Ir al contenido principal

De pensamientos y preocupaciones del pasado y futuro en el PRESENTE.


Desperté muy temprano... Tenía poco tiempo y disfruté los escasos minutos de silencio.
El sol aún no era severo... En las calles había autos, pero no el tráfico de los días hábiles, quizá era porque media ciudad dormía aún...

El camino largo, tantos minutos por delante, así como montones de pensamientos y el corazón desde hace tanto tiempo en otra parte (junto al mar), propiciaron que de alguna manera (me perdiera por las prisas) el regalo del amanecer, pero que en medio de ese trayecto tan largo pensara en hablar CONTIGO.

Hace mucho que no lo hacía... No es que me haya olvidado de TI, porque si te pienso, del mismo modo en que pienso en alguien que para mi fue tan importante y en el presente le sigo pensando (a pesar de que todo ha cambiado), y con un poco de nostalgia deseo de corazón que le vaya súper bien.

¿No te parece tan curioso como en un lapso de tiempo y en pleno movimiento el presente y el pasado pueden unirse como si fueran uno solo?
Comienzo a charlar contigo con la voz del pensamiento, y cada cosa que viene a mi cabeza la imagino como si estuviera escribiendo palabras y letras en lo transparente del aire.

Estos últimos días los he pasado preocupada, estresada... Ya sabes... Nada grave que no pueda resolverse, y me recrimino a mi misma porque toda esa tensión es sólo consecuencia de no "descansar" las preocupaciones en ti.

En el instante mismo en que pienso eso, mi alma se queda tranquila y las tensiones como por arte de magia se disipan... Comienzo a hablarte entonces de las cosas que no se relacionan con lo cotidiano... Lo primero que se me ocurre contarte, es que ayer, mientras restauraba las funciones de mi teléfono, encontré en el bloc de notas el borrador de un escrito donde tú y yo teníamos una conversación similar a esta; narrada en tercera persona y como si estuviese describiendo la historia de una pareja que terminó y por alguna razón después de un tiempo se reunieron para darse una tregua y hablar.

De alguna manera me haces saber que la idea es original y muy buena... Yo sonrío y prometo que si los minutos alcanzan al final del día, tal vez la termine de escribir para compartirla en el blog.... Esta vez no dices nada, pero el silencio y la voz de mis propios pensamientos, me recriminan; me hacen saber que de alguna manera y con firmeza intentas hacerme entender que trabajar para pagar mis cuentas no debe hacerme olvidar el trabajo que de verdad se me ha encomendado aquí.

Casi llego a mi destino, pero en el trayecto hago una pequeña escala para marcar y darle los buenos días a quien vive ahora en mi alma y mis pensamientos... La vida real y sus problemas no se dan por vencido tan fácil y bombardean mi mente con la idea de que estoy aquí ahora, pero mi corazón se muere de ganas por empezar de cero en otro lado junto a esa persona, pero el miedo a lo incierto y a retroceder en lugar de avanzar me desconciertan y me dejan sin saber que hacer... Una vez más, respiro... Me tranquilizas y casi como si apoyaras tus manos sobre mis hombros mientras recorro sobre dos ruedas la ciudad, me pides que CONFÍE en TI.



Las horas y el día se evaporan como espejismo en esta ciudad desierta... Al llegar a casa la persona que amo me canta al teléfono y me olvido del mundo... Empiezo a escribir, no de lo que tenía planeado, y la ternura con que me distrae y me aborda mi gato, me lleva a comprobar una vez más que todos los seres vivos y "sintientes" somo el reflejo exacto de todo aquello que nos dan...

Por hoy mi cuerpo está cansado, los ojos se me cierran, pero antes de ir a dormir busco una imagen para ilustrar mis palabras, pero tal como sucede otras veces, no consigo ninguna fotografía que logre describir el atardecer en el camino a casa tal y como yo lo vi y lo percibí...

No le doy mayor importancia... Reviso todo cuanto he descrito y a pesar de lo incierto agradezco por el regalo de este presente por el que mis pies transitan sin echar raíces, y vuelvo a recordar que te debo el final de una historia; pero hoy no, es muy tarde, estoy cansada, pero no lo suficiente como para no dar las gracias... Mañana será otro día mejor.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La primer vuelta alrededor del sol.

Hoy, completaste la primer vuelta alrededor del sol... Después de más de 300 días con cada una de sus muy distintas noches, volvemos a encontrarnos en el punto donde mientras yo te escribía la primer carta, tu mamá pasó toda una madrugada esperando que llegaras aquí.
Para ti, era el inicio de un camino, para nosotros un lugar donde detener en forma momentánea la marcha para esperarte. Tu viaje había comenzado desde mucho antes, tus días se empezaron a contar a partir de una llamada y un pedazo de papel; que más allá de ser el pase de abordar hacia la vida, tú lo convertiste para muchos en una hermosa manera de mirar hacia el futuro.
De la última vez que te escribí, a hoy, han pasado muchas cosas en el mundo: Transbordadores espaciales que vuelven a la tierra (después de tanto tiempo de estar flotando en el espacio); un país que se cree "guardián del mundo", atrapó después de tanto tiempo a un villano que vivía en el desierto; para luego tirarlo al mar... Pero bueno, todas esas…

"Te Presento a Laura".

"La vida es todo eso que pasa mientras estamos preocupados por algo más". Fotos: Cine Premiere-Selva Pictures-Bazooka Films
“Te presento a Laura” es una de esas tantas películas mexicanas que debido al eterno problema de la distribución me había quedado con ganas de ver.
Después de poco más de 1 año en que ya había perdido la esperanza, la pude ver gracias una persona a quien quiero mucho y me dio mucha risa que ese día me dijo: “esa película es una sucursal de todas las cosas que te gustan”,y ahí  comprobé una vez más lo bien que me conoce porque ¡Tenía razón!
Desde antes de verla yo sabía ya que el guión era de Martha Higareda, y por esa razón tenía mis reservas respecto a emitir una opinión antes de verla, pero creo que si superó por mucho mis expectativas porque la película ¡me encantó!
“Te presento a Laura” es una historia que quizá a las personas que viven inmersas por completo en la realidad les podrá parecer rara, irreal, o hasta cursi y predecible (como la catalogaron l…

¿Nos Tomamos un Café?

Esta es la primera vez que termino de leer un libro y no sé ni cómo empezar a reseñarlo porque son muchas las cosas que tengo que decir acerca del mismo. Para empezar el chavo que lo escribió es alguien a quien admiro mucho; de quien lo más seguro es que siga hablando en el blog más adelante (como siempre lo hago con la poca gente que admiro); y pues bueno, aunque yo sabía ya de la existencia de este libro, y suponía que era bueno (viniendo deOdinno se puede esperar menos); la verdad es que todo lo que encontré entre sus páginas superó por mucho mis expectativas.
"¿Nos tomamos un café?", es precisamente eso, sentarte en un momento del día para leer textos que te hacen sentir como si realmente te los estuviera platicando Odín tomándote un café en un lugarcito bien tranquis,como muchos de esos tan padres que existen en el D.F.
Más que un libro que te cuenta una historia, es una especie de anecdotario en el que Odín platica como empezó a escribir, transcribe algunos de los poem…