Ir al contenido principal

Reflexiones de Madrugada...

Me encanta despertar a esta hora, que para mi es el umbral entre el mundo real y el imaginario. En la oscuridad se ven las cosas más claras y aunque el día aún no inicia, en medio de tanto silencio puedes escuchar y hablar mucho mejor con Dios.

Esta mañana pongo una vez más mis miedos y todo lo que no puedo resolver en sus manos para que sea transformado.

Gracias por otro día.

Comentarios

Sergio dijo…
Bonita hora como dices, en la que prevalece el silencio, pero que pocas veces las disfruto yo, soy muy desvelado y por lo tanto me gusta levantarme más tarde.

Que Dios esté contigo y te escuche.

Un abrazo con amor