Ir al contenido principal

La última "Página Suelta" del 2013...


Esta es la última página suelta del 2013 y no quiero llenarla con un "rollo kilométrico" hablando en retrospectiva de todo lo bueno y malo que sucedió durante el año... Para mi fue un año difícil, pero lleno de mucho crecimiento a nivel interior, de mucho aprendizaje, de poner los pies sobre la tierra, de amar con todo el corazón, de "dejar ir"... Pero sobre todo: de AGRADECER, porque he sido una mujer muy, muy afortunada y me encanta todo lo que soy y he descubierto de mi...

Sólo Dios puede visualizar en su totalidad el plan perfecto que tiene para cada uno de nosotros, pero aún con esa FE en todo lo incierto, deseo de corazón que el próximo año esté lleno de bendiciones para todos ustedes. Que amen y se equivoquen, que aprendan de todos los encuentros y desencuentros, que en su camino se crucen siempre personas llenas de luz y cada uno regale también un poco de la luminosidad que lleva dentro.... Pero sobre todo, deseo que Dios les otorgue también mucha fortaleza para los "días oscuros" (esos que nunca faltan), y también que tengan mucha voluntad para trabajar en todos sus defectos, para no cometer los mismos errores y tratar de corregir y mejorar -como yo- todo lo que no nos gusta de nosotros mismos...

En pocas palabras: Que el 2014 sea uno de los mejores años de su vida. (en todos los sentidos).

Mañana empezamos un nuevo cuaderno de diario y yo tengo pendiente muchas Páginas Sueltas y de Colores llenas de cosas muy padres y mágicas por compartir.

Recuerden que nuestra vida sólo depende de nosotros. El año nuevo no nos traerá más suerte o menos. Nuestra historia la escribimos cada uno con nuestras acciones y decisiones día a día, y el año nuevo sólo es como el lapiz y el cuaderno que Dios pone en nuestras manos, para que cada uno lo llenemos como mejor nos parezca...



¡Gracias a todos los que me visitaron este año, los lectores nuevos, los silenciosos que andan por ahí siempre, de verdad les agradezco por darle sentido a mi trabajo como "aprendiz de escritora" y ser parte siempre en esta aventura que se escribe en letras! 

Que el 2014 sea un año de:

365 besos...
365 abrazos...
365 encuentros...
365 oportunidades...
365 nuevas posibilidades...
365 sueños para cumplir...
365 veces para decir “gracias”...
365 veces para pedir perdón y perdonar...

Olvidar lo que no se pudo concretar, dejar en el pasado angustias y malos momentos, capitalizar todo lo que aprendimos y no volver atrás. Adelante hay un largo camino y se hace camino al andar.

¡Que el 2014 sea, 365 veces para volver a empezar!

"La vida es muy sabia y el universo muy generoso, y está dispuesto a darte lo que sea que tú le pidas, siempre y cuando LO CREAS"...

-Martha Debayle-

Comentarios