Ir al contenido principal

De Cartas y Peticiones Equivocadas


Hoy fui a tu casa después de tanto tiempo... La última vez que fui a buscarte fue en Veracruz, pero estuve ahí tan sólo un instante y aunque me acompañaste durante todo el camino, la verdad no hubo mucho tiempo para hablar.

Esta tarde fue diferente... Yo no tenía ningún plan, pero mis pasos me llevaron de manera inconsciente hasta a ti, y llegué hasta ese lugar en el que habitas, cuando el sol ya se había ido.
A diferencia de otras tantas veces en que he estado ahí, mi intención no era pedirte nada...

Sabes bien que desde hace tiempo estoy muy en paz, y no sé si será por eso, pero recordé todas y cada una de las veces en que he estado ahí porque necesitaba hablar contigo, pedirte algo o tranquilizar mi alma en esos días inciertos y grises en que sentía que no podía ya más.

Es increíble como cambian las circunstancias... Ya hace más de 7 años me enseñaste que las cosas que yo pido no siempre son lo mejor para mi, y es en tu tiempo -y no en el mío- cuando las respuestas llegan en forma que ni siquiera yo sabía que necesitaba.

Hace más de 9 años yo iba cada día a buscarte, y te pedía con desesperación que el único hombre que fue importante para mi regresara, que pudieramos estar ahí frente a ti y volver con el tiempo ya con una familia.

Tu respuesta llegó no mucho tiempo después, de una manera que ni yo imaginaba; materializada a través de una persona increíblemente especial de quien aprendí un montón de cosas que ni siquiera sabía sobre mi misma, y por quien realicé el mejor y más lejano viaje que he vivido hasta ahora.

Tiempo después volví hasta tu casa con el corazón roto... Y una vez más te pedí ayuda... En ese entonces necesitaba una señal para saber si estaba haciendo o no lo correcto; para tratar de entender porque razón mi camino no estaba junto al de esa persona con quien yo apostaba todo por estar en ese entonces.

Todo fue parte de un proceso; un camino que aún no estaba completo y en el que una vez más volviste a sorprenderme...

De nuevo me regalaste un encuentro -que aunque fue breve- me ayudó a sanar y a aprender lo que era amar otra vez a alguien de una manera sana y en completa libertad.

Esta noche en tu casa no pedí nada... Tan sólo te di las gracias porque al haber pasado por todo eso, me convertí en lo que soy ahora... De alguna manera me preparaste para algo mucho más grande y hermoso que forma parte de mi presente, para convertirme en una mejor versión de la que podría haber sido antes, y que entiendo es lo que tengo que ser para quien en este momento ha decidido compartir todo lo que la vida implica caminando junto a mi.

Dicen que tus planes siempre son mucho más grandes de lo que cada uno de nosotros imaginamos... Por eso hoy yo no te cuestiono si será mucho o poco tiempo... Si me quedaré en forma permanente en su vida... A diferencia de otras ocasiones y otros años, ni siquiera quiero preguntarte eso, porque finalmente aprendí que para amar sin miedo, la respuesta empieza en mi.

Tú me conoces bien, sabes que sigo siendo la misma, quizá sólo con más vivencias... Desconozco cuáles son tus planes, pero confío hasta en los días y las noches en que humanamente dudo (pues sigo siendo tan imperfecta), pero me fui de ahí tan en paz como llegué y con un profundo agradecimiento hacia tí, porque he sido una mujer muy afortunada...

Esta noche no te voy a pedir que esa persona nueva que has puesto en mi vida y en mi corazón se quede para siempre -pues eso sería demasiado pretencioso- y después de todo este camino recorrido, creo que el mensaje que me has dado es muy claro... Quieres que me dedique simplemente a disfrutar el instante presente, que confíe y me limite a vivir...

Gracias por ese maravilloso regalo y gracias por esa persona que en mi presente contribuye en gran medida a que hoy, en este momento, me sienta en paz y muy feliz.

Buenas noches... 

Comentarios

Nefer Munguia dijo…
Que bonito martuchis... eso deberia de hacer yo, aprender a disfrutar el presente y no temer al futuro ni vivir con los recuerdos del pasado...me haz inspirado, en serio

Saludos y cuídate mucho!

:D

Entradas más populares de este blog

La primer vuelta alrededor del sol.

Hoy, completaste la primer vuelta alrededor del sol... Después de más de 300 días con cada una de sus muy distintas noches, volvemos a encontrarnos en el punto donde mientras yo te escribía la primer carta, tu mamá pasó toda una madrugada esperando que llegaras aquí.
Para ti, era el inicio de un camino, para nosotros un lugar donde detener en forma momentánea la marcha para esperarte. Tu viaje había comenzado desde mucho antes, tus días se empezaron a contar a partir de una llamada y un pedazo de papel; que más allá de ser el pase de abordar hacia la vida, tú lo convertiste para muchos en una hermosa manera de mirar hacia el futuro.
De la última vez que te escribí, a hoy, han pasado muchas cosas en el mundo: Transbordadores espaciales que vuelven a la tierra (después de tanto tiempo de estar flotando en el espacio); un país que se cree "guardián del mundo", atrapó después de tanto tiempo a un villano que vivía en el desierto; para luego tirarlo al mar... Pero bueno, todas esas…

"Te Presento a Laura".

"La vida es todo eso que pasa mientras estamos preocupados por algo más". Fotos: Cine Premiere-Selva Pictures-Bazooka Films
“Te presento a Laura” es una de esas tantas películas mexicanas que debido al eterno problema de la distribución me había quedado con ganas de ver.
Después de poco más de 1 año en que ya había perdido la esperanza, la pude ver gracias una persona a quien quiero mucho y me dio mucha risa que ese día me dijo: “esa película es una sucursal de todas las cosas que te gustan”,y ahí  comprobé una vez más lo bien que me conoce porque ¡Tenía razón!
Desde antes de verla yo sabía ya que el guión era de Martha Higareda, y por esa razón tenía mis reservas respecto a emitir una opinión antes de verla, pero creo que si superó por mucho mis expectativas porque la película ¡me encantó!
“Te presento a Laura” es una historia que quizá a las personas que viven inmersas por completo en la realidad les podrá parecer rara, irreal, o hasta cursi y predecible (como la catalogaron l…

¿Nos Tomamos un Café?

Esta es la primera vez que termino de leer un libro y no sé ni cómo empezar a reseñarlo porque son muchas las cosas que tengo que decir acerca del mismo. Para empezar el chavo que lo escribió es alguien a quien admiro mucho; de quien lo más seguro es que siga hablando en el blog más adelante (como siempre lo hago con la poca gente que admiro); y pues bueno, aunque yo sabía ya de la existencia de este libro, y suponía que era bueno (viniendo deOdinno se puede esperar menos); la verdad es que todo lo que encontré entre sus páginas superó por mucho mis expectativas.
"¿Nos tomamos un café?", es precisamente eso, sentarte en un momento del día para leer textos que te hacen sentir como si realmente te los estuviera platicando Odín tomándote un café en un lugarcito bien tranquis,como muchos de esos tan padres que existen en el D.F.
Más que un libro que te cuenta una historia, es una especie de anecdotario en el que Odín platica como empezó a escribir, transcribe algunos de los poem…