Ir al contenido principal

En tu única Vida: ¿De qué no te quieres perder? - Día 001.


Hace ya casi dos semanas publiqué en este espacio un escrito de Odín Dupeyron titulado "En Tú Única Vida: ¿De Qué No Te Quieres Perder?, pero por falta de tiempo no he podido escribir mucho y tenía pendiente contarles la razón por la cual compartí ese escrito.

Quienes son asiduos visitantes a este blog, saben que Odín es un estupendo actor y ser humano a quien admiro y de quien en estos últimos años he hablado con bastante frecuencia dentro de Las Páginas Sueltas y de Colores. La frase que da título a este post, es parte de "22:22", una obra de teatro genial que tuve oportunidad de ver en el 2011 en la ciudad de México, y de la cual hablé AQUÍ en ese entonces.

Ese es el origen de la frase, y aunque la historia podría terminar ahí, jamás imaginé que continuaría casi tres años después cuando estando yo en la Terminal 2 de El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, mientras esperaba el vuelo de conexión que me llevaría a mi destino, me encontré con este libro que va un poco más allá de ser simplemente eso...

En cada post que he dedicado dentro de la sección "De Café y Letras", yo siempre digo que son los libros quienes muchas veces salen a nuestro encuentro, y en esa ocasión no fue la excepción, ya que yo decidí caminar por los pasillos del aeropuerto con la idea de comprar un libro que me ayudara a "matar" el tiempo durante la espera entre un vuelo y otro, así como durante el trayecto que fuera necesario para llegar a mi destino.

En esa ocasión disponía únicamente de una hora. Recuerdo que recorrí casi todas las tiendas que hay en esta Terminal del aeropuerto -y en especial las librerías- sin buscar o tener en mente nada en especial, pero también sin haber logrado que ninguno de los títulos o autores que había visto en los aparadores llamara siquiera mi atención.

Cuando llegué a la sucursal de la librería Gandhi, al dar la segunda vuelta por los estantes y ya ir en dirección hacia la salida sin haber elegido nada, muy cerca de la caja registradora vi un apartado donde se encontraban los libros de Odín Dupeyron que ya tengo, pero me llamó la atención la envoltura de uno que era desconocido para mi.

No lo dude ni un segundo, lo tomé y me dirigí a pagarlo. La chica que estaba ahí me hizo la observación de que no era precisamente un libro y me preguntó si aún así me lo quería llevar, a lo que sin dudar le respondí convencida que "Sí"...

Igual de contenta que un niño después de salir de la juguetería, no pude ver el contenido del libro hasta que estaba a bordo del avión que me llevaría con destino a Veracruz.

Cuando le quité el celofán y lo saqué del empaque, descubrí que se trataba de una especie de "agenda" como las que Odín ha estado publicando desde hace pocos años atrás, pero no se trataba de una agenda cualquiera... Es una especie de diario que contiene 190 páginas con una pregunta diaria relacionada con los sueños, las cosas que uno desea, etc. y que a la par de contestar él, ha dejado el espacio para que cada persona que adquiera cada uno de esos ejemplares, escriba dentro, sus propias respuestas.

La verdad la idea me ¡Fascinó!  y aunque ese "autoregalo" tan lindo no regresó conmigo (porque se quedó en Veracruz en manos de una persona a quien amo y a quien se lo regalé con la idea de que a pesar de que no me lo comparta, complete esas páginas en blanco con sus sueños); de regreso a casa y otra vez durante la escala del vuelo de conexión, apenas si tuve tiempo de volver a esa misma libería y comprar justo el último ejemplar que les quedaba, para realizar un experimento que compartiré a partir de aquí, con ustedes en mi blog.

La idea es llenar con mis propias ideas y sueños esas hojas que Odín ha publicado, porque me parece genial la posibilidad de materializar en letras todo lo que espero de la vida para no olvidarlo.

Dicen que para que los sueños se vuelvan realidad, tienes que visualizarlos y quizá para los lectores de este blog (que decidan acompañarme en esta aventura), sea también inspiración para comenzar a plasmar y trazar en suspiros y anhelos, el propio mapa de sus sueños, de todo eso que uno mismo se impone el limite para determinar si lo quiere o no lograr...

Yo prometo tratar de publicar un post relacionado con esto por lo menos una vez a la semana y pues este es el inicio... Les comparto aquí el inicio de esta maravillosa experiencia literaria, y espero que ustedes sueñen conmigo, suspiren, se diviertan y descubran todo eso tan valioso que la prisa cotidiana de repente nos hace dejar a un lado y todos llevamos en nuestro interior.  

"En Tú Única Vida: ¿De Qué No Te Quieres Perder?"... Día 001.


¿En qué te gustaría gastar un mes completo de sueldo? 
Nosotros: • En comprar una bici de bambú • En todo el equipo necesario para irme de campamento • En un fin de semana con mi hija y mi esposa comprándonos todo lo que nos guste, sin preocuparnos por las deudas...

YO:
-En volver a Veracruz para estar con DL.
-En una comida con toda mi familia en un buen restaurante.
-En meterme a una librería y gastarme todo en libros.
-En una salida "express" de la ciudad a un lugar cercano (como Mesilla o Nuevo México) con mi DL.
-En salir todo el fin de semana con mi madre (al teatro, a comer o a los centros comerciales).
-En regalarle una comida a uno o varios indigentes.
-En juguetes para mis sobrinos.
-Ponerlo en un sobre y dejarlo en casa de una familia en la periferia de forma anónima.
-¡En un viaje en el CHEPE! (Tren Chihuahua al Pacífico)

¿Y Tú?

Comentarios

Nefer Munguia dijo…
Oye, esta padre eso y vas a seguir publicando las demás páginas? :O

Yo quiero leer más :D

Saludos martuchis!!