Ir al contenido principal

Ella hoy...


Y todos los días salía a buscar sin saber de forma exacta dónde... Sabía desde hacía tiempo lo que era, las cosas que llevaba en su interior, lo que quería hacer, que quería ayudar, tocar la vida de alguien, pero hasta ahora era también como la pieza de un rompecabezas que no embonaba todavía en ninguna parte.

Caminando en sentido contrario al tráfico y la prisa de la gente, tenía la convicción de que vino aquí para atrapar y contar historias. Aunque en el mundo realista y sus esquemas tuviera que someter su imaginación y su alma de modo irremediable en un horario de 8 a 7, sabía muy bien que no obstante eso, llegaría a casa cada tarde aunque estuviera cansada, para estar puntual a la cita con la tinta y el papel.

De suspiros y letras no se vive (le repetía cada mañana la realidad disfrazada de ego), pero el alma tampoco era tan fácil de amedrentar, y a golpes ciegos de intuición le trazaba un mapa para transitar por el camino de lo incierto... Por todas esas madrugadas, en las que escribir era en cierta forma para ella, poder ver la claridad en medio de la más densa oscuridad.

En los días sombríos y en las noches más pletóricas de dudas que de estrellas, era su propia alma quien le susurraba a la velocidad de sus propios latidos que no estaría del todo sola si aprendía a escucharle, si tan sólo se dejaba guiar sin cuestionar...

Los suspiros extraídos de las cosas simples y sencillas, así como la visión de estar aprendiendo de alguien nuevo le devolvió un poco de todo eso que en otro tiempo se le perdió en el camino; y aunque con miedo ella decidió tomarle de la mano para recorrer el camino, sin importar si ese "alguien" le acompañaba o no hasta el final.

Aunque impredecible, la vida es hermosa, eso era lo que en su propio idioma acompasado, le decía el corazón al oído en su cita de cada noche con el silencio... 

Eres tú... Mírate... Me encanta lo que veo en ti y todo eso en lo que después de tanto que has pasado, llegaste a convertirte al fin...

Llevas todo lo que necesitas dentro, ¿Y sabes algo?: Mientras te tengas a ti misma no estarás del todo perdida... Ama y ámate así.

Comentarios

Anónimo dijo…
Eres preciosa y mia :) te amo...
Martuchis dijo…
Y yo a ti hermosa.