de 2012

El Inventario de tu vida.

La vida no se detiene. El tiempo avanza, sin pedirle permiso a nadie. Estamos a pocos días de que terminemos otro ciclo. 
¿Qué tal te fue este año? ¿Fue difícil, complicado, triste? ¿O fue un momento mágico, extraordinario y de los mejores de tu vida? 
Haya pasado lo que haya pasado, estoy seguro que todo ayudó para tu aprendizaje. 
En estas fechas, salen a la luz algunas preguntas típicas: ¿Cómo te fue con tus propósitos? ¿Cuáles metas cumpliste? ¿Qué tantos cambios hiciste? 
Algunos responden pero no precisamente como les hubiera gustado. Otros mejor callan, porque no tienen nada nuevo que decir: La mayor parte de su año, salvo poquísimas excepciones, fue exactamente igual al pasado, y al de hace cinco, al de hace diez. 
Nadie llega al lugar que quiere si desconoce el camino, así como tampoco podemos salir de una prisión que no vemos o no sabemos que existe. En estos momentos, y si realmente queremos crear la vida que deseamos, es indispensable hacer algo, que mi me funciona año tra…

The Words.

Hay historias de amores que nunca se quedan, pero suceden para que prevalezcan en el tiempo, y luego alguien las reviva con tan sólo posar sus ojos sobre líneas de papel.
De eso trata esta película, que en una noche fría de invierno me dejó un sentimiento cálido en el corazón.
No sólo me hizo pensar en todo lo que a veces el alma se queda con ganas de dar cuando invitas a alguien para que se quede contigo (ya no para siempre); sino tan sólo por el tiempo que te toque permanecer en esta vida.
Sé y todavía creo en que los libros siempre cuentan una historia más allá de la que está atrapada entre sus páginas y resguardada entre dos tapas de duro cartón.
Después de ver esta película y escribir lo que plasmé en el post anterior a este, me fui a dormir con un suspiro en el alma y pensando en que me encantaría que un día, cuando ya haya pasado mucho tiempo, algo de lo que yo haya escrito o quizá alguna de mis historias logre atrapar así a alguien y consiga que se quede embobado leyendo... S…

Escribir Palabras...

...Y me perdí entre tus letras, buscando encontrarme, pero ya no estaba cerca...
Con nostalgia fui descifrando los caminos que te llevaron hacia otro destino, con señales de suspiros que de tu corazón viajaban hacia el sur.
Sobre hojas en blanco me dejaste con un pincel imaginario la más hermosa historia, ilustrada tan sólo con fotografías de instantes... Fue así, porque con letras no se puede describir todo lo que puede ser capaz de inspirar una sonrisa que se roba al tiempo, antes de que se vuelva fugaz.
...Suspiros pintados en color azul, pero que al salir del alma ya no indican el camino hacia ninguna parte.
En palabras quise plasmar que ansiaba estar en los días soleados y también en las tardes de tormenta, pero la razón me dijo que ya no era protagonista en ese libro, ni tampoco estaba invitada a la fiesta de tu existencia.
Ese pensamiento me acompaña en los días de invierno, mientras regreso a casa, con las manos en los bolsillos, resguardando los abrazos que son hacia adentro…

Decisiones...

"Deja tu corazón en manos de DIOS, y ÉL lo pondrá en manos de quien se lo merece".
P.D: De corazón deseo que así sea para ti.

Recados del cielo...

Esta mañana muy temprano estaba en el trabajo. La tienda donde me tocó estar en este día estaba prácticamente desierta y yo estaba con el corazón apachurrado pensando en esas decisiones que sabes que tienes que tomar por tu propio bien, pero que por dentro el corazón no te deja realizar.
Ya no tenía nada que hacer (porque ya no había trabajo ni tampoco gente a esa hora de la mañana), así que me quedé pensando... Hablando un poco con Dios preguntando: ¿qué debo hacer?
No sé si estaba tan distraida, que de repente vi que de uno de los pasillos salieron una señora y un muchacho, venían caminado y conversaban como si nada, pero lo que me llamó la atención es que el chavo (que tendría como unos 20 años o menos), llevaba puesta una sudadera de esas tipo chamarrita que tenía escrita la leyenda: "Porque para Dios no hay imposibles"....
Me quedé asombrada y me dieron todavía más ganas de llorar, porque Dios sabe perfecto que desde hace mucho tiempo estoy atorada y siento que soy un …

Cómo Afrontar Las Pérdidas en Cierre de Año.

Quedan ya nada más 5 días, 120 horas para terminar el libro que conforma la historia del 2012. Un año difícil, pero también lleno de bendiciones, aprendizaje, autoconocimiento, y de muchas otras cosas que una vez terminada esa cuenta, pasarán a convertirse en parte del pasado.
Siempre cuando se acerca el cierre de un ciclo, es inevitable hacer un balance personal y cada uno de nosotros sabrá con lo que se queda y lo que dejará al lado del camino, pero más allá de todo eso, en los días recientes que ya quedaron atrás, hubo un programa de radio en particular, en el que participó Gaby Pérez Islas(la Tanatóloga de la que vengo hablando desde el post pasado) y de quien he reseñado ya en el blog su libro "Cómo Curar Un Corazón Roto".
Siempre que encuentro algo padre, que me sorprende o me deja tanto en el alma, trato de compartirlo luego, luego aquí, con las poquitas personas que nunca dejan de pasar por este espacio. En esa emisión de radio, Gaby habló de una manera hermosa sobr…

La Casa del Árbol Interior.

De niños, todos tenemos un refugio, un lugar mágico donde nos sentimos seguros y protegidos. Para algunos es la cabañita de madera en el jardín, el viejo desván o el garage donde los papás guardan cosas en deshuso, mientras que para otros que tuvieron un poquito más de suerte, fue una Casa En El Árbol.
Yo no tuve una, incluso me quedé con ganas de jugar en una así. En toda mi vida he visto 2 si mucho y la última que vi fue hace como 2 ó 3 años, en un rancho donde fuimos a grabar un comercial; y aunque yo era una persona adulta, a la niña interior que todavía vive en mi le encantó.
En estos días ese recuerdo vino a mi mente, a raíz de algo que mencionó en radio la Tanatóloga Gaby Pérez Islas (quien no se imagina las cosas que me ha inspirado a escribir las últimas veces que ha estado al aire), y aunque como decía al principio, yo nunca jugué en un lugar como ese, si tenía un espacio especial.
Para mi, mi refugio era un "bunker" elaborado de puras cobijas. De hecho, creo que …

Historia En La Canción: "Campanas En Mi Corazón".

...Pues ya son las 12:11 am y parece que todavía no se acaba el mundo y por ende, todavía existe este blog... Pero bueno, por si acaso, este es el último post de la semana y el último del año también de nuestra siempre tan gustada sección "Historia en La Canción".
En esta ocasión tenemos una cosa alegre, una cosa bonita para amenizarles el viernes musical (de paso también) y se trata de una canción navideña interpretada por Eiza González.
Ya sé que es lo más fresa y "ñoño" que podrán encontrarse en este blog, pero bueno, para que lo "desniego", este blog es así.
Por otro lado, resulta que la historia que existe detrás de esta rola es muy simple. Desde inicios de diciembre todos los viernes y lunes la escucho como 10 veces al día mientras trabajo en la Bodega Aurrerá("La Borrega" -como le digo yo-) y pues a fuerza de tanto escucharla terminó por gustarme la rola.
Al principio yo pensaba que la cantaba Tatiana, y justo hoy cuando llegué del traba…

Ejercicio de Diciembre...

Hoy quiero recomendarte una actividad que hago cada diciembre y resulta muy enriquecedora. Es muy simple y no te quita mucho tiempo: 
Regálate un espacio en un lugar tranquilo y sin distracciones (es un trabajo personal). Puedes usar música tranquila de fondo.
Toma una hoja y anota sin detenerte todas las bendiciones recibidas en este año, agradeciendo cada una de ellas. 
Enumera todo aquello que viviste, aún y si no te gustó, te lastimó, o no era lo que esperabas, anteponiendo la palabra GRACIAS. 
Tampoco importa si para ti es algo simple o aparentemente sin tanta trascendencia. De cualquier manera, formó parte de tu vida y no hay que dejarlo pasar. 
Escribe: "Gracias por ese viaje maravilloso" "Gracias por mi nuevo empleo en tal lugar" "Gracias por haber conocido a X persona" "Gracias por esa enfermedad" "Gracias por esa crisis" "Gracias por esa decisión que por fin pude tomar" "Gracias por esa deliciosa cena" &q…

Viernes Musical: "Fey: Primera Fila"

Hace un par de noches escuché una entrevista en radio con Fey y aparte de que me tenía botada de la risa porque se puso a platicar "los trucazos" a los que recurren algunos artistas durante los conciertos en vivo para disimular que no tienen una gran voz, durante la charla también comentó que a ella le pasaba muy seguido que se olvidaba de la letra de sus propias canciones porque estaba muy concentrada en las coreografías, y de repente se perdía por eso y entonces usaba la trampilla de poner el micrófono en dirección hacia el público y decir: "Cómo dice"...
Fuera de las risas y todas las cosas tan interesantes de la parte técnica de un concierto que uno como espectador no ve, me empecé a acordar de las canciones de sus primeros discos y me invadió de pronto un sentimiento profundo de nostalgia, ya que en los 90's, cuando Fey estaba de moda, yo alucinaba -literalmente- con sus canciones, siempre me hacían y me siguen haciendo soñar despierta, y aunque son lo má…

"Dios En Una Harley: El Regreso" (Capítulo VIII).

Todo lo que empieza termina, y después de ocho largas semanas, llegamos hoy al capítulo final de este extraordinario libro de Joan Brady. No sé que les pareció a ustedes, pero a mi me dio la impresión de que este libro fue mucho más cortito que el anterior (¿o será que los capítulos eran mucho más largos y por eso fueron muchos audios?).
Sea como sea es una historia mágica, y que a mi, desde que conozco el libro me ha inspirado a escribir varias cosas.  Este capítulo final me gusta en particular porque describe un momento mágico entre Christine y su esposo, los dos tirados de panza en un colchón en la sala de su casa, en una noche de tormenta, de esas en las que hablas de tus sueños y también de tus miedos... Es increíble compartir eso y pocas personas tienen esa oportunidad de exponer así su alma y corazón...
Pero bueno, antes de que me ponga nostálgica y cursi, mejor aquí termino este pequeño texto de introducción al audio con el capítulo final de este audio libro. Espero que les g…

Para Soraya

Soraya:
Te escribo, pero sé que no es lo mismo, pues tú extrañas tanto sus letras como yo. 
Así, mientras la pluma se desliza encima de la hoja pienso, en que existen personas con la capacidad de tocarte el alma con las cosas que crean o con las que dan vida a un trozo de papel. 
Cuando tú estabas aquí, bastaba escuchar un sólo acorde de tu guitarra, o ver tu sonrisa reflejada en el cristal de una pantalla para transformar por completo un simple día gris. 
A muchos nos acompañaste siempre en el camino de regreso a casa, a otros en las noches de insomnio o de largas horas estudiando para un examen final… Para alguien quizá fuiste y sigues siendo la mejor compañía durante un viaje, o también el suspiro traducido en melodía de quien se enamoró perdidamente, o de quien perdió a quien más quería y con tu música describiste a la perfección lo que con palabras no se logra expresar. 
Yo no sé cómo hacer eso, pues solamente puedo escribir cartas, por eso hay madrugadas en que te he preguntado …

Otra vez en mis sueños tú.

...Sé que no soy la única, de hecho hace muy poco alguien me contó que en el mundo imaginario se encontró contigo y te vio maravillosamente bien.
Yo te vi hoy, de cuando en cuando me sucede, pero este jueves fue tan sólo un instante, en ese lapso de tiempo en que ya sabes que tienes que levantarte para ir al trabajo pero el sueño te gana y te vuelves a dormir otra vez.
Tú estabas dormida en una habitación que tenía un ventanal de cristal que ocupaba toda la pared; la verdad no sé si era tu casa, pues tan sólo recuerdo que mientras dormías, afuera se alcanzaba a ver que era una mañana húmeda en medio de un enorme jardín.
En cuanto te vi me acerqué y aunque sabía que estabas durmiendo, lo primero que me nació del alma fue preguntar. ¿Estás bien?
Me bastó la hermosa sonrisa que se dibujó en tu rostro para conocer cuál era la respuesta... A pesar de que seguías inmersa en el país de los sueños, me escuchabas y sabías que yo estaba ahí.
No pude hacer otra cosa más que derretirme por dentr…

"Dios En Una Harley: El Regreso" (Capítulo VII).

Hemos pasado ya siete semanas inmersos en esta maravillosa historia escrita por Joan Brady y en la que una mujer, profesionista y madre, vuelve a reencontrarse con Dios en medio de tanta rutina e inconformidad.
Hasta este punto del libro, la vida de esa mujer llamada Christine está cambiando para bien y en todos los sentidos.
Queda ya sólo un capítulo para terminar el audiolibro y espero que quienes realmente han escuchado completos cada uno de los podcasts, además de disfrutarlos hayan encontrado alguna reflexión que les pueda ser de utilidad para su vida diaria.
Hoy, a la par del audio de este penúltimo capítulo; me quedo pensando en si dentro de unos cincuenta años estos audios todavía existirán y si a alguien le llamará la atención escucharlos. Si es así, creo que habrá tenido sentido esto de grabar y compartir, que es algo que disfruto mucho hacer, porque representa una de las actividades que a mi me sirven para escapar de la rutina y que le aportan magia a mi vida.
Por lo pront…

La Historia del Corazón Azul...

... Y era el corazón más hermoso que había tenido entre sus manos. Joshlo terminó una tarde cuando el sol salió después de toda una mañana con lluvia, y se quedó largo rato con él entre las manos, contemplándolo.
Aquel era un hermoso corazón azul que había sido creado en La Fábrica de Los Corazones Rotos, un negocio que llevaba abierto al público tantísimo tiempo, que nadie sabía definir muy bien a ciencia cierta cuál era su antigüedad.
Todos le llamaban así a ese lugar, porque ahí, -tal como su nombre lo indicaba- corazones era lo que se fabricaba. Desde el exterior de la tienda y a través de dos enormes ventanales que parecían transparentes de lo reluciente y limpios que estaban siempre los cristales; podía verse de lado izquierdo, el aparador con todos los corazones de las más diversas formas, colores y materiales ya terminados; mientras que en el derecho, era perfectamente perceptible el mostrador desde el cual, el dependiente, quien era un hombre muy  joven, trabajaba.
Su nombre e…