Ir al contenido principal

Gracias por haberme acompañado a jugar...



Aquí termina esta aventura que por espacio de una semana completa nos permitió reunirnos todos los amigos para volver a ser niños...

Martuchis no se va, prometió volver para asomarse de cuando en cuando en este espacio, para mostrarnos como se ve el mundo a través de la magia de sus ojos.

Antes de despedirse me dejó una carta que escribió en una hoja que arrancó de su cuaderno, y en la que copió un pensamiento que vio en algún otro lado y que quiso dejar para que cada uno de ustedes se lo regale a su niño interior:

"Hoy Déjalo"...


Déjalo que ponga más de cuatro cucharadas de polvo de chocolate a la leche... 

Que brinque en todos los charcos que encuentre...

Que pinte de azul la lengua con esa paleta enorme y redonda...

Deja que se disfrace de súper héroe o princesa...

Que se duerma tarde, que no se bañe, que se quede en pijama todo el día...

Déjalo contestar el teléfono, hacer galletas y paletas heladas con limonada...

Deja que suba a los árboles y de las vueltas que quiera en el volantín...

Déjalo mirar con ojos brillosos a la personita que le gusta...

Deja que cante desafinando, que bañe al perro aún mojando la casa entera...

Déjalo bañarse en tina hasta que se le arruguen los dedos, que se pinte bigote, que se ponga los tubos del pelo...

Deja que manche su ropa de lodo, que rompa sus pantalones por la rodilla, que le corte el pelo a sus muñecas, que juegue con la manguera...

Deja que haga travesuras, que ría a carcajadas y coleccione muchas ranas... 

Déjalo crear castillos con las sábanas bajo la mesa del comedor... 

Hoy déjalo que grite, que brinque, que desobedezca un poco... 

Déjalo salir.... Ese pequeño merece salir. 

¿Lo reconoces? 

¿Lo recuerdas? 

Vive dentro tuyo... 

Déjalo ser....

Martuchis: Gracias por haber hecho de mi espacio algo mágico... Te pido porfas que no te vayas, pues yo te necesito mucho, prometo cuidarte e intentar construir en el presente una mejor vida para las dos.

¡Feliz Día del Niño!

Comentarios

Nefer Munguia dijo…
Lástima que ya se acabó la semana del niño, era divertida, pero bueno, a seguir divirtiéndose y asombrándose el resto del año, verdad?

:D

Saludos!